“El objetivo de la vida humana es volver a Dios el día de la muerte. La cadena más poderosa que nos ata a este mundo carnal teporal es el sexo. Para disminuir el sexo e incrementar nuestra devoción a Dios, los santos han promovido el comportamiento a continuación”.

(Nota del Editor: Este post fue enviado por un seguidor que vive en la India. No apoyamos cada cosa que dice, pero si nos resulta interesante el sistema de creencias oriental que sirve de contraparte al abuso heterofóbico contra las mujeres, el matrimonio y la familia que se vivencia en la cultura occidental. Algunos encontrarán este material objetable, no obstante, es un recordatorio de otro lugar y tiempo y de otra forma de vivir que de algún modo resulta más realista y saludable).

Aquí hay algunas formas de acabar con los intentos de la oscuridad para destruir a la humanidad contaminando las relaciones entre hombres y mujeres:

1.- Las mujeres necesitan ser protegidas por sus padres durante su infancia, por sus esposos en su juventud y por sus hijos mayores en su vejez. ¿Protegidas de qué? Del involucramiento sexual con hombres irresponsables.

2.- Las mujeres se considera que son 9 veces más lujuriosas que los hombres. Son fácilmente seducidas, como los niños que son llevados por el mal camino.

3.- Las muchachas en edad de desarrollo no se supone que sean tocadas por otro que no sea su esposo, lo que significa que las citas no están permitidas. Tan pronto como una chica experimente su urgencia sexual en una conexión física con un hombre, si esta no es abusiva ella entrega su corazón a ese hombre. Su corazón solo debe entregarse al esposo. Una chica que haya dado su corazón a otro, no es apropiada para casarse con otro.

4.- De esa forma, las chicas deben casarse ANTES de la edad del despertar sexual para asegurarse de que despierte con el hombre que ella deberá amor y servir por toda su vida. El fuerte vínculo con su esposo es el pegamento auspicioso de la sociedad humana civilizada.

5.- El matrimonio de una hia es considerado una gran responsabilidad y proporciona honor y bendiciones a los padres devotos. El padre debe considerar con cuidado a la familia del novio, la naturaleza ylos deseos de los jóvenes y tratar de deducir por medio de la astrología y otro método si habrá un futuro exitoso y feliz para la hija, cuando se hagan los arreglos para su matrimonio.

6.- Las chicas deben criarse para esperar el matrimonio, ser fieles y castas eposas por el bienestar de una buena progenie y una sociedad pacífica. Ella debe de saber cómo cocinar, cocer, limpiar, ayudar, arreglar un jardín, servir a los invitados, cuidar de los padres e hijos de sus suegros, administrar las finanzas domésticas, hablar agradablemente, ser tolerante y paciente, dar masajes, brindar salud natural, asociarse solo con buenas esposas y hacer de su esposo y de Dios el centro de su vida.

7.- La mayoría de las chicas no requieren ser educadas más allá de saber leer y saber matemáticas. Las chicas por su naturaleza gustan de cuidar a los niños y desean servir a un hombre. Los hombres, en especial los jóvenes, naturalmente desean mostrar su autoridad sobre su esposa y esta debe ser tolerada por la esposa comprensiva. Del mismo modo, las mujeres obtienen bastante satisfaccion siendo la autoridad sobre sus hijos.

8.- La educación de los chicos debe consistir en el aprendizaje del auto-control y la auto-suficiencia. Él debe saber sobre el alma, el mundo, la acción, la naturaleza y Dios. Él debe tener una carrera basada en sus propios talentos e intereses, usualmente la misma o similar a la de su padre. Si él llega al matrimonio con estas aptitudes, el chico y la chica pueden ser felices ya casados y la chica respetará naturalmente y deseará servir a su esposo; ya que el naturalmente sentirá satisfacción en trabajar para mantener a su esposa y no se sentirá abrumado por la atracción a la forma femenina.

9.- Las chicas debe enseñárseles a no sentir ninguna clase de degradación al valioso servicio desinteresado que desempeñan con su rol en la vida. Ellas tienen que apoyar con mucha disposición los esfuerzos de sus esposos.

10.- Los hombres no deben deleitarse con el sexo ilícito incluyendo la pornografía, las apuestas, comer carne o la intoxicación, incluyendo el fumar, tomar café y tés. No deben despilfarrar el dinero de la familia. Ni tampoco las mujeres.

