Hoy, hablaremos de compartir soluciones para sobreponerte y superar tus limitaciones que tu mismo te has impuesto.

Les contaré un cuento…

“Erase una vez un príncipe apuesto al cual una bruja había maldecido convirtiéndolo en un sapo horrible.

Años después, una bellísima princesa encontró en un estanque al sapo y le dió un beso. El horrible sapo se convirtió de nuevo en el apuesto príncipe y vivieron felices para siempre”.

Para muchos esta es simplemente el cuento del “Principe Sapo”, pero para mi es una alegoría de cómo la mayoría de hombres viven sus vidas.

Tu lo puedes ver, la mayoría de las personas viven sus vidas en base a las percepciones que otros se han formado de ellas desde el momento en que nacieron. Del mismo modo que la bruja malvada apunta con su dedo y le dice al príncipe, “Eres un sapo horrible”, de ese mismo modo la sociedad te dice lo que “debes” convertirte.

1.- Tu mamá te dice, “Esta bien hijito, no hay problema que seas un chico tímido”.

2.- Nuestros parientes quieren que seamos ingenieros, contadores o abogados.

3.- Nuestros padres nos tiran la pelota y quieren que seamos los atletas que ellos nunca fueron. Cuando fracasamos, nos llaman “cobardes” o “maricas”.

4.- Nuestras madres quieren que seamos “buena gente” con las mujeres que no coqueteemos con ellas.

Si te fijas, la sociedad siempre está asignándonos el rol estereotipado de lo que tenemos que ser en la vida, “el chico listo”, “el músico”, “el nerdo”, etc.

También nos brinda información errónea sobre lo que “debemos” y “no debemos” hacer, tales como coquetear o hablar con extraños.

Esto esta malo, porque tan pronto como aceptamos este rol, nuestro cerebro se mete en una prisión. La ley de la consistencia comenzará a ejercer su poder sobre nosotros y al final nos sentiremos obligados a actuar de la manera en que la sociedad quiere que actuemos.

Por ejemplo, si la gente te ha catalogado a ti como un “hombre tímido” entonces tu EVITARÁS conocer gente tan solo para ser “consistente” con tu propia imagen de ti mismo. Y este es el caso de muchos de mis lectores.

Si a ti te han catalogado como un “chico bueno” entonces tu actuarás de una manera tal que da la impresión que no estás interesado en las mujeres.

Si a ti te han llamado “cobarde”, es muy probable que en un partido de futbol seas de lo que les pase la bola a otros de tu equipo en lugar de buscar hacer el gol tu mismo. Tu confías en tus compañeros de equipo para “cubrirte” porque piensas que eres el perdedor de tu equipo.

Si te han llamado “genio de las matemáticas”, te enfocarás solamente en las matemáticas a fin de ser consistente con la imagen que tienen de ti. Incluso te negarás a destacar en otras materias o en los deportes con tal de seguir siendo el “genio de las matemáticas”.

Si te conocen por ser un “hombre buena gente”, entonces seguirás siendo buena gente a fin de proteger esa imagen que se han formado de ti. Por lo tanto, permitirás que las mujeres te pasen encima, se aprovechen y te engañen con tal de mantener tu imagen de buena gente que las mujeres te han dado.

Tal y como lo puedes ver, estos roles que la sociedad nos pone puede convertirse en serios obstáculos para progresar personalmente en nuestras vidas. De hecho, el típico hombre se limitará a ser quien es por 10 años solo porque alguien le dijo lo que tenía que ser cuando era un niño de 10 años.

Es por eso que tienes que tener cuidado y JAMAS PERMITIR que los demás definan lo que eres. Los demás siempre, siempre y siempre van a querer asignarte roles segun su propia visión ciega de lo que tienes que ser. Tan pronto como aceptes ese rol, te estancarás por mucho tiempo en tu vida.

Tu poder, tu carisma y tu personalidad estarán limitados por el rol que tu hayas aceptado seguir según la visión limitada de los demás. Por ejemplo, como chico tímido siempre tendrás que ser tímido. Como genio de las matemáticas siempre tendrás que ser bueno con los números, como hombre buena gente siempre tendrás miedo de no ser buena gente con las mujeres porque penserás que podrías perder tu oportunidad con ella, o que te van a ver como un patán y un bueno para nada. Como soltero sin remedio siempre estarás evitando entrar en una relación porque no quieres quitarte esa máscara de que “no necesitas a nadie”.

