¿Tan inseguras se sienten las mujeres en compañía de hombres de verdad que prefieren a los homosexuales?

¿Por qué las mujeres hoy en día parecen tan fascinadas con los hombres homosexuales?

Un lector de SeduceMujeres hizo esta pregunta hace poco.

“Hay un tipo homosexual en mi lugar de trabajo el cual es totalmente odioso, egocéntrico y malévolo, aún así las mujeres (empleadas del lugar) lo adoran. Toda la vida están rodeándolo como groupies, riéndose con cada ocurrencia que hace él”.

“¿Es que acaso son tan estúpidas para no darse cuenta que es un gilipollas o tan inseguras se sienten las mujeres en compañía de hombres de verdad que prefieren a los homosexuales? Esto parece estar sucediendo en todos lados”.

Antes de dar mi opinión, echemos un vistazo a algunas explicaciones que encontré en la red para esta fascinación de las mujeres con los hombres homosexuales:

1. Los hombres gay son mejores amigos: “A las mujeres les gusta al hombre gay listo, sensible, con estilo y que siempre te apoya. Él luce bien, te escucha y simpatiza contigo. Él es leal a una mujer (no sólo a su amante gay). Son tanto superficiales y se montan como una casa en llamas.

2. ¡Los hombres gay son más divertidos! Tal como dijo una mujer: “Todos los tipos gay que he conocido son más divertidos estar en su compañía. Son sensibles, inteligentes, creativos, gente maravillosa, usualmente con un fantástico sentido de estilo – todo lo que una mujer desea de un hombre”.

3. No hay presión por tener sexo. Otra mujer dijo: “Las mujeres heterosexuales están cansadas de los fracasados hombres heterosexuales que desean ligar con ellas con la intención de acostarse con ellas. Las mujeres saben que esto no es ningún problema con el hombre homosexual, así que se sienten libres de bajar la guardia y disfrutar en compañía de tipos que no tienen un motivo ulterior o los genitales femeninos en su mente”.

4. Atraída a las relaciones homosexuales masculinas. Ellos son “iguales” y el sexo es ardiente. En palabras de otra mujer: “La idea de que todos hombres se besen me hace calentarme por dentro. Me parece algo tan genuino y atractivo. Y tan igualitario. Con las parejas chico/chica siempre está esa cosa de los roles y siempre pienso que el tipo podría con facilidad acabar siendo un hombre tradicional (es decir, ¡NADA aceptable!), pero con los tipos gay son tan iguales y adorables. Muestran sus emociones, lo cual es atractivo en un hombre (pese a que no deseo mares de lágrimas u otra cosa!)”.

Bien, luego de conocer esos comentarios, quiero decirte que las relaciones entre hombres homosexuales no son igualitarias, pero asemejan a las relaciones heterosexuales donde uno ejerce el rol masculino, el cual es dominante.

De acuerdo a la encuesta de un sitio web de la cultura pop gay, la mitad de las 2000 mujeres quienes respondieron, encontraron que las relaciones homosexuales las “excitan”.

Treinta y tres por ciento ve bien a las parejas gay, ya que “disfrutan de verdad las historias de amor, no importa el género de la pareja”, mientras que el seis por ciento dice: “Es inalcanzable para mí y adoro la fantasía”.

Dice que hay una cantidad increíble, cerca de 117000 de sitios web acerca de relaciones homosexuales entre hombres que se dirigen a mujeres heterosexuales.

Muchas mujeres están simplemente excitadas con la idea de dos hombres haciendo pareja. Kari nos dijo: “No tengo ninguna razón política para disfrutar con las parejas gay en la TV, las películas y en los libros. Nada más me gusta ver hombres atractivos y entre más hay, mucho mejor”.

¿POR QUÉ A LAS MUJERES LES GUSTAN LOS HOMBRES GAY?

A estas mujeres les gustan los hombres gay porque afirman su propia confusión de género y homosexualidad latente en ellas (lesbianismo).

Estas mujeres son víctimas involuntarias de un programa a escala masiva de ingeniería social diseñado para convertirlas en homosexuales. Está patrocinada por el cártel de la Élite Financiera bancaria.

Son el blanco de una propaganda implacable que en las escuelas y en los medios les inculcan a que hallen su plenitud existencial en una carrera profesional (auto-afirmación) en lugar de buscar el matrimonio y la maternidad. Este programa como resulta evidente ya en el 2012, ha sido todo un éxito de ingeniería social con las mujeres. Estas mujeres dejaron de ser femeninas. Son ahora mutantes, ni siquiera masculinas ni femeninas.

La homosexualidad está definida como un desarrollo interrumpido causado por el fracaso en la formación de un vínculo permanente con un miembro del sexo opuesto debido a la confusión de género. Esto está caracterizado por tener sexo promiscuo y anónimo para compensar esta incapacidad para formar una relación de pareja, encontrar la intimidad y pasar más allá de la etapa de cortejo.

