Vamos a comprender hoy la obsesión fetichista que existe en esta parte del planeta, en la sociedad Occidental, con las tetas.

¿Me atrevo a decirlo? No es lo más atractivo de una mujer. Son protuberancias grasosas diseñadas para alimentar a los bebés. Ubres, chiches, testas, bubis, melones, conos, pelotas de tenis. Tienes la idea.

¿Qué se supone que tienen que hacer los hombres con estas bulbosas protuberancias?

Hoy en día que la heterosexualidad se ha degenerado al nivel de moscas ebrias copulando, ya me cansé de esta situación. El cortejo solía tener un propósito.

Nuestra obsesión social con el sexo es una señal de neurosis. La idealización de la hembra fértil, creada por Hollywood, es primitiva y pagana. Obviamente, hemos sido condicionados para obsesionarnos con el sexo para distraernos de asuntos más profundos como la política, por ejemplo: las libertades individuales y el estado de bienestar.

Para las mujeres: ¡Mujeres, enséñenos algo que no hayamos visto un millón de veces ya! ¿Qué hace a las de ustedes más especiales?

¿Qué me dicen de cultivar cualidades verdaderas que las conviertan en una buena madre y esposa, cualidades que de verdad las diferencien de otras mujeres? Como la personalidad, el encanto, la modestia, el sentido del humor, el buen gusto, el estilo, el carácter, la inteligencia, las habilidades hogareñas. ¿Qué me dicen sobre aprender a amar a un hombre y a los hijos en lugar de a sí mismas?

Sé muy bien que todavía existe una minoría de las mujeres que todavía es así.

Los Hombres Actúan como Bebés

En muchas culturas, las tetas no eran para nada sexuales. Por ejemplo, las mujeres en Mali andan con las tetas desnudas. Siempre alimentando a sus bebés. Cuando se les dijo que en la cultura Occidental los hombres estaban fascinados con las tetas, se tiraron a reír a carcajada limpia. Se rieron tan fuerte que cayeron al suelo. Dijeron “¿Quieren decir que los hombres actúan como niños?”.

¿Por qué los hombres fingen y pretenden que las tetas son atractivas? ¿Será porque ya pocas cosas quedan que distingan a un hombre de una mujer? ¿Son las tetas el último puesto de avanzada del género, más allá de los pegajosos alcances popularizados por “Los Monólogos de la Vagina”?

Así que, ¿hacemos de ellas un asunto de gran importancia? ¿Están los hombres siendo caballerosos y educados? “Por Dios, ¿qué es esto? Este sí que es un buen par. ¿Cómo hizo?”.

Usadas para vampirismo sexual y divorciado de la feminidad y los bebés, las tetas son armas de guerra, no de amor.

Ya no contienen leche. Ahora son rellenadas con silicona. Bien podríamos lanzarlas desde catapultas.

Hay algo decadente y senil con una sociedad que se obsesiona con las tetas.

Mujeres, abotónense. No queremos ver más sus tetas.

Amigos, expandamos este debate. No es que las tetas no solo sean para los bebés. Es la necesidad de obtener amor femenino. Los hombres deben superar esto del mismo modo que dejaron atrás el seno materno.

Hasta que lo hagamos, las mujeres de forma muy natural usarán sus tetas para manipularnos y explotarnos.

Debido al tóxico feminismo imperante en nuestra sociedad, muchas mujeres han perdido por completo su capacidad para amar. Los hombres necesitan ajustar de forma acorde a esta situación y aprender a vivir sin el amor de las mujeres.

Es ahí entonces que nos convertimos en auténticos hombres.

“Por pequeño que sea un deseo, te mantiene atado, como el ternero a la vaca”. — Buda

Amor y Matrimonio

Sorprendente, esto no excluye al matrimonio. Tan solo significa que tienes que encontrar una mujer que sea cooperativa y útil. Todavía quedan algunas así.

Es igual de importante que te guste tu esposa como que la ames. El amor romántico es idolatría. Es una trampa.

Vi un anuncio personal de un hombre hace poco: “Busco a alguien que sea igual que yo, ¡solo que mujer!”.

¡Qué receta para el desastre! Si ella es mujer, imposible que pueda ser como tu.

Este es el error más común de que un hombre comete: Buscar una mujer para entregarse a sí mismo.

¿Quieres encontrarte contigo mismo? Conócete a ti mismo entonces.

El amor no se trata de verse reflejado en otra persona. Está basado en el reconocimiento de que la mujer es totalmente diferente y por lo tanto capaz de complementar a un hombre. Busca una compañera que te ayude, no un alma gemela.

El amor está basado en años de compartir una vida y construir confianza. Un vino bueno toma años para que añeje.

El aburrimiento es señal de que tu matrimonio es un éxito, aunque no lo creas.

El propósito del matrimonio es aplacar los deseos sexuales bestiales y mujeriegos del hombre para que pueda realmente concentrarse en cosas más importantes, más edificantes y que brinden sentido a la vida. Si tu esposa ha hecho eso contigo, entonces deberías amarla el doble o el triple.

Loading...