Aunque siempre han existido personas que han tenido aventuras ahora es mucho más fácil tenerlas. Esto ocurre porque las nuevas tecnologías e internet le han dado a las personas la oportunidad de conocer a otros sin tener que salir de sus casas.

Se puede utilizar el teléfono para estar en contacto con una o varias personas y mantenerlo todo oculto. No hay necesidad de escribir cartas o hablar por teléfono, todo se puede realizar sin nada físico y sin hacer ni siquiera un sonido.

[AnythingPopup id=”1"]

Bueno, estas cosas se pueden seguir haciendo pero ya no son necesarias y las nuevas tecnologías reducen el riesgo de ser descubiertos. Internet ha hecho posible que se pueda tener un encuentro con alguien en otra parte del país o en otro país, creando así una distancia segura con relación al lugar de residencia.

Sitios web

Existen muchos sitios de citas y todos son una oportunidad para tener una aventura. Así que no importa cuáles son tus necesidades, siempre hay un sitio a tu medida. Incluso hay lugares donde ni siquiera se necesita subir una foto y de esta forma se mantiene oculta la identidad.

Esto permite que se pueda contactar lo mismo a personas en tu misma área como lejos de ésta. Basándonos en la información de estos sitios sabemos que hay lugares peores que otros con relación a las aventuras.

La vía tradicional

Sin embargo, no es necesario inscribirse en ningún sitio web para tener una aventura, simplemente se necesita conocer a alguien en el “mundo real”. Uno se puede encontrar con alguien por la noche o puede ser simplemente alguien con quien uno trabaje.

Se puede terminar teniendo una aventura con alguien que nos atraiga o que se encargue de nuestras necesidades. Y aunque pueden haber algunas pueden ser personas similares a nuestra pareja otras pueden ser completamente opuestas.

Obtén Acceso Instantáneo A Mi Estrategia #1 Que Uso Para Ligar Mujeres, Tener Citas con Ellas y Pasar al Siguiente Nivel...

Obtén acceso instantáneo a mi estrategia personal de ligue que uso con cada chica que abordo una y otra vez.

Tu Nombre... 

Tu Email....... 

Al principio

Existen personas que buscan aventuras, está en su mente y van a hacer todo lo posible por encontrarlas. Y por otra parte existen personas que simplemente terminan teniendo una aventura.

En este caso no se estaba buscando deliberadamente a alguien más pero en el fondo había una necesidad por algo más. Y esta o estas necesidades no eran cumplidas por la persona con la que estábamos y por eso la otra persona la vimos como la solución a nuestro problema.

Conflicto interno

Lo que esto muestra es que es posible que estemos sufriendo de un conflicto interno y si nuestras necesidades se cumplieran no habríamos llegado a este punto. Podríamos estar conscientes de este conflicto o simplemente negarlo. Sea cual sea el caso, va a definir nuestra conducta y en poco tiempo estaremos viviendo una doble vida.

La comunicación

Es muy común que las personas que tienen una aventura no tengan una buena comunicación con su pareja. Es posible que no estén hablando con su pareja acerca de sus necesidades.

En lugar de eso, se está hablando con otra persona acerca de nuestras necesidades y se busca saciar dichas necesidades con esas personas. Y lo que muchas veces posibilita que nos vayamos con alguien más es que estamos emocionalmente desconectados de nuestra pareja.

Emocionalmente desconectados

Si estuviéramos emocionalmente conectados con nuestra pareja sería más difícil tener una aventura. Tener conexión significa ser capaz de hablar con nuestra pareja y abrirnos a ella. En este caso cada uno está en sintonía con el otro y la necesidad de buscar algo más se ve sustancialmente reducida.

Uno puede sentirse desconectado emocionalmente debido a múltiples razones y puede ser la consecuencia de lo que esté ocurriendo interna o externamente.

[A[AnythingPopup id=”1"]p>

Razones

Es posible que ya no nos sintamos atraídos por nuestra pareja y por eso ya no nos sentimos emocionalmente conectados. Entonces, tener una aventura en un intento inconsciente de acabar con la relación sin tener que enfrentar el dolor de acabar con ella directamente.

O también puede ser que se trate de una relación en la que nunca hubo una conexión emocional. También puede ocurrir como consecuencia de que sintamos miedo a intimar y tan pronto como alguien se pega demasiado comenzamos a sentirnos ahogados. Entoces, tener una aventura significa ser libres nuevamente.

Necesidades en la adultez y necesidades en la infancia.

Una de las razones por la que quizás nos sintamos ahogados sea porque se hayan activado los sentimientos que regularon nuestra infancia. Tener una aventura con alguien más es una forma de regular cómo nos sentimos pero no va a hacer mucho más que eso.

Así que si nuestra relación actual está a punto de terminar también lo hará el interés por la otra persona y esto ocurre porque muy pronto nos sentiremos ahogados una vez más. De esta forma estamos evitando la intimidad y a menos que seamos capaces de procesar el dolor de nuestra infancia seguiremos haciendo lo mismo.

El niño elegido

Otra razón para tener una aventura es que durante nuestra infancia fuimos los “niños predilectos”. A esto se le conoce como incesto emocional. En el caso de los hombres esto se reduce a cómo fue su relación afectiva con su madre y en el caso de las mujeres se refiere a su relación con el padre. Estos primeros años fueron un momento en el que se nos dio un trato especial.

Esto quizás ocurrió porque la energía del cuidador no fue enviada directamente hacia alguien de su propia edad. Nos acostumbramos a ser el centro de todo y tener todo lo que queríamos.

Consecuencias

Por una parte esto habría causado que nos hubiéramos sentido bien pero al mismo tiempo habría provocado que nos sintiéramos mal. Como adultos nos sentiríamos en la necesidad de ser el centro y de sentirnos especial.

Y aunque nos sentimos así de niños no siempre es posible sentirse así cuando somos adultos. Es posible que esto ocurra así al principio de la relación pero a medida que el tiempo pase esto va a disminuir. Entonces tener una aventura es una forma de seguir experimentando nuestra luna de miel o nuestra infancia nuevamente.

Percepción

En última instancia lo que ocurre es que necesitamos ponernos tristes por las necesidades que no pudimos cumplir como niños y entonces comenzaremos a ver la vida como adultos y no como niños. Así no necesitaremos esperar a sentirnos especiales o ser el centro de atención o el universo de otra persona. De esta forma estaremos disponibles emocionalmente.

Estas son algunas de las causas por las cuales tenemos una aventura. Y aunque hay muchas posibilidades de recurrir a buscar ayuda hay muchas personas que no lo desean.

Si alguien está experimentando dolor y tiene una aventura es posible que lo haga para sentirse mejor, esto es lo que quizás esté pasando. Esto también depende de si uno está dispuesto a hablar con nuestra pareja o si deseamos asistencia para trabajar en lo que está creando conflicto.

Aprende Cómo Ligarte A La Mujer Más Codiciada Con Mi Estrategia #1 de Seducción