Tienes una excelente relación con una mujer, se entienden bien entre ustedes, hacen cosas juntos, pero en cuanto mencionas la palabra matrimonio, ella se pone fría como un témpano de hielo y dice que no está lista aún. ¿Qué no estás lista?, preguntas. Ella dice que no sabe, pero que tiene esa sensación.

¿Por qué no dejar que las cosas sigan tal y como están? El matrimonio arruina las relaciones, te dice. Por supuesto, está horrorizada. No tiene caso seguir con este asunto por el momento pues ella ha cerrado sus oídos y no escucha.

¿Qué pasaría con sus salidas los viernes por la noche con sus amigas? ¿Qué pasaría si ella deseara ir de viaje por Europa o acampar con sus amigas a un lugar donde no se acepten chicos?

Consejos para que sepas cómo hacer que ella acepte tu proposición

1. Si estás acostumbrado a un estilo de vida frenético y a salir mucho regálale una experiencia de salto en bungee y cuando hayan saltado y se estén balanceando en todas direcciones con los pies hacia arriba y la cabeza hacia abajo, sujetados por las cuerdas, entrégale una nota que hayas preparado con anterioridad y que diga algo como esto “Te amo, nena. Arriesguémonos.” Ella entonces o temblará o te dirá que le encanta la idea. No tengas miedo; tú eres así y es tu espontaneidad la que ella adora.

2. Ya has hecho la parte divertida, haz ahora la seria. Ustedes tienen personalidades inusuales e interesantes y no hacen las cosas de la forma más habitual. Invítala a acampar o a una cabaña para el fin de semana, lejos de todo, y junto al fuego regálale su chocolate caliente favorito con espuma, háblale de lo lindo que sería tener una familia.

Si ella responde positivamente, habla más al respecto. Si se queda inmóvil y no dice nada, no la presiones. Si no dice nada negativo al respecto, al menos no está negando la idea. No hables más del asunto por unos meses. Céntrate en disfrutar de la relación.

3. Un momento ideal para volver a tocar el tema es cuando sea el momento de pagar tus impuestos anuales al gobierno, entonces pones sobre la mesa el hecho de que deberían tener una póliza de seguro en caso de que algo les pueda suceder.

También puedes hablarle de los beneficios que recibirán del gobierno si estuvieran casados, como la declaración conjunta de impuestos. Por supuesto, a una persona que acabaste de conocer no le dirás todo esto.

4. Si ella finalmente pone sobre la mesa el tema de legalizar la relación y formalizar el matrimonio, abrázala, y bríndale más chocolate caliente, no apresures las cosas hablando de fechas, lugares para casarse o coordinadores de bodas. Dale tiempo para pueda digerir lo que acaba de hacer. Asegúrale que todo va a estar bien diciéndole que la valoras mucho y que no la vas a presionar.

No hables del matrimonio innecesariamente; ya has plantado la semilla, déjala crecer. Como regalo, dile que puede tener un día para que salga con sus amigas. No detengas nada de lo que esté acostumbrada a hacer. Ella va a firmar para pasar el resto de su vida a tu lado; no hagas que lo lamente.

Si necesitas más consejos para pasar de un nivel al siguiente en tu relación, ¿qué esperas? Aquí, en Seduce Mujeres, estamos desde hace más de 10 años ayudando a miles de hombres a lograr sus objetivos en el amor y en las relaciones personales.

Loading...