“Ligar”, “Amigos con Derecho”, “Booty call”. Estos términos se vuelven muy familiares en el mundo de las citas actual. ¿Te identificas con estas palabras? ¿Has vivido estas situaciones de algún modo?

Si es así, ¿cómo te has sentido al respecto antes y después de estas experiencias? Lo más seguro es que tengas sentimientos encontrados. Dependiendo de tu edad y género, podrías dar una respuesta diferente a la pregunta. Cualquiera que sea tu respuesta, una mirada cercana a esta “experiencia en citas” que impacta a tanta gente soltera de tantas formas diferentes podría resultar útil para ti al tiempo que comienzas a evaluar tus metas en relaciones para largo plazo y lo que DE VERDAD deseas de una relación.

Así que, ¿qué quieren decir estos términos?

“Ligar” es practicamente juntarse para tener sexo. No existe ninguna “cita” involucrada.

“Amigos con derecho”, usualmente se refiere a dos personas que tiene una “amistad” y a la vez tienen sexo. De nuevo, existe una distinción entre lo que comparten y las “citas”.

“Booty call” describe el acto de un hombre o mujer que llama a la otra persona para tener sexo. El sexo no involucra salir antes a cenar, a ver una película o compartir cualquier otro tiempo de “calidad” juntos para conocerse mejor. Es un encuentro meramente físico.

¿Eres tú de la opinión de llamar “citas” a cualquiera de estas actividades? ¿Se ha vuelto esto para ti una suerte de “nueva intimidad”? Si es así, es importante que evalúes si satisface tus expectativas y si se alínea con tus valores básicos y tus necesidades en materia de metas y necesidades amorosas.

Comienza preguntándote algunas preguntas clave como:

¿Me siento a gusto con esta clase de intimidad?

¿Me gusta esta relación meramente física?

¿Puedo involucrarme físicamente con alguien al mismo tiempo que sentimentalmente soy indiferente?

¿Cómo me siento cuando busco esta clase de actividades?

¿Hago esto para complacer a alguien o para ganar su afecto?

¿Es mi objetivo la monogamia y el matrimonio?

Si tus respuestas reflejan un desacuerdo entre lo que sientes y lo que haces; sería útil que comprendas las razones detrás de tu comportamiento. ¿Te suena familiar algo de esto?

“Es conveniente”

“Es fácil”

“Es seguro”

“No requiere compromiso de mi parte”

Además de estas explicaciones, algunos solteros expresan una creencia de que “todo el mundo lo hace” o “es lo que se espera”. Por lo tanto, a menudo reportan que se involucran en esta clase de comportamientos, pero luego dicen sentirse insatisfechos. Otros lo usan como sustituto para una verdadera intimidad, explicando sus dificultades para conocer y atraer a otra persona, en general.

Luego está la gente que tiene sexo esperando que esto conduzca a una relación amorosa. Esto también es síntoma de un deseo de intimidad que puede degenerar en tristeza y decepción, además de la posibilidad de contraer una infección peligroso que cambie su vida.

Si te identificas con cualquiera de las cosas aquí dichas y deseas hacer algo al respecto, comienza haciendo un inventario de tus valores y metas amorosas.

Una vez hayas determinado lo que de verdad deseas de una relación, puedes comenzar a tomar decisiones claras y determinadas que abran las puertas para encaminarte en la dirección que deseas ir. Hasta que hagas esto, enfrentas la posibilidad de más decepción y encuentros fugaces sin sentido que te hagan sentir más solo y con menos esperanza sobre la posibilidad de encontrar una relación amorosa que dure para siempre. En el Manual Seduce Mujeres nuestra orientación principal es a guiarte en ese camino para que encuentres una relación duradera con la clase de mujer que siempre soñaste, no sigas perdiendo más el tiempo, ¡haz algo que valga la pena en el amor!

¡Estamos aquí para orientarte!

Loading...