Cada hombre se imagina a si mismo capaz de tener sexo por horas. Tener control total de la eyaculación. Ser una máquina para hacer el amor. Desafortunadamente, para la mayoría, esto es pura fantasía. Una ilusión, un engaño.

Las buenas nuevas es que tu puedes adquirir control eyaculatorio casi-total. Pero, requiere práctica. Abajo, hemos provisto con unas cuantas técnicas que puedes usar para comenzar a controlar tus orgasmos. Domina estas técnicas simples que siguen a continuación y podrás durar tanto como quieras mientras tengas relaciones sexuales.

Encontrando el Punto de No Retorno

Aprender a controlar tus orgasmos comienza con saber cuándo vas a eyacular. Necesitas ser conocer tu propio Punto de No Retorno (PNR). Cuando tengas sexo, tu PNR es el momento en que tu orgasmo es inevitable. No podrías detenerlo aunque tu vida dependiera de ello. Comencemos con un ejercicio rápido para identificar tu PNR personal.

Ejercicio 1: Identifica tu PNR personal y los Niveles de Excitación

Haz este ejercicio cuando estes sólo. Si es posible, no uses ningún tipo de material para excitarte (tales como películas o revistas). Si lo haces, te distraerá y harás este proceso menos efectivo. Durante el ejercicio, es crítico que te enfoques completamente en cada sensación que recorre tu cuerpo.

Instrucciones

1.- Tu pene debe de estar flácido. Ponlo erecto. Mantén los movimientos con tu mano hasta que este duro. Cierra tus ojos y siente cada sensación.

2.- Tu nivel de excitación poco a poco incrementará. Toma nota de cada nivel. Asigna un número a cada nivel de excitación a medida aumente. Gradualmente alcanzarás tu PNR. Por ejemplo, cuando comienzas a estimularte, podrías estar en el nivel 1. Después de un par de minutos, podrías estar en el nivel 3.

3.- Tómate tu tiempo y evita apresurarte. Cada vez que tu nivel de excitación se mueva cerca del PNR, mantén ese nivel por 2 minutos. Continua enfocándote en cada sensación que sientes.

4.- Piensa por qué tu nivel de excitación está aumentando. ¿Es por la forma en que agarras ahora tu pene? ¿Espor el ritmo de la estimulación? ¿Estás pensando en algo que es particularmente excitante para ti? Tienes que tener plena conciencia y estar despierto para identificar el por qué de cada uno de tus niveles de excitación.

5.- Una vez tu nivel de excitación alcance el nivel 9, enfoca toda tu atención en las sensaciones que sientes. Estás cerca de tu PNR. Deberías sentir como el semen comienza a concentrarse una gran cantidad de presión dentro de tu pene. Mantén esa presión reprimida y concéntrate.

6.- Haz un alto. Respira profundamente. Cada célula de tu cuerpo pide a gritos que te liberes para que goces del orgasmo. No lo hagas. En lugar de eso, haz un alto y enfócate en la sensación de estar cerca de tu PNR. Esta es la clave para descubrir tu PNR. Tienes que identificarlo y controlarlo.

7.- El ejercicio acabó. Es hora de recompensarte. Crúzate tu PNR y disfruta.

Ahora que sabes dónde se encuentra tu PNR. Este ejercicio es el primero, un paso crítico para auto-enseñarte a controlar tus orgasmos. Naveguemos entonces a las técnicas.

Controla Tu Respiración

El control de tu respiración es una de las técnicas más poderosas, aún así desestimada, para retrasar tus orgasmos. Te mostraremos cómo desarrollar este control.

La mayoría de personas no saben como respirar apropiadamente. Hagamos un pequeño test para saber si tu sabes cómo.

Primero, coloca tu mano en tu estómago. Respira profundamente. Si notas que tu estómago se expandre, estás respirando apropiadamente. Si tu pecho se expande o tus hombres se levantan, estáns haciendo algo mal. Practica respirar hasta que lo hagas correctamente. Esto impactará en las técnicas que describiremos más adelante para ti.

Cuando tengas una ereccion y tu nivel de excitación alcance un 8, respira profundamente y mantén la respiración. Deberás sentir que tu necesidad por eyacular disminuye así. Haz otras cuantas respiraciones profundas mientras tu nivel de excitación regresa a 5.

