Es importante que conozcan el mundo en que vivimos, lo que está pasando, lo que estamos consintiendo con nuestra inacción y las consecuencias de seguir con esto así. Los hombres acusados de violación hoy en día disfrutan de menos salvaguardas.

“La gente puede ser acusada con practicamente ninguna evidencia”, dice el ex-fiscal para crímenes sexuales de Boston, Rikki Klieman. “Si una mujer viene y dice que fue abusada sexualmente, entonces basándose solo en su palabra y nada más – lo digo en serio, nada más, sin investigación – la policía irá y arrestará a alguien”.

Casi todos los días vemos a hombres liberados tras décadas en prisión porque las pruebas de ADN probaron que fueron condenados injustamente. Aún así la industría de las violaciones es tan grande que la prueba de inocencia ya no es ninguna protección.

“Un acusado que puede probar por completo su inocencia … puede sin embargo ser condenado de todas formas, basado solamente en la palabra de su acusadora”, escribio Stuart Taylor y K.C. Johson en “Until Proven Innocent”. En Carolina del Norte, tan solo “nombrar a la persona acusada” junto con el tiempo y lugar “dará soporte al veredicto de culpa”. Los laboratorios criminológicos son ya reconocidos por falsificar resultados para obtener condenas.

Las Mujeres Nunca Mienten

El dogma feminista que “las mujeres nunca mienten” sigue sin debate. “Cualquier investigador veterano en abusos sexuales te dirá que la violacion es uno de los crímenes con más testimonios falsos”, dice Craig Silverman, un ex-fiscal de Colorado conocido por sus enjuiciamientos. La socióloga de la Universidad de Purdue, Eugene Kanin, encontro que “41% de todos los casos de violación fueron oficialmente declarados falsos” durante un período de nuevo años, “esto es, por la admisión de la parte acusadora de que ho había existido violación”.

En el infame caso lacrosse de la Universidad de Duke, el fiscal Michael Nifong suprimió evidencia que exculpaba y enjuició a un hombre que sabía era inocente, de acuerdo a Taylor y Johson. Nifong mismo fue eventualmente inhabilitado, pero tenía cómplices deseosos de colaborar entre fiscales asistentes, policías, laboratoristas, jueces, el tribunal y los medios.

“Hombres inocentes son arrestados y llevados a la cárcel como resultado de testimonios falsos”, escribe Linda Fairstein, ex-jefe de la unidad de crímenes sexuales para el fiscal de distrito de Manhattan, quien estima que la mitad de todos los reportes de violaciones son sin fundamento.

Ninguna investigacion sistemática ha sido llevada a cabo por los medios o movimientos pro derechos civiles sobre el por qué tanta gente inocente es fácilmente encarcelada sobre la base de falsos testimonios. La exoneración de los estudiantes de Duke en cargos obviamente falsos disparó pocas investigaciones — y ninguna oficial — para determinar cuán extendida está el amañamiento de la justicia contra aquellos incapaces de atraer la atención de los medios.

Complicidad de los Medios

El mundo de las acusaciones por abuso sexual muestra características similares a otros crímenes feministas dse género: injurias de los medios contra el acusado, “defensores de las víctimas” pagados por el gobierno para asegurar las condenas, intimidación a cualquiera que defienda al acusado. “Nadie que dependa de los medios de comunicación para informarse sobre casos de violaciones tendrá la más mínima idea sobre lo comunes que son los falsos alegatos”, escribe Taylor y Johson.

“Muchos periodistas han vendido su alma al diablo por una noticia sensacionalista, ignorando sencillamente la evidencia que contradiga la línea feminista de pensamiento”. Lo que ellos observan como vilación es lo que caracteriza a la justicia feminista en general: “llamando a ‘la víctima” como querellante por abuso sexual”. “Querellantes sin nombre son etiquetadas como ‘víctimas’ aún antes de que los procedimientos legales hayan determinado de que en realidad sí se ha cometido un crímen”, de acuerdo a CMR.

