Has buscado en bares y en discotecas, has contestado clasificados personales, has agotado al máximo tus oportunidades en los sitios de citas online y todavía no has encontrado a la persona adecuada. O, has terminado saliendo con una serie de parejas potenciales, nada más para decepcionarte.

¿Por qué tus amistades sí pueden ligar, pero tu siempre pareces quedarte solo y a la deriva? ¿Acaso todas las chicas solteras que valen la pena han abandonado el planeta?

Mira, si de manera continua sales con mujeres que de pronto dejan de llamarte, quienes aparentemente poseen una especie de manía social como la de quejarse constantemente o la de ser grosera con los meseros, que no para nunca de hablar de sí misma, que no es capaz de decir la verdad, entonces tienes un serio problema. Y el problema eres tú mismo.

Sí, así como lo oyes, el problema eres tú.

Si deseas atraer a una mujer buena, divertida y genuina que te ame y te haga feliz, entonces tienes que amarte y hacerte feliz a ti mismo primero. Si por lo general sales con unas perfectas “losers”, resulta evidente que te has quedado corto de amor a ti mismo. Como puedes ver, lo igual atrae a su igual. Así que si no te amas como se debe, terminarás atrayendo a mujeres que te lastimarán o te decepcionarán. Siempre.

¿Crees que estas son puras patrañas? Bueno, qué pierdas dándole una oportunidad a esto, tu vida cambiará para mejor. Quiero que te mires en el espejo y te veas directamente a los ojos y digas: “Estoy a gusto conmigo mismo” y “Me quiero incondicionalmente”.

Vamos, ¿no es demasiado raro eso? ¿No es un poco pavoroso?

Claro que lo es. La mayoría de nosotros no hemos sido educados para amarnos y aprobarnos a nosotros mismos. Eso sí, para nada presentamos algún problema cuando nos miramos al espejo y decimos que somos unos calvos sin remedio o que nuestras panzas se zangolotean. El odio hacia uno mismo es aprobado socialmente. En cambio, mirarse al espejo y decir que nos amamos o nos aceptamos, es raro. Da miedo. Socialmente no es bien visto.

Quiero que te salgas de tus condicionamientos sociales. Quiero que se te vuelva un hábito esto de hablar contigo mismo de una forma reafirmante y positiva durante todo el día, donde sea que estés. ¡Incluso cuando estés cocinando!

Después de un par de semanas, tu subconsciente aceptará el hecho de que realmente te amas y te aceptas. Y, ¿sabes una cosa? Comenzarás a atraer mejores amistades, un mejor trabajo, mejores circunstancias y, desde luego, mujeres mucho mejores con quienes salir para una cita. Tu postura ante la vida, en general, mejorará también.

Descubrirás que atraes gente que es más confiable y menos neurótica. Mujeres solteras “de calidad” de pronto verás que aparecen en tu vida de la nada. No tendrás que esforzarte demasiado para conseguir una segunda cita o para mantener una relación. La gente deseará estar contigo porque tú te sientes bastante bien contigo mismo.

Una buena auto-estima atrae el amor como un imán. ¡Pruébalo!

Loading...