Nota: Tan solo mantén tu respiración por unos pocos segundos. No puedes aprender a controlar tu respiración si estás tendido muerto en el piso.

Cuando combines el control de la respiración con las técnicas más abajo, descubrirás que es mucho más fácil retrasar el orgasmo mientras tienes relaciones sexuales.

El Método de Parar en Seco

Esta técnica es exactamente como suena. Cuando tienes relaciones sexuales (o te masturbas), sé conciente de cuán cerca estás de acabar, es decir, más cerca de tu PNR. Justo antes que cruces esa línea, detén todo lo que estés haciendo. Respira profundamente un par de veces. Evita cualquier cosa que pueda estimular tu pene por 30 o 60 segundos.

Notarás que tu nivel de excitación declinará un tanto. Una vez lo consigas, puedes continuar donde te habías quedado.

Si tienes sexo con una mujer, debes estar conciente que parar en medio del pleno acto te hará ver como un idiota (o peor, evitarás que ella sienta placer). Puedes evitar ambos escenarios. Tan solo toma un poco de planeación y pensamiento rápido de tu parte.

Te daremos un par de ejemplos.

Ejemplo 1: Tu compañera te chupa el pene: Te gusta como se siente, pero ya te estás acercando con prisa a tu PNR y no has tenido siquiera penetración todavía. Aquí hay unas cuantas maneras de implementar el Método de Parar en Seco…

Instrucciones:

1.- Dí, “Esto se sienta tan bien, pero quiero esperar antes de acabar. Dame unos segundos para tomar aliento, sí?” La mayoría de mujeres estarán felices de ayudarte a controlar tu orgasmo. Especialmente si esto significa que acabarás durante el acto sexual.

2.- “Me harás explotar si sigues haciendo esto! Mejor ven aquí y bésame”. Pasa el siguiente minuto besando a tu compañera. Encenderás a tu compañera aún más y ganarás algo de tiempo para bajar tu nivel de excitación. Después de un minuto, puedes gentilmente dirigir a tu pareja para que vuelva al trabajo con tu pene.

3.- “Es mi turno! Me muero por ir ahí abajo contigo!” Tu pareja recibe placer. Consigues el tiempo que necesitas. Y confía en nosotros, tu pareja no pondrá objeción a tu propuesta.

Ejemplo 2: Tu y tu pareja están en el acto sexual: Tu PNR se acerca con prisa. El orgasmo es inminente. Tienes que usar el Método de Parar en Seco o de otro modo vas a eyacular en cualquier momento. Aquí tienes algunas ideas…

Instrucciones

1.- Dí, “Baby, tu cosita rica se siente increíble envolviendo mi pene. Pero quiero retrasar mi orgasmo por unos minutos más!” Luego, deténte y saca tu pene. Tómate unos 30 a 60 segundos para respirar. Puedes parar también sin salirte, pero solo si tu compañera está excitada, ella seguirá moviéndose, haciendo que te pases de tu PNR.

2.- Por cierto, si tu pareja está gimiendo y gritando, “Ya me voy a venir, estoy que me CORRO!” no uses el Método de Parar en Seco. Haz que ella tenga su orgasmo y trata de progamar el tuyo para que suceda simultáneamente.

3.- Si has tenido sexo en la misma posición, cámbiala. Te hará ganar alto de tiempo para bajar tu nivel de excitación.

4.- Saca tu pene de su vagina. Dí, “Tienes una vagina maravillosa. No puedo con tanto placer!” Tomate unos cuantos respiros y dale sexo oral a ella. Esto te comprará unos minutos que necesitas para mantejer tu eyaculación bajo control. Además, tu pareja tendrá el mejor momento de su vida!

5.- Saca tu pene y comienza a frotar su clítoris con la cabeza del pene. De arriba a abajo, una y otra vez. Usa movimientos circulares, golpecitos tiernos y juguetones sobre su clítoris. Mientras sonríes pícaro, dí, “Me gusta como se siente tu vagina, baby. Pero, cuando se porta tan sexy, tengo que castigarla un poco”. Esto puede ser divertido y estimulante mientras te da un pequeño descanso para retrasar tu orgasmo.