La histeria por las violaciones, las falsas acusacione y la escolaridad desvirtuada son rampantes en los campuses universitarios, lo cual ostensiblemente para perseguir la verdad. “Si una mujer sí acusa falsamente a un hombre de violación”, opina una licenciada en “Estudios de la Mujer”, ella habrá tenido sus razones para ello. Tal vez ella no fue violada, pero claramente la violaron en algún sentido”.

Esta estúpida mentalidad feminista ha contaminado como un cáncer la jurisprudencia feminista, imposibilitando la inocencia al eliminar la distinción entre crímen y herir sentimientos. Un asistente del decano en el colegio universitario Vassar cree que las falsas acusaciones fomentan la educacion de los hombres: “Creo que esto idealmente inicia un proceso de auto-exploracion… ‘Si no la violé, ¿podría yo?”.

Los críticos conservadores del fiasco de la Duke evitaron el rol del feminismo y en su lugar enfatizaron la razoa — un detalle menor en el caso pero uno más seguro para críticar. Poca evidencia indica que la gente blanca estén siendo sistemáticamente encarcelados acusaciones fabricadas de crímenes inexistentes contra negros. Esto es precisamente lo que está pasando a los hombres, tanto blancos como negros, acusados de violacion y otros crímenes de “género” que las feministas han convertido en su agenda política.

Violencia Doméstica = Enjuiciamiento de los Hombres

Como la violación, la violencia “doméstica” es definida de forma tan, pero tan vaga que no necesita que sea violenta. El Departamento de Justicia de los Estados Unidos, según su definición incluye “celos extremos y posesividad” e “insultar y criticar constantemente”.

Por tales “crímenes” los hombres son puestos en prisión sin juicio alguno. De hecho, la sola categoría de violencia “doméstica” ha sido desarrollada grandemente para burlar los requisitos del proceso debido de los estatos sobre el ataque convencional. Un estudio publicado en “Criminology and Public Policy” halló que ninguno de los acusados por violencia doméstica podría considerarse inocente, ya que cada arrestado recibió castigo.

Aquí, también, las falsas acusaciones son recompensadas por el sistema judicial corrupto pro-feminista. “Las mujeres mienten todos los días”, atestigua la Jueza de Ottawa, Dianne Nicholas. “Cadia día las mujeres en la corte dicen, ‘me lo inventé. Estoy mintiendo. Nunca pasó’ — y salen tranquilas y airosas sin recibir condena alguna por mentir y difamar”.

Sorprende también que las asociaciones de tribunales patrocinen seminarios donde instruyen a las mujeres cómo fabricar acusaciones. Thomas Kiernan, escribiendo en el “New Jersey Law Journal”, expresó su sorpresa con “el número de mujeres que asisten a los seminarios quienes con aire de suficiencia — de hecho, con jactancia — anunciaron que habían ya jurado acusaciones falsas o grotescamente exageradas por violencia doméstica en contra de sus desdichados esposos y que el truco les funcionó!”. Añade, “los ponentes de estos seminarios invariablemente felicitaron a las bellacas auto-confesadas”.

La violencia doméstica se ha convertido en “un pozo de agua estancada de pseudo-teoría tautológica”, escribe Donald Dutton y Kenneth Corvo en “Aggression and Violent Behavior”. “Ninguna otra área del establecido bienestar social, justicia criminal, salud pública o intervención del comportamiento cuenta con tan pobre evidencia en favor de la práctica debida”.

Estrategia de Acusasiones Falsas

Los profesores y practicantes del Derecho han documentado en repetidas ocasiones cómo los “alegatos de abusos son ahora usados para obtener ventaja táctica” en casos de custodia y “llegan a ser parte de las argucias usadas para el divorcio”. El abuso doméstico se ha convertido en “un área del Derecho plagado por la deshonestidad intelectual y la injusticia”, de acuerdo a “Rutgers Law Review”.

Órdenes de restriccion que apartan a los hombres de sus hogares y de sus hijos son emitidas sumariamente sin ninguna evidencia. Las protecciones del Debido Proceso son ignoradas de forma rutinaria tanto así que, el “New Jersey Law Journal” reporta, un juez le dijo a sus colegas, “Tu trabajo no es preocuparte más por violar los derechos constitucionales del hombre que está siendo enjuiciado con falsos alegatos”.

