Ser un maestro del juego sexual se trata de tener plena conciencia y ser fino. Eso quiere decir, que si tu entras al “juego sexual” conciente de lo que quieres “hacer que pase” estarás próximo a cumplir lo que realmente deseas.

Suena complicado? No lo es. Tan solo toma un cambio de percepción. Por qué un cambio de tu percepción? Sencillo – la oportunidad para obtener mejores recompensas de la experiencia sexual, en primer lugar. En lugar de apresuarte a tener sexo con alguien como un toro, conciente solo de tus propias experiencias sensoriales (sentir sus besos, sus labios y su cuerpo presionado contra el tuyo) cambias tu enfoque también para usar el tiempo para conseguir información crucial de tu pareja.

Para tener una idea clara de lo que estoy hablando tomemos tres objetivos posibles de una buena sesión “master” de sexo más allá de tan solo excitar tus sentidos:

– Conocer mejor a tu posible nueva pareja romántica/sexual.

– Expresar y explorar tu lado sexual en un ambiente seguro sin andar “todo el camino”.

– Volver a tu pareja romántica/sexual al punto de avanzar las cosas hacia la cama.

Por favor nota que la esperanza de tener sexo es el último de los objetivos que he anotado. Si quieres tener una vida sexual increíble con una nueva pareja romántica/sexual (o incluso con una antigua para ese propósito) tómate tu tiempo con tus objetivos uno y dos antes de saltar al tercero. Por qué? Porque te estás moviendo dentro del “juego sexual” sin un nuevo objetivo – conseguir información – porque ningudo de nosotros viene con un manual completo de instrucciones sobre cuál es la mejor manera de excitarnos. Las movidas y las caricias que encendieron a tu última pareja puede que no funcionen con esta nueva, y a la vez, tu podrías no estar excitado por las mismas caricias y movidas de antes.

Si eres totalmente honesto contigo mismo puedes bien descubrir que estás cansado de tus propias rutinas y podrías abrazar alguna nueva información.

Si eres incluso más honesto contigo mismo podrías admitir que tu usualmente haces las movidas que aprendiste/observaste en la escuela/universidad y no tienes una idea real si estas excitaron a tu pareja tanto como pudieron haberlo hecho en un principio.

Entre más comprendas que cada uno de nosotros somos una obra de arte sexual en progreso más te permitirás explorar no solo la sensualidad de tu pareja y su sexualidad, pero la tuya propia también. No te apresures a acomodarte por lo viejo conocido (por muy divertido que te parezca), existen nuevas alturas para la pasión disponibles y listas para exploración si estás dispuesto a abrirte a ello.

Pero ahí es donde entre la fineza. Necesitas una caricia firme o una ligera? Tu amante se excita cuando la besas en el cuello, pero se apaga cuando la besas en sus orejas? Por mucho que lo deseamos el sexo nos pone algunos un tanto reticentes y a la defensiva. Para ocultar nuestra pena nos apresuramos a la acción, pretendiendo que sabemos a la perfección lo que hacemos. Pero nadie es por completo un adivino para conocer las necesidades íntimas del otro. Incluso los amantes más expertos necesitan alguna orientación.

Si aceptas como tus objetivos estar conciente y ser fino, entonces aceptas que arrancar a tirones las ropas tuyas y de tu pareja no es el objetivo principal. En lugar de eso, tu objetivo principal se convierte en cómo disfrutar tu tiempo durante el “juego sexual” tanto como sea posible añadiendo una comunicación abierta y honesta dentro de la mezcla de besarse, acariciarse y hacer el amor.

No, tampoco tienes que convertirte en una especie de línea caliente – pero estarías sorprendido sobre cómo con un poco de plática sexy honesta y orientación de “qué te gustaría probar” o “qué es lo que te enciende” puede realmente encender. También puedes convertirlo en un jueguito, practicando para ser “perfecto”.

Para las mujeres es especialmente crucial comunicarse con el hombre por adelantado (antes de que él esté tan prendido que ni preste atención) sobre cuánto tiempo y atención necesitas para estar listos para el sexo, y además para alcanzar el orgasmo en genera. Muchas mujeres la pasan muy difícil al explicarle a un nuevo amente lo que necesitan ya que temen ser rechazadas, o simplemente porque se rehusan a dar el paso – y esto establece un patrón de malosentendidos desde la perspectiva del hombre, y un resentimiento desde la perspectiva de la mujer ya que ella nunca consigue lo que realmente desea para estar sexualmente satisfecha.

Pero déjame serte bien claro, es completamente injusto hacer caer toda la responsabilidad en el hombre por la satisfacción sexual de la mujer si ella misma no lo ha complacido en lo que necesita para disfrutar estar con ella – y esto va tanto por el juego previo como por cualquier otro tipo de interacción sexual. Es importante recordarle a la gente (a los hombres en particular) que todos adoran los retos – pero a nadie le gusta que se le diga una vez que ha comenzado el viaje que lo que comenzó siendo una caminata del día será una caminata de una semana. Dar advertencias con antelación, permite a tu pareja estar mentalmente y físicamente preparada para lo que tu necesitas que suceda. Y dar muchos halagos por las caricias, besos, etc… que te encienden.

Una de las cosas que raramente veo escritos, pero de lo que me gustaría discutir aquí para finalizar (que he experimentado y he tienido amigas e incluso amantes que lo admiten) es que you puedes literalmente desgastar tus partes privadas de demasiado montar en seco. No hay otra manera de decirlo. Por supuesto, para los hombres solo existe la posibilidad de experimentar tener las bolas azules. Pero para las mujeres el problema es doble: la rigidez de los jeans y sus afiladas costuras pueden lastimar las partes delicadas de la mujer y la ropa interior de algodón absorber toda la lubricación que ella crea naturalmente haciéndola sufrir en lugar de estar lista para el sexo.

Si esto esta pasando tienen que hablarlo. No sufran en silencio. Tienen dos salidas, o bien cortan por lo sano con la sesión de caricias íntimas o bien se ponen de acuerdo en ponerle fin al asunto de hacer esto vestidos – mientras al mismo tiempo se ponen de acuerdo si pasar o no al siguiente nivel de intimidad.

Loading...