Tan solo usa tu imaginación cuando apliques el Método de Parar en Seco. No hay necesidad para detenerte ahí como un idiota mientras respiras profundamente. Sé creativo y juguetón. Haz de esto algo divertido y placentero para tu compañera. Ella estará más que feliz de ayudarte.

Control de Respiración + Parar en Seco

Ahora, vamos a combinar la técnica de Control de Respiración y el Método de Parar en Seco. Estas dos combinadas brindan un poderoso resultado (el cual estarás por ver).

Ejercicio 2: Control de Respiración y Método de Parar en Seco

Instrucciones:

1.- Comienza esta ejercicio mientras tu pene está flácido. Comienza a estimularlo hasta alcanzar la erección. Cierra tus ojos (tal y como en el ejercicio No. 1 arriba) y siente las sensaciones que te produce la estimulación.

2.- Cada vez que te estimules, tu nivel de excitación aumentará. Cada nivel que alcances, sé conciente de la diferencia. Asígnale un número a cada nivel. Al inicio, podrás estar en el nivel 1. Luego, en el nivel 2. Pronto, en el nivel 5 justo a la vuelta de la esquina. El nivel 10 es tu Punto de No Retorno (PNR).

3.- Cada vez que te muevas de un nivel de excitación al siguiente, mantén ese nivel por dos minutos. Esto te entrenará para controlar tu excitación y te dará tiempo para sentir las sensaciones en cada nivel.

4.- Piensa acerca del estimulo que esta causando que tu nivel de excitación aumente. ¿Es la forma en que agarras tu pene? ¿Es el ritmo con que te estimulas? ¿Son los pensamientos que te estimulan? Una de las claves para controlar cuán rápido progresas en cada nivel de excitación hacia el siguiente es estar por completo conciente de qué es lo que te estimula

Nota importante: Tómate tu tiempo. Si te apresuaras y no matienes el control, pasarás de tu PNR y eyacularás. Si lo haces, podrías disfrutar por algunos segundos, pero el ejercicio habría sido un desperdicio.

5.- Una vez alcances el nivel 6 de tu excitación, es hora de aplicar el Méto de Parar en Seco

6.- Relaja la forma en que sujetas tu pene y respira profundamente. Mantén la respiración por 3 segundos. Despacio exhala, relajándote mientras lo haces. Notarás que tu nivel de excitación disminuye. Enfócate en lo que estás sintiendo mientras inhalas, mantén tu respiración y vuelve a exhalar. Retoma donde dejaste de estimularte.

Haz lo mismo una vez alcances los niveles 7, 8 y 9 en tu escala de excitación.

7.- Lléva la intensidad hasta el extremo en cada ocasión. Es como estar al borde de un precipicio. Ve tan cerca como puedas sin caerte al abismo. Finalmente, libera tu orgasmo y disfrútalo. Te lo mereces.

Exprímelo

La técnica de Exprimir es sencilla. Aquí tienes cómo funciona. Mientras te acercas a tu PNR, tan solo exprimes tu pene, o mejor dicho lo apretas con fuerza. Pero lo haces además aplicando la técnica de Control de la Respiración y el Método de Parar en Seco…

Instrucciones:

1.- Mientras tienes relaciones sexuales, tan pronto como te acerques a tu PNR. Justa antes de cruzar la línea, deténte y retira tu pene. Respira profundamente por unas cuantas veces. Mientras respiras de ese modo, usa tus dedos pulgar e índice para presionar con fuerza justo debajo de la cabeza de tu pene. Una vez notes que tu nivel de excitación baja, puedes continuar con el acto sexual.

2.- También puedes escoger presionar la base de tu pene en lugar de justo debajo de la cabeza. Prueba distintas formas de combinar tus dedos para hacer presión y al final usa cualquiera que para ti sea la forma más efectiva de bajar el nivel de excitación.

Alternativamente, puedes presionar la base de tu pene sin sacarlo. Tan solo déja de moverte, respira hondo y presiona mientras la necesidad de eyacular desaparece.

