Cuando sales a buscar chicas (o sales para ver a una en particular) cómo y qué sientes acerca de ti mismo va a tener un GRAN impacto en cuánta atracción seas capaz de generar.

Afortunadamente, la cantidad de atracción que los hombres pueden generar en las chicas no siempre está en relación proporcional con su aspecto físico. Claro, pero si ella está buscando SOLAMENTE un aventura loca de corta duración, entonces ya estarás limitado.

Pero si deseas generar una atracción enorme y profunda, entonces como luzcas no será tan importante.

Ahora bien, yo sé que esto es exactamente lo contrario a lo que piensa la mayoría de los hombres. La razón es que puede servir como una capa protectora de creencias que impedirán que actúes. Lo creas o no, muchos hombres prefieren hacerse a un lado, donde es más seguro, siempre que tengan una simple excusa que justifique su actitud haciendo ver que no es su culpa.

Si te convences a ti mismo de que a las chicas sólo les gustan los hombres de cierta estatura, y que tú no eres atractivo o alto, entonces estás creando excusas para NO actuar.

Esto te permite permanecer seguro, sin que NUNCA te rechacen, sin lucir como esos hombres que se quedan petrificados cuando tienen que hablarle a una chica. Claro, uno habla con chicas todo el tiempo, pero como ellas SOLO desean hombres atractivos, ¿para qué preocuparse? Esto es al menos lo que te dices a ti mismo.

Pero la verdad es que el físico no lo es todo para las mujeres. Por lo menos no tan importante (en las chicas) como lo es para los hombres.

Sin embargo, sí lo son tu marco, estilo de comunicación, y la confianza que tengas en ti mismo.

Y esto se basa en gran medida en tus criterios conscientes acerca de ti mismo con relación a las mujeres.

Todo esto puede ser difícil porque la mayor parte del tiempo nuestras creencias existen en un nivel subconsciente, lo cual significa que a menos que las busques, te pueden confundir.

Afortunadamente, existe un ejercicio simple para descubrir cuáles son estas creencias, de forma tal que las puedas cambiar en caso de ser necesario.

Primero anota qué es lo que quieres alcanzar con las mujeres. Sé lo más específico posible.

Entonces debajo, anota cada razón que pienses que te está alejando de conseguir lo que deseas. No corrijas tus pensamientos, anótalos como vengan a tu mente.

Lo que vas a estar buscando es cualquier convicción que parezca una limitación interna. Como por ejemplo, una apreciación negativa acerca de ti mismo.

Una vez que hayas descubierto alguna, puedes ir destruyéndolas sistemáticamente. Entre más limitantes seas capaz de destruir, más atractivo lucirás.

Muy pronto, sólo necesitarás “ser tú mismo” y eso será suficiente para que puedas tener todas las chicas que quieras.

Para generar niveles asombrosos de fantástica seducción a través del poder irresistible de la hipnosis, sólo necesitas poner en práctica las técnicas del Manual Seduce Mujeres.

Loading...