El exceso de pornografía ha destruido el apetito sexual en Japón. Contra todo pronóstico, tal parece que la pornografía está matando al sexo en Japón.

Normalmente los jóvenes (varones) están obsesionados con el sexo. Así que sabes que ¡algo anda terriblemente mal cuando más de un tercio de los jóvenes japoneses dice que no le interesa el sexo!

De acuerdo a una encuesta gubernamental, el 35 por ciento de los hombres japoneses en las edades de 16 a 19 años sentían aversión al sexo, más del doble de 17.5 por ciento de los hombres en el estudio anterior de 2008.

Sabemos que la Élite Financiera está a favor de la reducción de la población. Lo que está sucediendo en Japón puede ser un presagio para Europa y Norteamérica. ¿Por qué está pasando esto?

Según la Wikipedia: “La cultura pornográfica japonesa es aceptada con mayor apertura como parte de los medios de comunicación masivos en comparación al tratamiento que recibe la pornografía en los medios occidentales. De ese modo, escenas que son aceptables para la transmitir a la audiencia japonesa, resultan inaceptables en otros países. La obscenidad es bastante común inclusive en los materiales orientados para niños y las expresiones que muchas otras culturas no serían aceptables para el público en general, son mostradas en Japón sin ninguna advertencia”.

La pornografía es en realidad un desmotivador sexual. Es por esta razón que la Élite Financiera ha hecho de la pornografía algo ubicuo.

Sabemos muy bien que la gente se aburre de cualquier cosa que reciba en demasía. En Japón la gente está bastante expuesta al contenido sexual a través de los medios de comunicación. El desafío y el misterio de la sexualidad ha desaparecido de la cultura japonesa. La mayoría de los hombres están hastiados. Miran pornografía para ver si todavía queda alguna mujer que pueda excitarlos.

La pornografía hace que las mujeres disponibles parezcan inadecuadas. La pornografía se convierte en sustituta del sexo con una mujer de verdad.

Muchas mujeres jóvenes siguen el ejemplo de las actrices porno. Actuar en pornografía no es para nada diferente que sus vidas cotidianas. Algunos hombres han perdido totalmente el respeto por las mujeres en general como resultado de que las mujeres jóvenes se muestren al desnudo por dinero.

Cuando pierdes el respeto, el interés declina.

La heterosexualidad masculina involucra un elemento de tomar “posesión” de una mujer, su esposa, haciéndola parte de él. Los hombres pierden el respeto por las mujeres que perciben que pertenecen a muchos otros hombres; y estas mujeres pierden el interés en pertenecer a un solo hombre.

Los planificadores sociales japoneses están retorciéndose las manos. La tasa de natalidad es de 1.21 por familia, muy por debajo de los 2.08 bebés que se requieren. La población de Japón es de 127 millones pero se proyecta que decline a 95 millones para el año 2050 y a 47.7 millones para el 2100.

Los planificadores sociales japoneses están contemplando incentivos, pero lo que se necesita ahí es una revolución cultural, un regreso a los valores heterosexuales como la monogamia, el cortejo, el matrimonio y la familia. Las mujeres jóvenes necesitan de nuevo hacer del matrimonio su carrera principal.

Puedes apostar con toda seguridad que los medios de comunicación masivos controlados por la Élite Financiera son responsables de destruir los valores heterosexuales y es necesario hacerlos resucitar.

A las chicas jóvenes se les enseña a que se comporten como prostitutas. Eso tiene que parar. Y la pornografía debería ser restringida. Solo así podrían los hombres valorar el sexo de verdad nuevamente.

¿Te habías preguntado alguna vez por qué la corrección política no se extiende a la pornografía? Los políticos son los primeros en apuntarse a proteger a los homosexuales de cualquier cosa, pero no a los hombres y a las mujeres heterosexuales que son atacados de una forma mucho más sutil e insidiosa.

OTROS FACTORES

¿Quién sabe que otros factores están en juego en Japón? ¿Quién sabe que es lo que le están poniendo al agua potable? ¿Quién sabe que efecto tienen los envases plásticos en el impulso sexual?

Un lector muy perspicaz escribió: “Te lo resumo así; NO es la pornografía la que está matando la tasa de natalidad en Japón, es el anime y manga pro-homosexual (librso de cómicos y caricaturas).

Todos estos hombres y chicos japoneses en estos shows son por lo general más afeminados que incluso las chicas más tímidas que te encuentras en la vida real. Necesitas ejemplos; échale un vistazo a los últimos shows de la última temporada en www.goodanime.net”.

Aparentemente existe un género de cómics en Japón llamado “Hentai” el cual muestra cualquier tipo imaginable de desviación sexual.

Un artículo de Junio de 2009 lista el declive en la oportunidad económica como un factor principal en la esterilización de los hombres japoneses. Esto es relevante para nosotros. Si Japón sirve de indicador, el matrimonio y la familia podrían convertirse en un lujo que solo pocas personas pueden permitirse.

La revista Weekly Diamond “notó que más del 80 por ciento de las personas en sus 35 años viven en Japón con un ingreso anual de 2 millones de yenes – un punto clave de la pobreza ahí reinante”.

“No creo que la vida que tuvieron mis padres sea una opción para nosotros algún día”, se lamenta Kai Ishii, un corredor de 26 años en la prefectura de Shizuoka. “Deseo algún día casarma y comprar una casa. Tan solo que no sé cuando podré lograrlo, aún cuando tenga un empleo”.

“Cerca de un tercio de la fuerza laboral japonesa trabaja casualmente o a tiempo parcial y la confianza en un futuro promisorio parece muy lejana. Para muchos hombres jóvenes, el sueño de post-guerra de un empleo de por vida, un hogar y una familia, con todos los sacrificios que conlleva, está desvaneciéndose. En respuesta a eso, algunos han enfocado sus energías hacia otros asuntos, hacia la alguna vez feminizada esfera de consumismo – o alejados de la vida en sí”.

El artículo respalda mi opinión en cuanto a la pornografía.

“La necesidad apremiante de encontrar una pareja ha sido aliviada por la ubicuidad de la pornografía, los juguetes sexuales y el sexo virtual – una razón, dicen los analistas, del por qué el consumo de los condones ha declinado en una década”.

Las feministas ven en este desarrollo de los eventos algo de lo más positivo.

“Los hombres japoneses la disfrutaron bien por mucho tiempo”, dice la socióloga feminista Yuko Kawanishi. “Ellos eran machos y sexistas, no hacían caso a sus esposas, así que es bueno que estén descubriendo su lado femenino y aprendan a cooperar”.

Pero esa visión feminista de las cosas no resolverá de ningún modo la declinante tasa de natalidad en Japón.

CONCLUSIÓN

Las naciones, una vez más, deben definir sus intereses nacionales y promulgar políticas atrevidas y de largo alcance. Deben darse cuenta que la filosofía detrás de la globalización es la de concentrar toda la riqueza en las manos de la Élite Financiera y reducir por completo lo que queda de humanidad a la servidumbre. Las naciones que se nieguen a actuar en contra de los deseos de la Élite Financiera enfrentarán su pronta desaparición.

Loading...