El abogado David Heleniak llama a las leyes de Nueva Jersey “un fiasco de debido proceso” en el “Rutgers Law Review”. La literatura legal de Nueva Jersey reconoce abiertamente que el debido proceso es ignorado porque este “perpetúa el ciclo de poder y control mediate el cual el “supuesto” perpetrador sigue siendo el que tiene la sartén por el mango y la “supuesta” víctima permanece indefensa sin poder”. Omitir “supuesto” es de lo más común incluso en leyes, donde, el “Massachussets Lawyers Weekly” reporta, “la sola acusación de abuso doméstico … puede cambiar el peso de la prueba del acusado”.

“Cortes integradas para casos de Violencia Doméstica” especiales presumen culpa y luego, dice la abiertamente jueza FEMINISTA de Nueva York, “hacen que los abusadores se hagan responsables por sus acciones”. Ellas pueden embargar propiedades, incluyendo casas, sin que el acusado haya sido condenado o incluso haya sido formalmente acusado o se haya presentado para defenderse de las acusaciones.

El abogado Walter Fox describe que estas cortes penales son “pre-fascistas”: “Las cortes para casos de violencia doméstica … están diseñadas para saltarse las salvaguardas del código penal. El peso de la prueba es reducida o removida y no hay presuncion de inocencia”, se presume de entrada que el acusado es culpable desde el inicio del juicio.

Las confesiones forzadas son ampliamente usadas. Los hombres en Pennsilvania son encarcelados a menos que firmen formularios declarando, “Yo he abusado físicamente y emocionalmente de mi compañera”. El hombre debe describir la violencia, incluso si él insiste que no ha cometido ningún acto de violencia. “Soy responsable por la violencia que usé”, los formularios declaran. “Mi comportamiento no fue provocado”.

La Soga al Cuello con la Manutención de Niños

Igualmente lleva la firma del movimiento feminista la maquinaria diabólica de la ayuda para los niños, donde millones tienen sus finanzas familiares saqueadas y sus vidas puestas bajo supervisión penal sin haber cometido ninguna infracción legal. Una vez hayan se quedan sin nada que saquear, entonces estos pobres hombres son encarcelados sin juicio alguno.

Despierten hombres, contrario a la propaganda mediática del gobierno (y de la tradición legal), la manutención de los niños no tiene NADA que ver con que los niños sean abandonados por sus padres, abandonado el matrimonio o incluso haber acordado un divorcio. Es automáticamente impuesto en todos los padres que no gozan de la custodia de los hijos, incluso aquellos que involuntariamente se divorciaron bajo ningún fundamento de parte de su pareja (es decir, “sin culpa”). Es un derecho para todas las madres divorciadas, sin importar las acciones de ellas y la coacción de sus padres, sin importar la fidelidad de ellas.

El “mal” papá es menos probable que sea un hombre que haya abandonado a sus hijos que él cruelmente engendró y que sí lo sea un padre amoroso quien ha sido, como dice el abogado Jed Abraham en “From Courtship to Courtroom”, “forzado a financiar los deseos de la madre de sus propios hijos”.

La aplicación federalizada de la ley fue racionalizada para reembolsar a los contribuyentes por la asistencia social. Bajo la presión feminista, los contribuyentes en su lugar “subsidia” el divorcio de las clases medias, a traves de pagos federales a los estados basados en la cantidad de asistencia para los niños que recolectan. Al hacer dinero con la asistencia para los niños a expensas del gasto federal de los contribuyentes, los gobiernos estatales tienen un incentivo para promover tantos hogares con madres solteras como sea posible. Claro, hay ganancias de por medio. Nada es secreto bajo el sol para el movimiento feminista. Así, por lo tanto, promueven el divorcio con una ganancia inesperada garantizada y libre de impuestos para cada madre que se divorcia.

Mientras que la asistencia, manutención o pensión para los niños (como el divorcio mismo) es recompensado ostensiblemente sin referencia a la “culpa”, el no aportar para esta manutención acarrea castigos inmediatos y severos. “Quienes abogan por medidas más agresivas para recolectar estos pagos para la manutención de los niños han conducido a la sociedad en su conjuto al peligroso paso de vivir enun Estado Policía”, escribe Bryce Christensen de la Southern Utah University.