LA FEMINIDAD Y MASCULINIDAD

En su libro, “The Power of Sexual Surrenter” (1954) la psiquiatra Marie Robinson explicaba que la identidad de una mujer (es decir, su feminidad) descansa en el auto-sacrificio, una forma de “altruismo femenino esencial”.

El poder y auto-expresión de una mujer están basados en hacer que su esposo y sus hijos sean su primera prioridad. Similarmente, su satisfacción sexual y fecundidad espiritual dependen de esta auto-rendición.

Las mujeres femeninas se hacen atractivas para los hombres. Construyen su vida alrededor de su matrimonio. Para una mujer, el 90% del amor es la confianza. Ella rinde su poder terrenal al hombre que ama a cambio de que el poder de él sea expresado como amor. Esto es lo que las mujeres necesitan para una satisfacción psicológica y sexual.

Al mismo tiempo ella faculta y alimenta al hombre con su amor.

La masculinidad está definida por el poder; la feminidad por el amor. Los hombres desean poder; las mujeres desean amor. La unión heterosexual (matrimonio) es el intercambio de los dos (poder por amor) consagrada mediante la intimidad sexual exclusiva.

El feminismo fue diseñado para la Élite Financiera para socavar el matrimonio. Se les enseña a las mujeres a que busquen el poder en lugar del amor.

Pene = Poder. En lugar de buscar el poder de un hombre, el feminismo enseña que las mujeres deben desarrollar una especie de pene.

Las mujeres se han vuelto masculinas. Ambos sexos compiten por el poder y están sexualmente castrados. En lugar de pasar más allá del cortejo al matrimonio y a la familia, están sufriendo un desarrollo interrumpido, ej.: cortejo perpetuo.

Las mujeres buscan la compañía de los hombres gay para justificar su propia confusión de género y evitar el cortejo. Están siendo adoctrinadas para que consideren a los hombres heterosexuales como una amenaza y a los hombres homosexuales como sinónimo de “diversión”. Las mujeres evitan las relaciones sexuales con los hombres, pero encuentran “excitante” las relaciones entre dos hombres homosexuales, aunque los verdaderos heterosexuales encuentran eso como lo más abominable.

Incapaces de auto-negarse o confiar, las mujeres se han desprendido de su rol femenino.

Te acuerdas de este comentario de una chica al inicio: “Con las parejas chico/chica siempre está esa cosa de los roles y siempre pienso que el tipo podría con facilidad acabar siendo un hombre tradicional (es decir, ¡NADA aceptable!), pero con los tipos gay son tan iguales y adorables!”.

El destino biológico natural de una mujer reposa en el matrimonio y en los hijos. Su esposo provee y protege a ella y a sus hijos. Su familia le provee el amor y la seguridad que necesita. Ella es parte del ciclo de la vida.

La Élite Financiera son unos satanistas, están librando una guerra encubierta contra la humanidad. Ellos desean esclavizarnos eliminando la institución del matrimonio y la familia, controlando la reproducción y la educación (adoctrinamiento) desde el nacimiento. Ellos desean que estemos por completo aislados y dependamos de ellos.

Las mujeres tienen relativamente una ventana corta de tiempo para casarse y tener hijos. La Élite Financiera pretende que las mujeres se pierdan esta oportunidad buscando la amistad con homosexuales en lugar de buscar el matrimonio y la familia. Las mujeres actualmente están pagando un precio muy alto en esta guerra encubierta del cual son sus principales víctimas y lo peor de todo, es que lo ignoran, tan ingenioso es el plan de la diabólica bestia obstinada.

CONCLUSIÓN

La promoción de los “derechos de los gays” y la homosexualidad disfrazan el verdadero objetivo – hacer que las normas de la homosexualidad imperen. Nos estamos convirtiendo una sociedad homosexual en el sentido de que tendremos sexo, pero sin matrimonio o hijos.

Cerca del 5% de los homosexuales son los que de verdad desean casarse. Cerca del 2% de la población es gay. Haz las cuentas. Por 1 de 1000 personas, se está redefiniendo el matrimonio, la institución central de la vida heterosexual, ¿te das cuenta?

El plan está teniendo éxito. Ahora somos testigos de cómo los heterosexuales se tratan en puros términos homosexuales, por ejemplo: en deseabilidad por el sexo anónimo, en “ardiente”.

Además del dinero, los heterosexuales (en especial las mujeres) no cultivan más las cualidades deseables en un conyugue: carácter, personalidad, calidez humana, encanto, destrezas para la paternidad y otros talentos, etc.

Todo ha sido reducido al mínimo común denominador. Nada importa más que el sexo. La Élite Financiera desea deshumanizarnos y degradarnos como animales.

El que las mujeres adoren a los hombres homosexuales, no es más que una señal evidente de la confusión de género y desarrollo interrumpido, es decir, de homosexualidad en ellas (lesbianismo).

Loading...