Cambia tu Enfoque

Aunque el sexo es más que nada un acto físico, tu mente juega un rol importante en mantener el control de la eyaculación. Algunos dirán que el cerebro es el órgano sexual más potente. Tal vez estés de acuerdo con esa declaración después de leer lo que sigue.

El objetivo de cambiar tu enfoque involucra concentrarte en las sensaciones más que en las cosas que te llevan a un eventual orgasmo. Esto no quiere decir pensar en las estadísticas de tu equipo de fútbol favorito. Más bien lo que buscas es estár por completo inmerso en el acto sexual. Pero, nada más que guiando tu concentración.

1.- Cambia tu Enfoque Hacia una Meta Diferente

La mayoría de los hombres solo busca eyacular. Su objetivo es ese y en eso es en lo que se enfocan. Así que su experiencia sexual por completo se basa en su orgasmo. No es de extrañar entonces que la mayoría de los hombres duren menos de tres minutos cuando ya están eyaculando!

En lugar de eso, cambia tu enfoque. En vez de pensar en el orgasmo, enfócate en tu pareja. Concéntrate en cómo huele tu compañera y el sabor de su piel. Piensa en cómo su piel se siente en cada parte de su cuerpo. Tu mente estará así distraída de eyacular. Además que podrás disfrutar la experiencia sexual mientras retrasas tu orgasmo.

2.- Cambia Tu Enfoque Hacia una Parte Diferente de tu Cuerpo

Es natural pensar en tu pene mientras tienes sexo. Ahí es donde se concentra la mayor parte de la estimulación que estás expirementando. Es ahí donde las sensaciones son más poderoas. Pero, si tu enfocas tu atención en tu pene, es muy probable que eyacules demasiado temprano.

Cuando tu nivel de excitación pase de 7, cambia tu atención de tu pene hacia otras partes de tu cuerpo. Por ejemplo, deja que tu mente explore cómo se siente tus pies, tus piernas, tu trasero, tu estómago o tus hombres durante el acto sexual. Al trasladar tu atención lejos de tu pene, prolongarás el control de tu eyaculación.

3.- Cambia el Enfoque En Tu Pareja

Cada hombre tiene sus propios botones calientes que lo pueden llevar hasta el límite sexualmente. Por ejemplo, algunos pueden durar por un rato mientras ven el rostro de su pareja mientras alcanzan el orgasmo. Una vez miran la el rostro de su compañera, pierden por completo control de su eyaculación. Otros se estimulan mientras ven los senos de su pareja moviéndose de aquí para acá con cada arremetida. Esto los hace pasarse de su PNR.

Necesitas aprender qué hay en tu pareja que hace que te pases de tu PNR. Una vez identifiques estas cosas, puedes cambiar tu atención hacia otros elementos de tu pareja. Por ejemplo, si tienes relaciones sexuales por detrás de tu pareja y la vista de sus senos colgando te hace eyacular, no mires a sus senos. Concéntrate en su espalda o cuello. Enfócate en la porción del cuerpo de tu pareja que te permita estar sumergido en el momento sexual sin acelerar tu orgasmo.

Algunos se enfocan en las acciones de la bolsa de valores o en las estadísticas de su deporte favorito. Esto está mal porque tiende a alejar tu mente de la experiencia sexual. Tu cerebro es el órgano sexual más potente. Tienes que hacerlo participar! Enfócate en tu pareja y en las cosas que te gustan de ella. Podría tratarse de algún aspecto físico, emocional, espiritual o cualquier otra cosa respecto a ella. Nada más evita aquellas áreas que hagan que pierdas el control de tu eyaculación.

Manteniendo el Control de la Eyaculación

Ya cubrimos varias técnicas que puedes usar para controlar tus orgasmos. Si pones en práctica estas técnicas, ya no necesitarás jamás limitarte a tres minutos de sexo que la mayoría de hombres tienen. Ahora estarás mentalmente en control de tus eyaculaciones y durarás tanto como desees. Tu y tu compañera podrán experimentar el placer sexual que la mayoría de parejas nada más sueñan con gozar algún día.

AHORA Aprende los Ejercicios Para Alargar y Engrosar Tu Pene con el Manual Seduce Mujeres
¡HAZ CLICK AQUI MISMO!

Loading...