Brokeback Mountain es una película que sirve como evidencia acerca de la existencia de una Élite Financiera oscura que pretende instaurar la homosexualidad como medio para destruir el matrimonio heterosexual y a la familia.

Aparte de los auto-atentados del 11 de Septiembre, nada mejor demuestra la subversión de la Élite Financiera como su intento de hacer que nos comportemos como homosexuales.

Hasta 1973, la homosexualidad fue reconocida por lo que es, un desorden del desarrollo. Luego, de la noche a la mañana fue redefinida como una “elección de estilo de vida”, uno el cual el gobierno, las escuelas y los medios activamente promueven.

En el ejército, los soldados ahora tienen que dormir cercano a hombres gays abiertamente declarados. Esto es como dejar que hombres hambrientos de sexo cohabiten con mujeres jóvenes. No, esto no afectará la capacidad militar, dicen. Y, como admitió Joe Biden, el siguiente paso es universalizar el “matrimonio gay”.

Gracias al feminismo, el cual es en esencia lo mismo que el lesbianismo, el día está acercándose rápidamente en que los heterosexuales pierdan interés en el sexo opuesto. Ellos decidirán que el sexo opuesto no tiene nada que ofrecer en términos de amor, matrimonio y familia. El nuevo modelo familiar será de padres solteros u homosexuales criando los productos de una noche de sexo casual o de clínicas de donantes de esperma.

El objetivo de la Élite Financiera es redefinir y manipular a los seres humanos robándose nuestra identidad familiar (esposo, esposa, hermana, hermano, padre, hijo, madre, hija). El Manifiesto Comunista de la Élite Financiera (1,848) promueve la destrucción de la familia como uno de sus metas. Los traidores comunistas están en el poder.

BROKEBACK MOUNTAIN

La película “Brokeback Mountain” (2006) fue parte de esta campaña subversiva para normalizar la homosexualidad. A lo largo de la historia, los enemigos de la sociedad han usado el “arte”, la “tolerancia”, el “progreso”, lo “cool” y “chic” para engañar a la gente para que se comporte de forma auto-destructiva.

La propaganda efectiva mezcla la verdad con el engaño. Brokeback Mountain reconoce que el amor gay tiene a menudo consecuencias trágicas. Al final, Ennis Del Mar es una figura patética viviendo solo en un remolque dilapidado. Él atesora artículos de ropa que alguna vez pertenecieron a tu amante, Jack Twist, quien murió en una supuesta paliza a gays.

El engaño radica en la presunción de la película de que es normal y natural que los hombres se gratifiquen con actos homosexuales. Estos hombres no parecen o actúan como gays y como vaqueros, se desenvuelven en actividades masculinas. Los actores no son gay.

“Yo no soy maricón”, dice uno. “Yo tampoco”, responde el otro. Entonces se arropan juntos. La implicación de esta película es que todos los hombres viven negando su homosexualidad.

En realidad, los hombres y mujeres saludables naturalmente encontrarán repugnante el sexo homosexual, un hecho que la película tácitamente reconoce al tener la misericordia de retratar un poco de esta realidad. La imagen de la homosexualidad es desinfectada y hecha parecer igual a la heterosexualidad. De hecho, una relación monógama de largo plazo como esta es excepcional.

Por ejemplo, en Holanda, las relaciones homosexuales entre hombres duran, en promedio, 1.5 años y los hombres homosexuales tienen en promedio ocho parejas al año fuera de sus supuestas relaciones de “compromiso”. No importa cuánto se esfuercen los medios de comunicación de propaganda de la Élite Financiera para enmascarar esta situación, la mayoría de los gay lo que desean es tener sexo y no casarse.

Estos dos vaqueros no son los típicos homosexuales y ciertamente no son heterosexuales normales. Si escuchas con cuidado, escucharás a ambos mencionar que se apartaron de sus padres biológicos a temprana edad.

Los padres de Ennis murieron en un accidente automovilístico mientras que el padre de Jack se alejó de él. Los homosexuales típicos están tratando de compensar esta pérdida. Otra causa es el abuso sexual a temprana edad. Una pequeña minoría han “nacido así” debido a un desbalance de testosterona durante la gestación.

A pesar del hecho de que la homosexualidad es usualmente el resultado de la pérdida del padre o del abuso sexual, la Élite Financiera está endilgando mediante el engaño esta discapacidad a la sociedad.

Están usando la gastadísima técnica de hacer sentir culpable a la sociedad, del mismo modo que usaron el mote de “minorías oprimidas” para sus fines subversivos. En la actualidad acusan a sitios como este de “intolerantes” y de fanatismo. Me desagradan los homosexuales porque yo no quiero convertirme en uno.

Los “derechos de los homosexuales” disfrazan un ataque solapado contra los heterosexuales. Aún así, la gran mayoría de los heterosexuales son inconscientes de esto.

