Con el paso de los años se han definido muchos puntos de vista acerca de las causas por las cuales una persona se siente atraída por otra. Estos puntos de vista han sido expuestos por científicos, expertos en relaciones de pareja y todos los que han estado relacionados con este tema.

Y aunque muchos de estos puntos de vista parecen precisos y reflejan la realidad, eso no quiere decir que todo sea exactamente así. Siempre se dice que los hombres y las mujeres no buscan las mismas cosas pero uno no necesita ir muy lejos para saber que siempre hay excepciones.

Sin embargo, si uno armoniza con lo que se define como atractivo todo podría estar bien pero si no es así entonces podríamos pensar que no somos “atractivos”. Es muy probable que la primera persona se sienta muy bien mientras que la segunda pierda las esperanzas.

Apariencias físicas

Mientras es posible cambiar nuestro comportamiento o cómo nos dirigimos a los demás, la apariencia física es, por otra parte, algo que no es muy fácil de cambiar. Y como generalmente se dice que la apariencia física de uno es lo que define si somos atractivos o no, entonces no queda mucho por hacer aunque…

La cirugía plástica está siendo más aceptada cada día pero, incluso con la cirugía existen límites. Una mujer puede hacerse un implante o mejorar sus glúteos y un hombre puede hacerse una liposucción.

Aunque no hay garantías.

Es normal que quien no tenga ciertas características admire a quien sí las tiene. Es muy probable que se pregunten cómo sería su vida si tuvieran esas características y esto podría ser incluso tan fuerte que lleguen al punto de hacerse una cirugía plástica.

Y aunque ser atractivo puede hacer que la vida de uno sea más fácil – siempre se ha dicho que la apariencia física puede tener un peso importante en cuán lejos se puede llegar en una carrera o incluso si se le declara culpable o no de un crimen – esto no es garantía de tener una relación exitosa.

Obtén Acceso Instantáneo A Mi Estrategia #1 Que Uso Para Ligar Mujeres, Tener Citas con Ellas y Pasar al Siguiente Nivel...

Obtén acceso instantáneo a mi estrategia personal de ligue que uso con cada chica que abordo una y otra vez.

Tu Nombre... 

Tu Email....... 

Hombres y mujeres.

En estos momentos las mujeres tienen más opciones que los hombres cuando se trata de cambiar la apariencia física. Y aunque los hombres son más visuales que las mujeres esto no quiere decir que se queden detrás.

Para un hombre lo más importante no es cómo se ve sino cómo actúa. Así que aunque un hombre luzca bien si no se actúa como debe no hará mucha diferencia. Con respecto a las mujeres, no importa cómo luzcan pero si no son capaces de ser emocionalmente estables no serán capaces de atraer a ningún hombre de calidad hacia sus vidas.

Más que apariencias

A lo que quiero llegar es que la apariencia física es una parte de la ecuación, la otra parte es la que llevamos dentro. Por ejemplo: un auto puede lucir increíble pero si la maquinaria no sirve no va a llegar muy lejos.

La apariencia de un auto genera atracción pero una vez que entramos dentro todo se resume a cómo se mueve. Esto mismo ocurre con las personas – su apariencia física puede generar interés – pero luego se trata de cuánto pueden ofrecer.

Requerimientos individuales

Sin embargo, si estamos buscando una relación superficial y no una más profunda entonces todo se resume en la apariencia. En ese caso sólo importará el exterior.

Sin embargo, si deseas una relación real es importante que te centres no sólo en la apariencia sino en lo que ocurre en su interior. Una vez que te sientas a gusto con el interior serás capaz de aceptar la apariencia física.

Atracción

Por una parte está la forma en que uno se siente atraído por otra persona en base a cómo luce y por otro lado cuando uno se siente atraído por una persona debido a cómo nos sentimos a su lado. Esto no quiere decir que estos dos aspectos estén separados, lo que quiero decir es que las necesidades emocionales de una persona pueden tener un precedente.

En este caso uno no se centrará tanto en cómo luce la otra persona porque estaremos consumidos por nuestras necesidades emocionales. Aunque lo ideal es que nuestra mente, corazón y cuerpo trabajen juntos, esto no quiere decir que siempre sea así.

[AnythingPopup id=”1"]

Abandono

Cuando alguien está emocionalmente centrado se sentirá atraído hacia cierto tipo de persona y cuando éste no sea el caso nos sentiremos atraídos hacia personas totalmente diferentes. Eso quiere decir, por ejemplo, que si alguien se siente abandonado irá hacia cualquier lugar.

Debido a lo poderoso que es este sentimiento, no importa lo que nos diga nuestra mente sobre la otra persona, sentimos dolor y simplemente queremos dejar de sufrir. Y como la otra persona tomará el control de cómo nos sentimos, terminaremos en una situación donde nos reuniremos con personas que distan mucho de ser beneficiosas para nosotros.

Solución a corto plazo

A corto plazo es cierto que no te sentirás bien sin nadie, pero si esta es la única razón por la que estás con esa otra persona entonces es muy probable que con el paso del tiempo aparezcan otros problemas. Es posible que la otra persona no sea compatible contigo y termine siendo controladora o abusiva.

Esto ocurrirá en parte porque todo ha sido consecuencia de tu desesperación y necesidad. Es muy probable que las personas que atraigas se den cuenta de esto a un nivel más profundo y te vean como un blanco fácil.

Un enfoque cercano

Se dice muy frecuentemente que uno no puede sentir abandono cuando se es adulto, que esto son sólo cosas de niños. Sin embargo, si en nuestra infancia se nos negó algo y estas experiencias emocionales no han sido procesadas y quedaron atrapadas en nuestro cuerpo es posible sentir como que estuvieron así todos estos años.

El resultado de sentirse así como un niño termina no sólo en la sensación de sentirse abandonado, también afectará la habilidad para regular nuestras propias emociones (al ser regulados por nuestros cuidadores desarrollamos la capacidad para autorregularnos) Si sentimos miedo y no hay nadie para regular cómo nos sentimos y no podemos regularnos por nosotros mismos entonces es muy probable que el dolor se aloje permanentemente en nosotros.

Percepción

Pasan los años y uno sigue cargando con ese dolor interno y no podemos controlar cómo nos sentimos. Así que es normal que haya momentos en que nos sea difícil discernir las cosas y terminemos en los brazos de quien primero encontremos.

Es importante enfrentar estas experiencias emocionales del pasado a medida en que vayan aflorando y mientras esto ocurra uno debe ser capaz de aprender a regular sus propias emociones. Esto se puede hacer con la ayuda de un terapeuta, quien nos puede ayudar con el apoyo que no recibimos durante todos estos años y es parte vital de este proceso.

Aprende Cómo Ligarte A La Mujer Más Codiciada Con Mi Estrategia #1 de Seducción