Comida entre los dientes, náuseas, historias de la infancia y exhibir tu panza son todas cosas las cuales debes de evitar en la primeras citas. Corres el pelibro de experimentar estos y otros incidentes humillantes si escoges el lugar menos indicado para llevar a tu cita.

Los buenos lugares son memorables, diferentes, únicos, eficientes en costo y beneficio, aparte de relevantes para ambos de algún modo. Los peores lugares para citarse carecen por completo de estas características y no sólo eso, también pueden avergonzarte y garantizarte que jamás vayas salir con esa chica de nuevo.

Así que examinemos para qué sirve una cita. Si eres soltero, una cita es como una entrevista. Tu objetivo es lograr gustarle a la otra persona tanto así que para cuando la cita llega a su final, la chica misma sugiera que salgan otra vez; asumiendo que tú estás aún interesado en ella. En una cita tratas de parecer relajado, sexy, en control de la situación, seguro de sí mismo y divertido. Por otro lado, buscas que la chica se sienta a gusto a tu lado.

Es por eso que evitar los peores lugares es el primer paso para una cita inolvidable. La lista a continuación muestra los peores lugares que podrías escoger para salir en una cita y te recomendamos que los evites como la plaga si deseas seguirle gustando a la chica al final de la salida.

Parque de Diversiones

A medida la montaña rusa alcanza su punto más alto, tu chica mira a ambos lados, jurando en silencio jamás salir a esta clase de martirios. Ella detesta las montañas rusas, siempre les ha tenido miedo y es sensible a los mareos. A medida que ella medita su estrategia para evitar salir contigo en el futuro, la montaña rusa comienza su vertiginoso descenso y ella se gira para mostrarte su agradecimiento por “tan fabulosa cita” arrojándote todo su vómito.

Los parques de diversiones son todo un fenómeno. A menudo encuentras niños corriendo de arriba a abajo, largas filas y comida excesivamente cara. A menos que tu chica sea una fanática de los parques de diversiones, es poco probable que adore la idea de ir a este lugar.

La Playa

No me malinterpretes, la playa es un lugar fantástico. Pero desde el punto de vista de una cita con casi una completa extraña, no resulta tan buena idea. Primero, existe una cantidad infinita de arena que puede colarse por todos lados. Difícilmente puedes comer en la playa; la falta de mobiliario contribuye a eso. Con la arena y los bichos alrededor, comer se vuelve toda una odisea.

Pero seguramente, lo peor de la playa es que sientes la necesidad de quitarte casi toda la ropa. Ahora, si ambos cuentan con cuerpos esbeltos, bien parecidos con estómagos planos y buen tono muscular, entonces ninguno de ustedes tienen por qué preocuparse. Pero si eso no es así, eléjate de sitios que te hagan sentir como un tonto si es que deseas llevar puesta toda la ropa que oculte tus imperfecciones físicas.

Un Restaurante Nada Tradicional

Cierta vez llevé a una chica a un restaurante japonés donde requerían que todo mundo se quitara los zapatos antes de entrar. No habían sillas, solamente mesas al nivel del piso alrededor de las cuales se sentaban todos sobre pequeñas almohadas. Para nada parecía que la cuestión podría salir mal, hasta que comencé a sentir el olor de mis pies mientras comíamos nuestras ensaladas. El venenoso olor pudo haberse escapado a través de los muchos agujeros de mis calcetines desgastados. No hace falta decir que toda la velada fue humillante.

Otros lugares que tienes que evitar son los puestos de comida donde te toca agarrar los alimentos con las manos. Una chica durante su primera cita contigo seguro que no ha de querer que la toques luego de haberte llevado a la boca unas jugosas costillas de cerdo cubiertas de salsa barbacoa.

Un Evento Familiar

Quien sabe cómo es la cosa en tu familia, pero algunas de mis tías tienen rostros peludos. Lo digo en serio, peludos de verdad, con bigotes parciales y lunares peludos. Uno de mis tíos aún cree que vivimos a finales del siglo XIX y usa comentarios muy racistas. Así que no hace falta decir que jamás lleves a una chica a eventos familiar, es decir, bodas, reuniones, bautismos y especial, funerales.

De ninguna manera podemos decir que exista una familia que no sea disfuncional, todas lo son. Si llevas a una chica a un evento familiar en la primera o segunda cita, prepárate para que alguien te avergüence. Tu abuela te preguntará cuándo se casarán y cuándo esperan tener hijos. Y tu pequeña prima Eulalia no durará ni un segundo en contarle a tu cita aquella vez que te tiraste un pedo en la iglesia.

Una Cena en Casa de tus Padres

No hay una situación que no sea más incómoda que sentarse a la mesa con una completa extraña en tu propia casa. No sometas a tu chica a esta tortura. Podrás tener los padres más liberales del mundo. Podrán ser inteligentes, hospitaliarios e interesantes. Pero no sometas a nadie a quien acabas de conocer a que se reuna con tus padres toda la noche.

A menudo tu papá lucirá del modo en que tu te verás dentro de 25 años o más. Tu chica hará conjeturas sobre si querrá estar contigo con esa enorme panza y orejas peludas en unas cuantas décadas.

Si te gusta buscarte problemas en una primera cita, llévala a cenar adonde tus papás. Tu madre pronto se olvidará que buscas causar una buena impresión y comenzará a tratarte como si tuvieras 12 años: “Antes de salir mi pedacito de cielo, saca tu ungüento para las hemorroides del botiquín, tu papá todavía lo sigue por error como crema para los labios”.

Las citas pueden ser traumáticas y ponerte los nervios de punta aún en los mejores lugares, así que no hagas las cosas aún peor llevando a tu cita a los peores lugares. Existen algunos lugares a los que puedes llevar a tu cita que te harán ver como un héroe, no te costará mucho, te dará tiempo suficiente para hablar lo necesario, además de brindar distracción y entretenimiento.

Me refiero a museos, presentaciones de jazz, conciertos de rock, musicaes, exposiciones de arte, teatro y comedia. Todos estos son lugares interesantes para llevar a una primera cita o segunda cita. Te permiten hablar y entretenerte a la vez. Estos tipos de lugares hacen que la cita sea memorable, diferente y fuera de lo común.

Demuestran que has puesto interés en llevarla a un lugar interesante. Y si estás buscando salir por primera vez con alguien, entonces averigua qué conciertos, bandas, comediantes u obras teatrales le gustan a la chica, compra un par de tiquetes e invítala casualmente a acompañarte diciéndole que tu amigo ya no pudo ir contigo, así que tienes una entrada gratis que no deseas desperdiciar.

Para más consejos sobre citas y seducción, este es el lugar con el Manual Seduce Mujeres y nuestro esmerado soporte personalizado.

Loading...