De niños, aprendemos a fantasear y a tener juegos (¿recuerdas jugar al doctor?). Pero, cuando nos hacemos adultos, muchos de nosotros perdemos la capacidad de jugar y darle vida a nuestras fantasías. Sin embargo, ser adulto no significa que no puedas divertirte y compartir tus fantasías. Representar tus fantasías en juegos de rol puede crear una mayor confianza e intimidad entre las parejas al mismo tiempo que ayuda a lograr una vida sexual más satisfactoria y sexualmente más divertida.

Mientras que a las mujeres les encanta el romance, también les gustan el sexo travieso y las fantasías. Quizás un par de esposas podrían excitarla más que una caja de chocolates o un ramo de rosas. ¿En Serio? ¡Claro, que sí! Todo es cuestión de que en pareja se tenga la confianza de compartir tus fantasías sexuales, es como durante mi estancia en las europas que llegué a tener tal confianza con una mujer luego de chatear por varios días que en una primera cita pude compartir mis fantasías sexuales, algo como lo usual que se nos viene a la mente, ver una peli porno o tener un trio lo más fácil con unas prostitutas en barcelona, el asunto es explorar hasta donde se es capaz de satisfacer un caprichito de esos de cuando en vez.

Según los estudios realizados por Nancy Friday, la autora de “My Secret Garden” y otras fuentes: Cecer del control, ser esclava sexual y ser una dominatrix estuvieron entre las 10 mejores fantasías sexuales de las mujeres.

Ceder el control: Este tipo de fantasía permite a las mujeres ser sexuales sin ser responsables de sus acciones. Si te mantienen presionado o atado, no tienes el control de lo que te sucede. Entonces sigue siendo una “buena chica” incluso durante el sexo más travieso. Estas fantasías permiten a las mujeres ser abiertamente sexuales y explorar diferentes aspectos de su sexualidad, algo que muchas mujeres no pueden hacer en la vida real. Si bien en la fantasía no tienen el control, en realidad lo tienen, lo que lo diferencia de una violación real. Fantasear sobre ser violada es un medio de expresar un deseo de ser sexual, no un deseo subconsciente de sufrir una violación.

Para los hombres: Las fantasías de sumisión y de mujeres autoritarias fueron calificadas alto entre las 10 mejores fantasías.

Fantasías de dominación y sumisión: Las fantasías de dominación y sumisión (también conocidas como BDSM) son populares entre hombres y mujeres. Este tipo de fantasías de rol incluyen estar atado e indefenso, ser dominado. Los papeles femeninos dominantes incluyen una dominatriz desagradable, la maestra, una monja, doctoras, enfermeras o malvadas reinas, entre un largo etcétera.

Mientras que los tríos fueron calificados como la fantasía número uno para los hombres y los encuentros gay fueron calificados en último lugar, el sexo lésbico recibió una calificación alta tanto para hombres como para mujeres.

Sexo lésbico: Fantasear o participar realmente en una relación sexual con otra mujer no convierte automáticamente a una mujer en lesbiana. El sexo lésbico es una gran fantasía tanto para hombres como para mujeres y es una actividad bastante común para probar, incluso si uno tiene curiosidad.

Tríos: Los tríos siempre han sido una fantasía muy codiciada, especialmente para los hombres. ¿Dos chicas haciendo el amor entre ellas y con él? Esto emocionaría a la mayoría de los hombres, al menos en la fantasía. En la vida real, los tríos pueden ser algo más complicados. Sin embargo, sigue siendo muy popular entre muchas parejas que disfrutan el swinging y el sexo en grupo.

Parece que tanto los hombres como las mujeres se sienten atraídos por el papel de la “niña mala”: la puta, la prostituta, la stripper, la chica ruda de la motocicleta.

Las chicas malas lo hacen mejor: No es ningún secreto que las chicas malas tienen sexo caliente travieso. Al menos eso es lo que nos gustaría creer. A las mujeres que son “buenas chicas” en la vida real les puede gustar imaginar lo que es ser abiertamente sexual y travieso. Pueden fantasear con que son una prostituta, una stripper o cualquier mujer a la que “se requiera” que sea sexual como parte de su identidad. Para los chicos, las chicas malas harán todo lo que un chico quiera y les gustará. Fantasear sobre tener una prostituta se trata de querer un amante hábil, que cumplirá cualquier fantasía, no importa cuán “sucia” y sin hacer preguntas.

Mientras que las mujeres tienden a fantasear más sobre las personas: el sexo con un extraño, un amante anterior o una celebridad, los hombres tienden a bajar más a un acto con alguna parte del cuerpo o tipo de sexo. El Fellatio es la segunda fantasía más grande para los hombres, mientras que Sexo con un Extraño es muy popular para las mujeres.

Fellatio: Para muchos hombres, que le chupe el pene una participante dispuesta y ansiosa es la máxima fantasía. Los hombres a menudo se fijan en las partes del cuerpo cuando tienen fantasías y ver su miembro en una boca sexy siempre enciende las brasas.

Sexo con un extraño: Tener relaciones sexuales con un completo extraño al que nunca volverás a ver, significa para una mujer que puede ser abiertamente sexual sin temor a ser etiquetada. Al igual que con lo mencionado anteriormente, “Ceder el Control”, el sexo con un extraño permite a las mujeres ser sexuales cuando las circunstancias de la vida real se lo impiden. Si su pareja sexual no tiene rostro, no tiene que preocuparse de enfrentarlo después. Además, tener relaciones sexuales con un extraño con una persona que acaba de conocer durante una noche traviesa, se parece mucho a la fantasía de un hombre de buscar una prostituta.

Entonces, aunque los hombres pueden ser de Marte y las mujeres de Venus, siempre tenemos muchas fantasías ardientes que podemos compartir. Las fantasías nunca tienen que convertirse en realidad. Pueden ser ficticias, como los juegos de roles, por ejemplo: Vestirse y jugar al doctor puede ser incluso más emocionante de lo que era cuando eras un niño. Así que relájate, comparte tus fantasías y diviértete.

¿Te gustaría aprender más sobre fantasías sexuales, placer y orgasmos?

Loading...