Hollywood continua una campaña sin cansancion para celebrar la violencia y la agresión en las mujeres. Las películas, los shows de televisión y los comerciales regularmente muestran mujeres de todas las edades que pelean a puñetazos.

Estos modelos de rol no tienen nada que ver con darle empoderamiento a las mujeres. Promueven una falsa noción de que pequeñas mujeres regularmente pueden dominar y derrotar físicamente a hombres mucho más grandes.

También sirven para glorificar la lucha, lo cual no es parte de la ivda de ningún adulto civilizado.

Esto ya no forma parte ninguna comedia, como fue en los días cuando Vilma Picapiedra y Bety Mármol propinaban una paliza a Pedro y a Pablo, o cuando Mary Tyler Moore batía a goles a Dick Van Dyke.

En aquellos días, tenía que haber un “artilugio” utilizado para explicar la obvia improbabilidad de que una mujer tan pequeño pudiera subyugar a hombres mucho más fuertes. Usualmente, esto era atribuido a lecciones de karate o judo.

Ahora, los personajes femeninos simplemente son capaces de someter a golpes a hombres mucho más robustos sin mediar palabra, ni dar explicaciones del por qué son tan capaces.

Las mujeres la mayor parte del tiempo son chicas delgadas, atractivas y del tipo de la súper modelo. Así las mujeres que ven estas imágenes se pueden identificar. En las raras ocasiones cuando una mujer gorda o de constitución robusta da la paliza, es para dar un efecto cómico.

Agresoras

Las mujeres no están méramente defendiéndose de algún ogro; más común de lo que debería de ser, están buscándose una pelea física.

Portan las mismas expresiones agresivas y sin sentido que casi todas las actrices de hoy en día parecen portar y a menudo son ellas quienes inician las peleas.

Bueno, normalmente no hay mucha pelea, ya que usualmente el hombre es noqueado o puesto fuera de juego con un poderoso golpe asestado por la fémina.

El personaje de Lois Lane en lo que fuera el excelente show “Smallville” es una matona. Ella ha derrotado a hombres, a menudo armados (una vez sometió a un enorme miembro del equipo SWAT en plena marcha), de forma regular, sin nada más que sus bellos puños y sus patadas voladoras mágicas del estilo de Matrix.

Esta chica anda en la búsqueda de problemas todo el tiempo. Ella es la agresora, no algún hombre Neardental tratando de patearla.

A pesar de esta perturbadora falla en la caracterización, ella es del agrado de los demás personajes. La audiencia se supone que encuentre a este chica encantadora también.

Por si fuera poco, los guionistas en Hollywood se están volviendo más fantasiosos. En la reciente serie de televisión con el remake de “V, Invasión Extraterrestre”, la mujer de mediana edad se deshizo de un asesino armado desde una gran distancia y lo atacó, mientras hordas de hombres observaban con admiración.

Esta campaña de “mujeres como agresoras” han sido prominente en las shows infantiles de televisión.

En el show juvenil de Nickelodeon “I Carly”, la mejor amiga de Carly, Sam, es una pequeña chica rubia quien de alguna manera es capaz de someter a cualquier hombre (y siempre está en disposición de hacerlo).

En “Drake And Josh”, la misma actriz que tiene el papel principal en “I Carly”, Amanda Cosgrove, ahí coo una chica jovencita, intimida y domina absolutamente a sus jóvenes hermanos mayores. Ella los golpea con frecuencia y ellos le temen.

La caracterización de este personaje es totalmente odioso, sin ninguna cualidad redentora nunca recibe justo castigo y es retratado positivamente. De nuevo, la audiencia se supone que le tiene que gustar esta clase de monstruo.

¿Por Qué Está Sucediendo Esto?

¿Cuál es el propósito de emujar esta noción patentemente absurda de ofrma tan consistente y por tanto tiempo?

En lugar de motivar a los hombres a ser más sensibles y menos brutales o agresivos, ahora estamos siendo testigos de una actitud confrontativa y beligerante de parte de las mujeres.

Por eso, como ya he dicho antes, la programación de TV esta diseñada para lo que explícitamente implica la palagra “programación” para programar a las masas con las ideas que la Élite financiera en la sombra desea implantar en la sociedad a fin de dividir y controlar.

Como resultado, las mujeres de hoy en día están creciendo más violentas en la vida real. En el Reino Unido, el número de crímenes violentos cometidos por jovencitas entre los 10 y 17 años se ha duplicado entre 2005 y 2008.

Una búsqueda en Youtube revela la amplia variedad de videos de jovencitas dándose a golpes. A menudo, es un grupo de chicas batiendo a golpes a otra persona indefensa.

Luego nos topamos con la violencia que se observa en el fútbol femenino practicado por jovencitas.

Claramente, la violencia de mujeres contra hombres en las películas, series de televisión está teniendo un impacto desafortunado en las jovencitas de hoy.

¿Por qué nos molestamos en enseñarles a nuestros hijos que la pelea es mala, si nuestras películas, la televisión y los videojuegos predican lo contrario?

CONCLUSIÓN

Este es otro producto más de la ingienería social implantada por la Élite financiera para erradicar la identidad de género y de ese modo hacer desaparecer el matrimonio y la familia. Parte de la identidad masculina es proteger y proveer para su mujer e hijos. Obviamente con las mujeres agresivas tornándose masculinas en sí y actúan así para neutralizar a los hombres o feminizarlos.

Loading...