Iniciar una conversación es algo que todos tenemos que hacer todos los días—pero todavía puede ser intimidante. Y cuando es conalguien que no conoces del todo bien, incluso puede ser aterrador. En un mundo donde las primeras impresiones cuentan mucho, no quieres meter la pata con una presentación mal pensada.

Pero aquí está lo bueno —en una situación como las citas, es muy común que a la otra persona vaya a estar tan nerviosa como tú. Las relaciones sólo van a empezar a sentirse más fáciles cuando siente cuándo estés con alguien que realmente conoces. Desafortunadamente, no puedes llegar a ese nivel sin un poco de comunicación.

Si estás interesado en una chica, ya sea como amigo o como alguien a quien te gustaría invitar a salir y estás buscando iniciar una conversación, aquí hay un par de trucos para hacer que sea más fácil.

Usa un poco de humor

Pretende que los dos están en la misma clase. En esa clase, el profesor hace algo un poco embarazoso. Trata de llamar su atención y mira si ella también piensa que es gracioso. Seguro, es una pena si el maestro quedó avergonzado pero en el lado positivo, es una gran oportunidad para hablar sobre un terreno común. Puedes utilizar esta misma idea en una fiesta, en un bar, en el tren, o en cualquier lugar donde algo fuera de lo común. Sólo procura no abusar del recurso y quedes como alguien demasiado negativo o que se ríe de la desgracia de los demás. A partir de ahí, la conversación puedes llevarla a otros lugares.

No comentes sobre su apariencia

Podrías pensar que estás siendo amable, pero ella va a ver el comentario de una manera totalmente diferente. Decir algo como: “me encantan tus ojos”, cuando es la primera cita te hará parecer como si estás interesado sólo en su apariencia. Y, seamos honestos, suena como una mentira. Incluso si ella realmente tiene unos maravillosos ojos, ya escuchó esos comentarios 15+ veces antes. Áhorrate ese tipo de elogio para más tarde, así demostrarás que piensas que ella es algo más que su apariencia. Presta atención a lo que ella lleva, o lo que ella hace. En su bolso o si en la mochila tiene un parche de una banda que le gusta. Haz una observación interesante o una broma en una conversación. Que ahí es donde debes empezar.

Lee sus señales

Leer el lenguaje corporal es una habilidad importante a tener. ¿No parecía tensa acerca con algo? ¿No parecía cerrada ante lo que decías? Entonces, incluso si tienes la mejor línea para arrancar la conversación, conoce los límites. Aunque es agradable conversar con la gente, ten presente que no todos tienen el mismo humor todos los días. Por lo tanto, de forma accidental, puedes dar una mala impresión. La sonrisa, las risas  y el contacto visual contigo son buenas señales de que una conversación es agradable.

Pensar acerca de las cosas que le gusta hablar

Una conversación va bien si se centra en algo que, naturalmente, disfruta al hablar simplemente porque puede parecer más feliz, o ser más ella misma. Si sabes que la chica tiene un interés en un tema en particular (por ejemplo, tal vez sabe que es le gusta anime basado en una camisa que ella lleva), a continuación, siéntete libre de zambullirte en el tema. No es necesario tener dominio de todos los temas al inicio, pero para eso puedes preguntar y así hacer plática.

No te lo pienses demasiado

Las mejores conversaciones son naturales, así que si estás muy ocupado escribiendo tus mejores y más divertidos chistes, podrías querer abandonar esa lista por ahora. Las chicas tienen un muy buen sentido para ver cuando alguien está esforzándose demasiado duro. Y mientras se sienten agradecidas de que intentaste elaborar la conversación perfecta para ellas, también pueden preocuparse de que eres demasiado miedoso como para empezar con un simple “hola”.

No la acorrales

Fíjate dónde elijes hablar. Cuando acorrlas a una chica en una esquina, especialmente en un lugar más oscuro, como un bar o restaurante, incluso un simple “¿Cómo estás?”, puede verse como intimidante. Incluso si eres el chico más amable en el mundo, que no representas ningún daño, ella va a estar alerta si ella se siente acorralada. Trata de charlar en un espacio público, bien iluminado con gente alrededor. Y respeta su espacio personal. Así tendrás la oportunidad de acercarte cuando los dos tenguan un mutuo nivel de comodidad y confianza.

No hables de ti mismo

Me refiero a presumir sobre ti para iniciar una conversación de tus propios logros. Sé equitativo, interésate en ella.

Cuando todo lo demás falla, habla de comida

La comida es un bonito tema universal, simplemente porque todos necesitamos para vivir. También es algo sobre lo que todo el mundo tiene una opinión. Si eres nuevo en la zona y estás buscando iniciar una conversación con una chica, puedes preguntar: “¿Dónde está el mejor lugar para comer tacos?”. Tal vez si tienes suerte, ella va a ofrecerse para acompañarte.

A veces, conversar con una chica puede ser bastante aterrador. Sólo recuerda, ella es una persona igual que tú. Piensa sobre algunos de los temas que más te gustan y empieza desde ahí. Si los dos no hacen clic de inmediato, sólo cortésmente déjala pasar, no dejes que la experiencia te asuste como para intentarlo de nuevo. Cuanto más hables con las chicas, mejor y más seguro vas a ser.

Loading...