Además de los beneficios obvios del sexo existen otros beneficios de los que quizás nunca has oído hablar y seamos claros quién no desea tener más razones para practicar esta actividad física.

El sexo fortalece al sistema inmunológico. Durante el coito se incrementan drásticamente los niveles de un anticuerpo específico llamado inmunoglobulina A. De hecho, este anticuerpo puede brindarte más protección contra las infecciones comunes como el catarro.

Es la forma más placentera de hacer ejercicio físico. Tener sexo es una excelente manera de quemar grasa que sirve de alternativa a esas desagradables dietas que sigues en la actualidad. ¡Con este ejercicio al menos puedes divertirte y de qué manera!

El sexo es además beneficioso para reducir el dolor de cabeza, la artritis, los dolores mestruales, etc. Durante y luego del clímax nuestros cuerpos producen de forma natural una sustancia llamada oxitocina que es excelente para reducir los dolores corporales producidos por diferentes causas.

El sexo ayuda además a conciliar el sueño. La oxitocina de la que estábamos hablando anteriormente también funciona como un agente facilitador del sueño. El sexo también hace que nuestro cuerpo se relaje más, además de que ofrece un efecto calmante que te ayudará a dormir más fácilmente y tener un sueño saludable.

El sexo ayuda a que el cerebro funcione mejor. Tener sexo de forma regular ayuda a incrementar tu perspicacia y tu habilidad para el aprendizaje. El sexo ayuda específicamente al crecimiento de las células del hipotálamo que es la zona del cerebro responsable del aprendizaje y la memoria.

En el caso de las mujeres el sexo ejercita y construye músculos en la región pélvica. Además ayuda al útero, la vejiga, el intestino, etc y hace que puedas controlar mejor tus deseos de ir al baño.

El sexo ralentiza el proceso de envejecimiento. Tener más sexo permite la producción de más testosterona. La testosterona es utilizada por el cuerpo y ayuda a reconstruir los huesos y a hacerlos más fuertes. Huesos más fuertes ayudan a tener una apariencia más joven y ralentiza el proceso de envejecimiento.

El sexo puede mejorar el sentido del olfato. Aumenta la producción corporal de la hormona prolactina. Esto hace que las células madre del cerebro creen nuevas neuronas en la región que controla el sentido del olfato.

Reduce la ansiedad. La cualidad especial del sexo de permitir la relajación total del cuerpo reduce la presión arterial y la ansiedad ante ciertas situaciones como hablar en público.

No es cuestión de que necesites justificar la necesidad de tener más sexo… estas diez razones te ayudarán a convencer a tu compañera(a) de que el sexo es necesario.

Encuentra más información sobre este tema y sobre las relaciones de pareja y seducción.

Loading...