No necesitas viajar miles de kilómetros para verla. No tienes que ser el que siempre le esté enviando mensajes. No tienes que ser el que siempre le compre un trago.

La razón es simple. Entre ella más invierta en ti, más se enamorará.

Las personas no valoran las cosas gratis. Las personas valoran las cosas por las que tienen que trabajar. Cosas por las que tengan que luchar. Cosas que les cuesten algo.

Obtén Acceso Instantáneo A Mi Estrategia #1 Que Uso Para Ligar Mujeres, Tener Citas con Ellas y Pasar al Siguiente Nivel...

Obtén acceso instantáneo a mi estrategia personal de ligue que uso con cada chica que abordo una y otra vez.

Tu Nombre... 

Tu Email....... 

Por una buena razón. Crecemos cuando trabajamos, no cuando nos regalan las cosas.

Esta es otra razón. Ella razonará por qué está saliendo contigo. “Él debe gustarme”, puede que ella piense eso. Eso nunca es malo ¿no crees?

Si piensas que esto es como una calificacióon…estás totalmente en lo cierto. Pedirle favores a tu novia hará que se extienda la calificación en tu relación.

La razón por la cual nosotros calificamos es la misma por la cual no podemos hacer todo el trabajo en la relación. La atracción es un camino de dos sentidos. Crece cuando damos, no sólo cuando recibimos.

Ya sabes, es algo contraintuitivo.

Ahora, no me malinterpretes. Hacerle favores está bien. Hacerle pequeños favores, abrirle la puerta, darle masajes, eso es muy bueno. Es fantástico. Ofrécete. También asegúrate de recibir. Asegúrate que ella también te da.

Aquí es cuando todo se torna interesante. Puedes pedirle un favor que te ayude a resolver alguno de tus más profundos propósitos.

Un hombre que tenga un propósito en la vida y le ofrece su regalo al mundo posee una masculinidad irresistible para cualquier mujer. Lee este pensamiento que se atribuye a Buddha: “Tu trabajo es descubrir tu labor y entregarte completamente a ella” No sé si Buddha realmente dijo eso pero sé que un hombre que hace eso está realmente vivo.

Combina realizar un favor y lograr tus propósitos. Puedes pedirle un favor que te ayude a servir a tu propósito.

[AnythingPopup id=”1"]

Por ejemplo, si tu pasión es la música pídele que te busque algunas cuerdas de guitarra en alguna tienda. Si tienes un negocio de cualquier naturaleza pídele que te ayude de alguna forma.

Añadamos esto aquí. Ella te está dando, estás sirviendo tus propósitos Y estás pasando un buen momento con ella. ¡Esto es increíble!

Así que pídele favores a tu mujer, especialmente si ella está conectada con tus propósitos. Exprésale tu gratitud. Y por supuesto, regrésale el favor, y ofrécete también.

Yo conozco hombres que piensan que siempre tenemos que hacerle todo a nuestra mujer. Pero si dejamos que nuestras mujeres nos hagan cosas podremos brindarle el regalo de la gratitud…y esto puede hacer maravillas para mantener vivo el sentimiento de amor mutuo.