La esencia de toda sociedad en decadencia es substituir la realidad de cómo funcionan las cosas naturalmente por la mentalidad pervertida de la Élite Financiera.

Esto quiere decir que todo aquello que es natural y saludable debe ser visto como enfermizo; todo lo que es verdadero es falso; y todo lo que es bueno es malo.

Esto aplica a la promoción de la homosexualidad y al menosprecio de la heterosexualidad.

Hace poco una guardería subvencionada por el estado en Estocolmo, Suecia, estuvo en las noticias por adoptar políticas heterofóbicas que incluyen la promoción de la confusión de género y la homosexualidad.

La acción de una directora de guardería lesbiana con 33 pre-escolares no es significativa. Lo que es relevante es que los medios masivos de comunicación alabaron esta política como un experimento “progresista” en lugar de calificarlo como abuso de menores. La misma cosa pasó en mayo cuando una pareja marxista muy al día en Toronto decidieron trastornar la mente de su recién nacido negándole su género.

La promoción de actos heterofóbicos sin calificarlos como tal es un ataque velado contra la sociedad heterosexual. Es una operación psicológica continua diseñada para desestabilizar a la sociedad y debilitar su resistencia al Nuevo Orden Mundial socavando al matrimonio y a la familia.

También revela la verdadera naturaleza comunista y satánica del Nuevo Orden Mundial. Sí, el NOM está diseñado para concentrar toda la riqueza y el poder en las manos de la Élite Financiera.

Pero más que eso, es un estado de consciencia, un conjuro satánico caracterizado por la homosexualidad, la pornografía, la codicia, la violencia, el engaño y la muerte. Todos somos inducidos por este culto diabólico basado en la Cábala.

Satanismo

La esencia de toda sociedad en decadencia es substituir la realidad de cómo funcionan las cosas naturalmente por la mentalidad pervertida de la Élite Financiera.

Esto quiere decir que todo aquello que es natural y saludable debe ser visto como enfermizo; todo lo que es verdadero es falso; y todo lo que es bueno es malo.

Así, existe un vicioso ataque contra el género y contra el amor hombre-mujer, las cosas que son saludables, naturales y necesarias.

El género masculino y femenino es una constante que se manifiesta en toda la naturaleza. Las diferencias de género están documentadas por la ciencia.

“En muy pocas veces ha existido mayor división entre lo que atañe a la opinión inteligente e ilustrada – de que los hombres y las mujeres tienen el mismo cerebro – y lo que la ciencia sabe: que no lo tienen”, escribe la neuropsicóloga Dra. Anne Moir.

“La investigación científica concluyente presenta una verdad irrefutable: La diferencia entre hombres y mujeres no es meramente física. Es también neurológica. Los cerebros masculinos y femeninos están cableados de forma diferente, causando que pensemos, sintamos, reaccionemos y respondamos de modos sorprendentemente diferentes”.

El sentido común nos dice que las mujeres son diferentes ya que ellas tienen bebés. Los niños deben ser concebidos con amor y criados en un ambiente seguro y sano. Los hombres y las mujeres tienen roles complementarios basados en diferentes destrezas y temperamentos.

El ataque hostil de la Élite Financiera contra el género es un ataque contra los heterosexuales y contra el amor en sí. Obviamente, la élite económica y los medios de comunicación son cómplices. Están controlados por el cártel de bancos centrales alrededor del mundo.

Comunismo = Satanismo = NOM

Bajo el Comunismo, la ciencia y el arte fueron reprimidos si no se adecuaban a la verdad “revolucionaria”. Revolucionario se refiere al desplazamiento de Dios (realidad, verdad, moralidad) y al reemplazo con la ley de los banqueros centrales representados por el Estado.

Estos pervertidos están instituyendo su satánico comunismo bajo la forma del NOM. Tu puedes ver esto por la omnipresencia de la “corrección política” un término cuyo origen es de plano Comunista.

Puedes ver en su negación y supresión de Dios y del Diseño Inteligente.

Puedes verlo en su promoción de la promiscuidad y la desviación (“liberación sexual”), la pornografía, el satanismo, la violencia y la obscenidad en los medios de comunicación masivos.

Puedes verlo en su embrutecido “feminismo” el cual pretende defender a las mujeres, pero de hecho, desprecia la feminidad y priva a las mujeres de la plenitud natural como esposas y como madres.

Puedes verlo cuando los géneros masculino y femenino son vistos como “estereotipos” excepto cuando son invertidos, por ejemplo: mujeres actuando como hombres o viceversa. Cuando los hombres gay pretenden ser mujeres o cuando los transexuales cambian de sexo, entonces de algún modo ahí ya no son “estereotipos”.

Puedes verlo en el financiamiento del matrimonio homosexual por parte de los banqueros, lo cual implica que los homosexuales y los heterosexuales son idénticos.

Aparentemente los heterosexuales no tienen derechos humanos. Es correcto negarle a un niño indefenso su identidad de género, pero no es correcto interferir con un joven que es gay.

Los “derechos humanos” y los “derechos de los gay” claramente son artimañas para negar los derechos humanos a la gran mayoría de heterosexuales.

Pero eso es típico de los satanistas, comunistas y cabalistas. La luz (“la iluminación”) es oscuridad. Satanás es Dios. Los “derechos humanos” son un modo de re-diseñar y esclavizar a la humanidad.

Sí, esta modificación de la realidad se extiende hasta el lenguaje. El término homofóbico es ampliamente reconocido. El término heterofóbico no. La heterofobia apenas pasa de las 250,000 referencias en Google. La homofobia sobrepasa las 10 millones – 40 veces más para denotar la oposición a las prácticas de 1/50va parte la población.

Ni te has dado cuenta que los medios de comunicación masivos te han lavado el cerebro, ni te has dado cuenta que llevándotela de “progre” y de “moderno” toleras y apoyas esta decadencia, cuando realmente lo que has hecho es dar un paso hacia atrás con tu silencio, con tu apoyo, con tu tolerancia, con tu consentimiento hacia esta depravación involutiva; inducida por un culto satánico cuyo único objetivo es esclavizar a la humanidad, espiritualmente, mentalmente y físicamente. Esta es la verdadera naturaleza del Nuevo Orden Mundial.

Loading...