Me declaro “homofóbico” y pido a todos los demás a que se unan a mí. Estoy definiendo “homofóbico” como alguien quien tiene miedo a los activistas homosexuales, de ahí el sufijo “fobia”. Los activistas “gay” usan este término contra sus oponentes. Abracemos este término!

Me declaro “homofóbico” y pido a todos los demás a que se unan a mí. Estoy definiendo “homofóbico” como alguien quien tiene miedo a los activistas homosexuales, de ahí el sufijo “fobia”. Los activistas “gay” usan este término contra sus oponentes. Abracemos este término!

Siempre había aceptado el retrato de los medios masivos acerca de los “gays” como una minoría colorida que tienen una especial “orientación sexual”. Se reúnen en sus bares y hacen sus cosas. Siempre y cuando se mantuvieran dentro de su propia comunidad, ¿qué me podía importar a mí?

Pero no están haciendo así. Para sorpresa mía he aprendido recientemente que la mayoría de los “gays” prefieren a los hombres heterosexuales. Mi fuente es un libro, “La Caricatura del Amor”, (1957), por el Dr. Hervey Checkley, un profesor clínico de psiquiatría del Colegio Médico de Georgia. Un amigo “gay” también me confirmó este mismo hecho. Eso explicaría la cantidad de pornografía “gay” que se halla en internet cuando uno busca el término “straight men”.

También aprendí que muchos “gays” prefieren a los más jóvenes y estas experiencias a menudo convierten a los niños víctimas en homosexuales y/o distorcionan sus vidas. Una encuesta de lectores de la revista “gay” The Advocate indicó que el 21% de los encuestados fueron sexualmente abusados por un adulto para cuando ya habían cumplido los 15 años. Esto parecer ser una de las maneras en que los homosexuales se “propagan”. Mi fuente es una extraordinaria investigación por la sicóloga Dra. Judith Reisman, titulada “Creando Niños Gay: Una Pregunta”, p. 9.

De acuerdo a Reisman, los extractos de la población de Estados Unidos para 1,991 indicaban que entre 1 a 2 millones de hombres gay (2% de la población de hombres adultos de 90 millones) abusaron entre 6 a 8 millones de niños y jovencitos. La tasa es de 3 a 5 niños víctimas de un hombre gay comparado con una niña víctima por cada once hombres heterosexuales. Esto esta basado en la información de 33 millones de niños y 32 millones de niñas menores de 18 años. Reisman dice que ya que el 100% de los hombres homosexuales no abusan sexualmente de los niños, el 2% de la población homosexual avasalla una vasta subcultura pederasta comprometida a cometer múltipes ofensas repetidas de abuso sexual a menores.

Antes de que continue, quiero decir que conocí al amigo gay que mencioné más arriba desde que tenía 11 años y nunca en todo el tiempo de ser amigos el hizo un gesto impropio. Sin duda, hay cientos de miles de gays como él que se comportan con dignidad y no tienen niguna agenda depredadora, personal o social.

Sin embargo los activistas gay y las activistas lesbianas feministas, por su propia confesión, están dedicados a hacer la sociedad a su porpia imagen de su mente degenerada. Los medios de comunicación los están ayudando al suprimir toda información negativa acerca de la vida gay. En su propia monografía, Reisman se refiere a la supresión de la información sobre la violencia gay contra los niños, la pornografía infantil y asesinatos en serie.

Otro ejemplo de la complicidad de los medios en prohibir líderes scout gays en los grupos de Boy Scouts. No existe mención alguna acerca de más de 100 casos de acoso sexual por parte de los líderes scout ocurridos año con año. De acuerdo al Washington Times, (Junio 15, 1993) entre 1973 y 1993, 1,416 líderes scout fueron expulsados por abusar sexualmente de los niños.