TRAICIÓN A LA FAMILIA

En la película, existe una fantástica escena cuando Alma accidentalmente ve a su esposo apasionadamente besando a Jack Twist (interpretado por Jack Gyllenhaal). Ella tiene dos hijas y esta es su primera vez que se da cuenta que su esposo es gay. En su rostro puedes ver que su vida se le desmorona. Después de tolerar este romance a larga distancia por unos cuantos años, ella finalmente se divorcia.

El matrimonio de Jack con Laureen es también otro fiasco destinado al divorcio. Me disgusta repetir lo mismo, pero es que estoy hasta aquí de la tóxica propaganda de los medios que insultan a la familia y consideran a la homosexualidad como algo “cool”.

La heterosexualidad es mucho más que la atracción por el sexo opuesto. Se trata de la reproducción, monogamia (matrimonio) y crianza de los hijos. Así es como la mayoría de nosotros nos desarrollamos y encontramos plenitud en la vida. Obviamente, este proceso natural es además esencial para la salud de la sociedad.

Nuestra cultura milita en contra del matrimonio y familias saludables. Los hombres ya no aprenden más que la masculinidad involucra la manutención y crianza de una familia. Las mujeres de hoy en día pierden sus años más fértiles en la universidad aprendiendo a temer y competir con los hombres. Los medios de comunicación las motiva a convertirse en prostitutas y experimentar con el lesbianismo.

La homosexualidad es un desorden, un trastorno del desarrollo normal que resulta en un fracaso para formar de manera permanente un vínculo con una persona del sexo opuesto. Esto se ha convertido en una aflicción social en tiempos donde las estadísticas de divorcio se disparan y las tasas de natalidad disminuyen.

Generalmente hablando, la homosexualidad se caracteriza por una creencia en el sexo en sí y en una fijación en el atractivo físico “sex appeal” como criterio principal de valía personal. ¿Acaso no hemos sucumbido todos en muchos aspectos?

NIÑOS

Nuestra actitud a los niños es también homosexual. Los niños son vistos como una molestia en lugar de verlos como una extensión de nosotros mismos y como una fuente de amor y dicha infinitos.

Esto para nada es un accidente o casualidad. En 2008, E. Baumgartner, un judío ex-izquierdista guionista de TV de Hollywood, quien trabajó en el Show de Mary Tyler Moore, escribió que la TV era “nada más que la herramienta de los judíos (Élite Financiera) (en su mayoría) para socavar la inocencia de la cultura WASP (gente blanca anglosajona y protestante)”.

“Me perturbó el reglamento editorial del estudio de TV donde los niños debían ser retratados como descarados e irrespetuosos con sus padres. Un par de ocasiones presenté un guión a mi editor (también un tipo judío) en el cual presentaba el personaje de un niño comportándose educadamente y respetuosamente hacia sus padres. El editor cambió los parlamentos para hacer al niño más malcriado y malhablado y luego me dijo: ‘esta es la forma en la que se debe de hacer a partir de ahora, a menos que te diga lo contrario’. Ahí fue cuando comencé a ver que algo más estaba pasando además de solo producir programas para la TV. Podía ver los cambios en la sociedad americana como resultado de toda esta propaganda televisiva. Eventualmente dejé de escribir y me convertí en profesor”.

ENGAÑAR ES ENGAÑAR

En la película, los dos hombres engañan a sus esposas e hijos. Aún así la película termina con una nota nostálgica recordando la gloria de aquellos días teniendo sexo en Brokeback Mountain. En nuestra cultura patrocinada por la Élite Financiera, la auto-complacencia en toda suerte de inmoralidades siempre falla la responsabilidad personal y social.

La raza humana es una familia disfuncional también. Nuestros líderes nos están traicionando de la forma más escandalosa. Se han vendido literalmente a la Élite Financiera practicante de cultos satánicos que promueven la pedofilia, el sacrificio humano y toda suerte de degradación, corrupción y crimen organizado. Montan guerras y atrocidades, incluida la masacre del 11 de Septiembre de 2001, por puro deporte, negocio y poder. Secretamente conspiran para establecer un estado policía global al que llaman “Nuevo Orden Mundial”.

En la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, financiada por la Élite Financiera, todo lo que se veía en los cines era mera propaganda y adoctrinamiento. Esto aplica para nosotros también. Brokeback Mountain fue convertida en todo un fenómeno social y mediático con el potencial de influenciar a millones. Alcanzó la cima de las películas más vistas, ganó el Globo de Oro por Mejor Película y fue nominada para muchos Oscars (de los cuales sorprendentemente no gano ni uno).

No tengo nada en contra de los homosexuales que se comportan responsablemente. Mi argumento aquí es contra los satánicos ingenieros sociales (por ejemplo: la Fundación Rockefeller) que promueven la homosexualidad como un arma para despedazar el tejido social y esclavizarnos. No vamos a ser engañados por sus calumnias e hipócritas llamados a la “tolerancia”. Sabemos defendernos y nos defenderemos.

Loading...