Prométeme una cosa. Desde ahora en adelante, sé responsable por tu propia identidad. Define tu propia imagen. De hecho, ten varias imágenes como si se tratase de personalidades múltiples, es mejor así. Simplemente no te conviertas en el profesor o en el abogado que tu mamá te dijo que fueras. No sigas siendo el mismo tipo que la gente ya conoce. Manténte trabajando en convertirte el hombre que tu quieres ser

Así que aquí tienes algunos consejos para empezar:

1.- Date cuenta que aquello que tenía sentido hace 10 años ya no lo tiene ahora. Por ejemplo, aún cuando era malo para ti hablar con extraños y pensar en mujeres cuando tenías 10 años, eso no quiere decir que sea malo ahora.

2.- Siempre me preguntan, “No pensará la gente que estoy actuando extraño si de repente cambio?”. La respuesta es “no”. Es como con el extranjero que piensa que la gente lo va a ver raro si deja su acento. Eso no es cierto para nada. La gente solo va a pensar que finalmente aprendió a hablar bien. Recuerda esto: A nadie le importa tu éxito o tu fracaso, solo a ti

3.- Tal y como lo he dicho en ocasiones anteriores, tu situación actual es resultado de tus acciones en el pasado. Pero un día tu presente se convertirá en tu pasado y tu futuro se convertirá en tu presente, lo que quiere decir que cualquier cosa que hagas ahora tendrá un gran impacto de aquí a 5 meses o en 5 años. Si tu trabajas en tus habilidades sociales ahora, serás más sociable en 5 meses, punto.

4.- Dedíca tu tiempo a algunos pasatiempos y aprende nuevas habilidades.

5.- Trata de hacer cosas que normalmente no harías. Se aventurero – esto expandirá tu auto-imagen rápidamente.

6.- Una buena manera para dejar atrás tu pasado es hacer cambios en tu aspecto físico. Recuerda: no estás cambiando lo que eres. Tan solo estás cambiando la manera en que quieres que el mundo te vea (Control = Responsabilidad, recuerda eso!)

7.- Identifica tus puntos ciegos. Si no eres bueno para abordar mujeres, admítelo y comienza a abordar mujeres. Si eres un soltero empedernido, sal de tu cascarón y conoce nuevas personas. Tu no puedes ser diferente si sigues haciendo las mismas cosas de siempre. Para obtener resultados diferentes en tu vida tienes que hacer cosas diferentes y nuevas. Si necesitas más ayuda lee mi Manual Seduce Mujeres.

8.- Haz amigos con aquellas personas que tienen las cualidades que tu estás buscando tener (humor, aventurero, etc.) Si la sociedad va a influir en ti, al menos haz que trabaje en tu favor. Rodéate de personas que van a contribuir a mejorar tu identidad e imagen de ti mismo. Si eres un genio de las computadoras sin vida social, entonces sal con personas que tienen vidas sociales activas.

9.- Persigue tus sueños y ambiciones. Ve tras esas cosas que REALMENTE quieres para tu vida.

10.- Redefine tu concepto de “ser tu mismo”. Después de leer esta conferencia deberías de haberte dado cuenta que la gran mayoría de personas no están “siendo ellas misma” cuando dicen que lo son. Todo lo que están haciendo es permitir que otros controlen sus vidas.

Recuerda de nuevo: Control = Responsabilidad. Entre más poder de control tienes sobre tu vida, más responsabilidade tendrás que tener sobre tu vida. No seas el timpo “común, mediocre y corriente” como la gente te conoce. Deja de fantasear que vas a tener mujeres bellas a tu lado mientras continuas siendo un tipo mediocre. ¿Quieres cambios en tu vida? Comienza a hacer que las cosas realmente pasen en tu vida. El poder lo tienes en tus manos. Úsalo!

Este concepto también aplica a otras áreas de tu vida como los estudios o tu trabajo. Así que vamos adelante y reinventa cada área de tu vida. No me importa en qué área de tu vida quieras aplicar este concepto – solo quiero que salgas de tu conformismo y te conviertas en el hombre que quieres ser.

Qué les sirva esto pues y a trabajar!

Loading...