11.- Cuando una mujer está libre para mezclarse con hombres y se desarrollan relaciones sexuales fuera de un matrimonio consagrado, la mujer, no el hombre, da a luz a niños que no son deseados por el padre o la sociedad. Las mujeres tienen que ser apoyadas por ayuda gubernamental. A menudo las mujeres y los niños son abandonados y dejados a buscarse la vida por cuenta propia en el mundo. En muchos casos los niños no deseados son asesinados en el vientre. Esto va en contra del primer mandamiento de Dios y es un grave pecado para la mujer. Los niños no deseados son la causa de las mucha falencias de esta sociedad.

12.- A los muchachos se les debe enseñar desde temprana edad a considerar a todas las mujeres a excepción de sus esposas como a madres. Deben pensar en las chicas como que son posesión de sus padres y no en que estan posición de entregarse así nada más.

13.- Como cuestión de educación, los hombres y las mujeres no deben de sentarse juntos a solas en un lugar aislado, incluso los miembros de la familia, ya que el deseo sexual es muy fuerte.

14.- Los chicos y las chicas no deben de asistir a las mismas escuelas. Tampo debe exponerse a los chicos a la música, libros, películas, TV u otros ejemplos de hombres que promuevan el estilo de vida mujeriego como estándar de hombría. Las chicas no deben exponerse a películas, libros, música, TV u otros ejemplos femeninos que promuevan el libertinaje, la desnudez y la lujuria como estándar de comportamiento femenino.

15.- Los humanos están divididos naturalmente en cuatro clases; del mayor al menor: clase intelectual o sacerdotal, clase administrativa o militar, clase comerciante o agricultora y clase laboral u oficinista. Las chicas pueden casarse con chicos de la misma clase o superior, pero no deben de casarse con un chico de una clase inferior. Tales matrimonios terminan infelices para ambas partes.

16.- El sexo es para la procreacion, para producir niños conscientes de Dios. Debe ser precedido de la oracion y el propósito espiritual y ser evitado voluntariamente una vez la familia alcance el tamaño pretendido. Si no puede evitarse por completo, al menos los hombres no deben de corropmer a chicas vírgenes o arruinar las vidas de otras parejas casadas. Deben permanecer dentro del matrimonio.

17.- El sexo ilícito debe ser condenado socialmente con dureza.

18.- Tanto como sea posible, todas las mujeres deben casarse y tener hijos que criar, ya que el acto desinteresado de la maternidad eleva su consciencia, le brinda felicidad y confianza, a la vez que purifica sus tendencias egoístas femeninas.

19.- Los chicos debe enseñárseles a retener su semen para permitirles procrear hijos saludables, con rostros brillantes, seguros de sí mismos, con buena capacidad intelectual y facultados para discernir.

20.- Las necesidades e intereses de un hombre tiene que estar en el servicio a dios, a los guías espirituales, a la sociedad y a su profesión. Él considera a su esposa como compañera. No debe culparla por sus propios errores y debilidades, pero debe buscar corregirse y avanzar. Él debe tratar a su esposa con firmes y justicia y reservada bondad. Ella debe tratarlo con respetuosa deferencia y afecto.

21.- La timidez en las chicas es una válvula de seguridad para ayudarlas a protegerse del abuso de los hombres. Cuando ellas se mezclan libremente entre chicos y esta vávula es aflojada, invita al sexo ilícito (niños no deseados) y las chicas pierden ese encanto, inocencia y atractivo especiales.

22.- Las chicas deben casarse mientras todavía tengan el esplendor de la juventud. Incluso la mujer menos atractiva será atractiva a esta edad. Los chicos deben casarse antes de los 30. Una diferencia de edad de 10 años es perfectamente aceptable. Esa clase de diferencia de edad ayuda naturalmente a la chica a respetar a su esposo lo cual inspira al hombre.

23.- Después de los 50 años, el esposo debe abandonar el hogar e ir a la sela o viajar por propósitos espirituales y educar a otros sobre los asuntos del alma. La esposa permanecerá en casa al cuidado de los hijos mayores.

24.- Si no hay madre en el hogar y la esposa trata con dureza, es mejor para el hombre abandonar el hogar e ir al bosque.

25.- Todas las mañanas y las noches la familia debe de leer las escrituras juntos, orar y glorificar los santos nombres de Dios por media hora o más. Este es el mejor cimiento para la familia y la sociedad.

Loading...