Pensamos que el juego de la seducción es como el juego de conseguir empleo (y sí, hay mucha gente que cree que son la misma cosa) y que si mostramos nuestro mejor perfil en nuestros currículums, entonces de igual manera tenemos que hacerlo para conseguir al hombre indicado.

Por Marta B.
Para las chicas

Bueno chicas, sea que les guste o no siempre hay un aspecto de “vendernos” cuando se trata de buscar amor. Nos puede disgustar, podemos quejarnos y renegar, pero ya que es imposible para un miembro del sexo opuesto (o cualquiera para este tipo de asuntos) ver directamente a nuestros corazones, almas, deseos y ver quiénes somos “realmente” en pocos minutos (o aún semanas, meses y años) de conocernos, no tenemos más opción que hacer nuestro mejor esfuerzo para hacerles saber quiénes somos mediante nuestras habilidades de comunicación.

Y allí es cuando a menudo nosotras nos metemos en problemas. Nosotras no creemos que nuestro verdadero “yo” va a brindarnos buenos candidatos. Pensamos que el juego de la seducción es como el juego de conseguir empleo (y sí, hay mucha gente que cree que son la misma cosa) y que si mostramos nuestro mejor perfil en nuestros currículums, de igual manera tenemos que hacerlo para conseguir al hombre indicado. Sin embargo, hay dos serios problemas por pensar de esa manera:

1.

– Terminas vendiéndote como un Toyota cuando realmente eres un Mercedez Benz

2.- Tu idea del hombre “correcto” puede que no sea tu ideal después de todo.

Vendiéndote Mal

Deberías de poner tu mejor ángulo siempre que busques el amor? Absolutamente. Dejar que los demás sepan cada cosa mala que te ha pasado en los tres últimos años en los primeros diez minutos de la primera cita, o en el primer email, nunca es una buena idea. Todos tenemos cosas difíciles que nos han pasado y que no debemos pretender que jamás existieron, pero en una primera cita nunca es la oportunidad apropiada para asustar a esta nueva persona. Si tu dirijes la plática hacia tus problemas tan solo atraerás la clase de hombres que están tratando de salvarte o ser tu sicólogo a quien llorarle todas tus penas y pedirle consejo (el cual él esperara que sigas) – no es la clase de hombre que esta buscando estar en una relación entre iguales. Por otro lado, si te presentas como alguien a quien su vida todo le va de color de rosa y el sol brilla todo el tiempo, cualquier hombre se sentirá intimidado y pensará que no eres para nada humana o de este mundo. Es un acto desafiante de equilibrio. La mejor forma de manejarlo? Pregúntate cuánto te gustaría conocer a alguien la primera vez que te encuentras con un nuevo hombre.

Donde la mayoría de las mujeres realmente fallan en presentar su verdadero yo, sin embargo, es respecto a sus propios intereses y gustos. Bien podemos inventar gustos e intereses para presentarlos en la cita de tal suerte que impresionen más que nuestros verdaderos gustos e intereses (estos son gustos e intereses que vemos son populares entre nuestras amistades, familia y los medios), o rápidamente le damos la razón a nuestra cita sobre sus gustos e intereses. Te guste o no estás mintiendo en ambos casos. Nuestros gustos e intereses son parte integral de cada una. Oh sí desde luego, para poder seguir viendo a cierto hombre (o diablos, incluso para casarnos con él) podemos mantener una máscara de ser amantes de las carreras ilegales de autos, cerveza e ir de pesca, pero tarde o temprano tu castillo de naipes se caerá con la menor brisa y se mostrará quién eres realmente. No se puede tapar el sol con un dedo.

Hazte un favor y muéstrate tal como eres desde el inicio. Un hombre tiene derecho a decepcionarse, enfadarse cuando tu verdadero yo muestre sus colores reales y admita que a ti no te gusta de verdad pasar los Domingos con su familia cuando has estado yendo felizmente por tres meses (o seis meses, o incluso tres años). Si tu no has sido honesta con él sobre cómo eres realmente y cómo te gusta pasar tu tiempo, no podrás esperar que él sepa leer tu mente.

Y no, no es obvio para los hombres cómo te gusta pasar tu tiempo. Tienes que decírselo. De hecho, tienes que deletrearlo bien claro.

Vendiéndote al hombre incorrecto

A quién queremos atraer para una relación romántica es una cosa muy personal y todavía nuestros amigas todo el tiempo nos dicen, nuestra familia también e igual los medios sobre a quién “debemos” desear. Estás seguro de que el tipo de hombre que estas buscando atraer es el tipo de hombre que realmente es atractivo para ti? O estas buscando atraer a un hombre para impresionar a tus amigas o a tus colegas del trabajo? Estas buscando la clase de hombre que hará cantar a tu corazón o que hará felices a tus padres?

Algunas veces los ideales de nuestras amigas y familiares son tan fuertes y enraizados en nosotras que se sienten como si fueran nuestros propios ideales. Toma cierto tiempo y atención hacia nuestros sentimientos para sortear y decidir qué es qué. Afortunadamente, tus propias decisiones de entretenimiento personales son una manera fabulosa de darte cuenta exactamente la clase de hombre que te atrae a tí.

1.- Quiénes son tus héroes masculinos de tus libros favoritos? Qué hay en estos hombres que te hace admirarlos y sentirte atraída hacia ellos?

2.- Cuáles son tus personajes de TV favoritos y por qué? Igual que arriba, qué hay acerca de estos personajes que te hace admirarlos?

3.- Quiénes son tus héroes de película y por qué? Nuevamente, qué hay en ellos que hace que los admires?

Por favor se tan específica como te sea posible con cada personaje – tómate el tiempo para ver de verdad por qué él te llamó la atención y admiración. Al tiempo que hagas este ejercicio podrás encontrar que mientras pensaste que mientras te sentías atraída hacia hombres artistas lo que realmente te gustaba eran los altos ejectuivos (como los roles que elije Tom Cruise), o tal vez seas una mujer profesional exitosa que se da cuenta que te vuelve loca los hombres que pueden construir cosas con sus manos.

Seguir tus propios gustos

No hay ningún juicio aquí acerca de quién es el indicado y quién no – tu gusto es tu gusto y eso es exactamente lo que tu necesitas para estar clara para comenzar a dibujar al hombre perfecto para ti. Deja ya de estar mirando a los demás para saber qué clase de hombres “deberías” desear y comienza a sintonizarte con tu propio corazón y mente. La verdad te sorprenderá.

Loading...