Los Boy Scouts tarde se dieron cuenta de su obligación de proteger sus intereses. Existe alguna duda de que sean culpables? Aún así, sorprendentemente los Scouts han sido víctimas de ataques por “discriminación” contra los gays. La revista pederasta “Palaver” aconseja a los pedófilos a buscar ser líderes scouts: “Si quieres pasar tu tiempo con niños tienes que tener una razón legítima para hacer así; como un profesor ayudando a los niños a aprender… como un líder juvenil ayudando a los niños a disfrutar su tiempo libre”. En 1992, la Asociación North American Man/Boy Love específicamente hizo su objetivo los Boy Scouts. Pasaron una resolución llamando a los Boy Scoutas “para cesar en su discriminación contra los abiertamente gays declarados o lesbianas en sus aspiraciones a convertirse en líderes Scouts” para “permitir a los scouts ser expuestos a una variedad de estilos de vida”. (Lean “Los Nazis en America” en “The Pink Swastika” por Scott Liverly y Kevin Abrams). En su literatura, los gays retratan a los consejeros como actores fundamentales en la iniciación de los jovencitos en la homosexualidad.

De acuerdo a “The Pink Swastika”, el coraje moral exhibido por los Boy Scouts de Estados Unidos no es compartida por todas las organizaciones juveniles. Las Girl Scouts permiten líderes lesbianas en sus organizaciones y han expulsado a más de alguna líder heterosexual que se niega a mantener en secreto a los padres de las niñas que asisten a estos grupos, esta política. Los “Big Brothers” y las “Big Sisters” activamente reclutan homosexuales en varias ciudades y han cabildeado a los Boy Scouts para que hagan lo mismo diciendo “voluntarios no tradicionales pueden servir en el mejor de los intereses de los niños”. Y claro, todo esto refleja la presión en las escuelas públicas donde los jovenes son prematuramente introducidos en la educación sexual e introducidos en la homosexualidad como una opción de estilo de vida.

Los activistas de los “Derechos de los Gay” se han enfocado en los Boy Scouts. Una ostensible pero “espontánea” queja contra los Boy Scouts se ha desatado en los Estados Unidos, dirigida por la United Way Agency, la cual ha retirado su apoyo a los Boy Scouts en muchas ciudades. No obstante los homosexuales en los cargos más altos del gobierno americano intentaron intimidad a la organización. El cirujano general Joycelyn Elders uso su puesto para castigar a los directores Scouts (USA Today Junio 2, 1994) y el secretario del Interior Bruce Babbit firmó una orden prohibiendo a los Boy Scouts realizar trabajo voluntario en los parques (Washington Times, Mayo 28, 1993). Para Junio de 2001, al menos 359 distritos escolares en 10 estados han prohibido a los Boy Scouts utilizar sus instalaciones, de acuerdo a una organización gay citada en el Washington Times, Nov. 1, 2001.

Los homosexuales, tanto feministas como gays, han ganado un increíble poder al encubrir exitosamente su verdadero caracter y su verdadera agenda. Es así como movimiento subversivos tales como los Nazis y Comunistas están actuando a través de los homosexuales. Bajo el disfraz de ser una minoría perseguida reclamando sus derechos humanos, los homosexuales han utilizado al Estado para perseguir criminalmente a los heterosexuales. Los homosexuales están librando exitosamente una guerra contra todas las insituciones de la masculinidad, la feminidad y la familia. (Tal y como alguien destacó, los Boy Scouts entrenan a los muchachos para convertirse en hombres).

El objetivo del movimiento homosexual es suplantar nuestros valores judeo-cristianos heterosexuales y sustituirlos por su visión degenerada y perversa. La sociedad esta en un estado de negación respecto a su sumisión la cual prácticamente ha permitido que el campo quede libre para que los homosexuales valiéndose de los medios de comunicación y el gobierno seduzcan a la juventud.

Si eres padre de un niño o de un jovencito, tienes que sentir temor del poder que has permitido que los activitas gay tengan en tu vida. Me temo que esto me convierte en homofóbico. Pero al igual que los gays, no tengo miedo de aceptar que soy homofóbico.

Loading...