Has pasado por una dolorosa separación de tu pareja y haz derramado algunas lágrimas. Pero ahora, estás comenzando a ver un rayito de luz a través de las cortinas corridas. Es hora de cambiar de vibración con nueva energía.

Las lágrimas son una fantástica forma de liberar la tristeza. Es bueno dejarlo fluir … pero entonces necesitas limpiar esa energía. La pesada tristeza que provoca una dolorosa separación ante la pérdida de alguien puede rondar por ahí por un buen rato luego de que los sollozos hayan acabado.

Aquí tienes mis tres herramientas favoritas para renovar tus energías cuando estás listo para correr las cortinas y dejar que entre de pleno la luz del sol de nuevo a tu vida:

1.- Limpia tu hogar

Compra un poco de salvia en cualquier tienda nueva era. Consigue un manojo de salvia desecada. Enciende uno de sus extremos, como cualquier incienso, gentilmente apaga la llama dejando que la salvia comience a arder. Sostén un plato que no sea inflamable por debajo a medida que camines por tu hogar de habitación en habitación. En tu mente, ten presente la intención de liberar cualquier energía pesada, negativa y vieja atrayendo una nueva energía para un nuevo comienzo. Si las circunstancias no lo permiten (reglas de cohabitación o compartes el espacio con una persona alérgica), entonces abre todas las ventanas y deja que la Madre Naturaleza limpie el espacio. Aún así, siempre puedes caminar por todas las habitaciones afirmando tus intenciones.

2.- Haz ejercicios de visualización

Ya sea que se trate de una amistad, una situación profesional o una relación amorosa que ha llegado a su final, puedes usar técnicas de visualización para completar el cierre de este episodio de tu vida. Busca un lugar tranquilo y un tiempo para sentarte o recostarte con tus ojos ligeramente cerrados. Imagínate a ti abrazando a alguien o cualquier cosa que desees liberar en tu mente. Agradece a esa energía por las lecciones aprendidas y la oportunidad de madurar y luego deja que esa imagen se vaya y obsérvala flotar hacia un cielo estrellado.

3.- Deshazte de todo apego

En especial, si estás dejando atrás una larga relación, revisa todo tu hogar y escoge qué objetos físicos o artículos necesitas desechar para crear espacio para lo que se viene a tu vida. Deshazte de cualquier cosa que te impida seguir adelante. Si hay artículos que te recuerdan haber sentido amor y no te causan tristeza, no hay problema con conservarlos. Tal vez desees ponerlos en alguna caja por algún tiempo. Incluso si no hay nada relacionado con tu separación en tu hogar, anda de habitación en habitación busca cosas que ya no necesites y que se hayan acumulado. Los tiempos de cambio son buenas oportunidades para crear más espacio para permitir que entre lo nuevo a tu vida.

Las separaciones pueden ser un desafío. Sé gentil contigo, pero si te encuentras con que no puedes salir del dolor, entonces busca apoyo apropiado.

Loading...