Prisión para los “Malos” Papás

Las audiencias pueden durar de 30 segundos a dos minutos, durante los cuales los padres son sentenciados a dos meses o años en prisión. Muchos no reciben ni siquiera audiencia pero son acusados en un “proceso judicial expedito” ante un abogado vestido de toga negra conocido como “juez vicario”.

Ya que estos jueces no requieren de ninguna autorizacion legislativa para ejercer, no son responsables ante la ciudadanía o sus representantes. A diferencia de los verdaderos jueces, ellos pueden presionar para crear las mismas leyes que ellos adjudican, violando la separación de poderes. A menudo son activistas políticas con toga. Una jueza vicario, reporta en “Telegraph” de Hudson, New Hampshire, que trabajó simultaneamente “como una feminista radical impulsando sobre la legislación propuesta” que tenía que ver con la manutención de los niños.

Aunque los gobiernos sensacionalizan las “redadas” de supuestos “malos padres” quienes son encarcelados por meses e incluso años sin juicio alguno, ninguna informacion gubernamental está disponible sobre estos encarcelamientos.

La Oficina de Estadísticas Judiciales permanece en silencio de radio al respecto de los encarcelamientos por manutención infantil. Rebecca May del “Center for Family Policy and Practice” descubrió “amplio testimonio de encarcelamiento de papás de bajos ingresos que no gozan de la custodia de los hijos debido a su imposibilidad de hacer los pago de la manutención”. Aún así no pudo encontrar ninguna documentación respecto a estos encarcelamientos.

Sabemos que estos arrestos están ampliamente extendidos en el país. Para aligerar la sobrepoblación en las cárceles de Georgia, un sheriff y un juez propusieron crear campos de concentración para encarcelar específicamente a los “malos” papás. La comisión de planeación de la ciudad de Pittsburgh ha condiserado una propuesta “para convertir una antigua planta procesadora de químicos … en un campo de detención ” para los “malos” papás.

Sometidos de forma permanente en deuda por el encarcelamiento, los padres son arrendados a compañías basura donde trabajan de 14-16 horas diarias con sus ganancias confiscadas.

Más Violencia Maliciosa contra los Hombres

Otros encarcelamientos son también atribuibles al feminismo. La vasta preponderancia del crimen violento y abuso sustancioso procede de hogares de madres solteras y niños sin padre más que cualquier otro factor, como la raza o la pobreza. La explosión de los hogares monoparentales es usualmente y con resignación achacado al abandono por parte del padre, siendo el único remedio campañas para impulsar leyes incluso más severas pero inefectivas para la manutención de los niños.

Aún así ninguna evidencia indica que la proliferacion de los hogares monoparentales resulte de papás que se den a la fuga. Si en lugar de eso aceptamos que la maternidad en soltería es precisamente lo que las feministas dicen que es — la elección deliberada de su revolución sexual — es entonces aparente que la liberación sexual está detrás de no solamente estos novedosos crímenes sexuales, pero además detrás de la creciente tendencia del crimen y encarcelamientos de hoy día. El FEMINISMO está llevando tanto a la criminilización de los inocentes e impulsando la criminalidad de los culpables.

Vamos a seguir inútilmente perdiendo la batalla contra el crimen, el encarcelamiento y la expansión del poder gubernamental hasta que de verdad confrontemos la ideología sexual que están llevando no solo al resquebrajamiento de la familia y la resultante carencia de normas sociales, sino también a la criminalizacion de la población masculina.

Incluso medidas más represivas están siendo promovidas que erosionarán por completo la libertad. Es necesario que hombres y mujeres nos unamos contra el enemigo en común, la elite financiera que financia los movimientos feministas y homosexuales que están destruyendo lo más sagrado que existe: la familia. Destruyendo a la élite financiera rehusando a financiar los rescates financieros de la banca, rehusando a pagar los impuestos, rehusando a pagar las deudas, todo su poder se vendrá abajo y entonces podremos salir de esta pesadilla que hemos dejado pasar por tanto tiempo sin hacer nada.

Loading...