Sorpresa, ¡las mujeres realmente disfrutan el sexo! Y mandan a la porra los dobles estándares. Te vamos a relatar lo que una mujer de esas putas en Barcelona nos contó – mejor dicho, nos aconsejó – sobre las primeras citas.

“Si disfrutamos de tu compañía y la consideramos atractiva, hasta podría follarte caritativamente en la primera cita”.

La verdad, las mujeres también son proxenetas, así que aquí hay algunos consejos para que las cosas te salgan lo más ardiente en tu primera cita:

Las ingeniosas bromas textuales le quitan a la mayoría el nerviosismo previo a la cita y hace que ambas partes crean que se conocen mejor de lo que realmente saben. No tienes que sacar todas las preguntas en la primera cita (¿dónde creció, a dónde fue a la escuela, cuándo fue su último análisis de sangre?), pero habla un poco sobre cómo les fue en el día y tienta las aguas con una broma o dos. Además, no empieces cada oración con “jaja”.

El hecho de que el macho escoja el lugar es una norma cultural que también afirma que ya te desapegaste de las faldas de tu madre como para conocer lugares decentes para beber o comer. No es por ser unas prostitutas, pero las chicas también son más propensas a relajarse y abrirse más contigo si pagas sus bebidas. Solo digo bebidas porque ¿para qué pagar una comida completa en la primera cita? No solo es fiscalmente irresponsable, sino que nadie quiere sentarse a comer con alguien que acaba de conocer. Comer en frente de otra persona es incómodo.

Solo porque te gusta vestirte como un villano vintage no significa que debas actuar como tal. Además, eso de que “las mujeres solo quieren chicos que actúen como patanes” es un mito. No tenemos el tiempo o la capacidad emocional para lidiar con imbéciles porque hay un montón de hombres ahí que serán más atractivos y más agradables que tú. Lo que no nos gusta son los tipos que nos permiten pasar por encima de ellos, lo cual explica el mito de los ” chicos buenos terminan de último”.

Lo obvio, a las chicas les gustan los cumplidos. Personalmente agradezco que me digan que soy divertida o inteligente más que si me dijeran que soy bonita o que tengo grandes tetas. Al decirle que se ve bien incluso cuando está vestida, es más probable que te muestre cómo es ella sin un atuendo meticulosamente planificado.

Odio decirlo, pero cuanto más atractivo seas, mayor será la probabilidad de que te metas dentro de ella. La vida no es justa y el darwinismo es real, al menos en esto, pero eso es a lo que se reduce la química sexual: a cuán atraído física y mentalmente te sientas hacia la otra persona. Por ejemplo, si un tipo me detiene mientras llego tarde al trabajo y voy por mi café, me sentiré exasperada si no es atractivo, pero me encantará si lo es. Las chicas también están dispuestas a desalentar a los tipos menos atractivos que ellas si el tipo es excepcionalmente inteligente y divertido, así que no dejes de pagar por las bebidas.

Dejando a un lado la atracción física inicial, puedes ganar puntos a tu favor al hacer todas las sugerencias anteriores y ponerte una chaqueta.

A propósito de andar con chaqueta o blazer, a las mujeres nos da la ilusión de que tienes tus mierdas en orden. Sin embargo, hagas lo que hagas, no uses una negra. Las chaquetas negras son para banqueros e ir a funerales, que emocionalmente pueden sentirse igual.

Al final del largo pero existencialmente fugaz día, las citas en realidad son solo tirar los dados con tu genética y personalidad. Entonces, si todo lo demás falla, apúntalo como una pérdida y culpa a tus padres por irte solo a casa. O simplemente déjalo de lado y envíale un mensaje a una chica más dispuesta en tu lista. ¡Qué haces pegado a la pantalla, sal a buscar la acción!

Loading...