La cosa más importante que quiero que te quede de la lectura de este artículo es que tanto tu habilidad para el orgasmo y la cantidad de placer que recibas del mismo, no es una cosa estática. Tu tienes el poder para mejorar ambas. Una de las mejores maneras que puedes hacer esto es asegurándote que tus músculos de la pelvis sean fuertes.

Por Marta B.

La cosa más importante que quiero que te quede de la lectura de este artículo es que tanto tu habilidad para el orgasmo y la cantidad de placer que recibas del mismo, no es una cosa estática. Tu tienes el poder para mejorar ambas. Una de las mejores maneras que puedes hacer esto es asegurándote que tu músculos de la pelvis sean fuertes. Puedes haber escuchado ya acerca de show exóticos de stripping en tierras lejanas donde las mujeres son capaces de hacer “trucos” con sus vaginas (como recoger monedas o chorrear a sus patrones). Son capaces de hacer esto porque se han entrenado y fortalecido sus músculos pubicococcígeos (PC) hasta un punto donde tienen control total sobre cómo los usan.

No estoy sugiriendo tampoco que aprendas a recoger monedas del suelo con tu vagina para impresionar a tu novio (aunque por supuesto que podrías), pero estoy sugiriéndote de que hagas estos mismos ejercicios para lograr los beneficios. Por qué? Porque fortaleciento tus músculos PC (que son aquellos que rodean la entrada de la vagina) no solo hace que tu vagina sea más estrecha (lo cual excitará a tu novio), también incrementará todas las sensaciones placenteras de tu vagina durante el coito, la intensidad de los orgasmos que experimentes y ambos incrementarán su confianza sexual.

Todo parte de algo tan sencillo como ejercitarse para pretender detener la orina! Esto puede ser hecho dondesea, a cualquier hora, con nadie más que tu, la hechicera! El título oficial de estos ejercicios es “Ejercicios Kegel” (nombrado así por el doctor que los inventó) y a fin de hacerlos simple pretende que necesitas parar de orinar. Al inicio se sentirá extraño, así que practica gradualmente. Comienza sosteniendo los músculos contraídos por una cuenta de cinco y luego incrementa a una cuenta de 20 o más y añade más repeticiones.

Una vez te hayas puesto a tono con esta parte de tu cuerpo comenzarás a aprender cómo estos músculos funcionan en realidad. Estarás más conciente de ti misma de formas totalmente nuevas. Experimenta contigo misma. Prueba estos ejercicios mientras te masturbas. Sea con tus dedos, dildo o vibrador y mira si comienzas a sentir nuevas sensaciones en tu vagina mienstras se contrae alrededor del objeto (pero claro, asegúrate de que estes excitada y bien lubribada mientras lo haces). Trata de apretar por pequeños momentos y luego por largos ratos sostenidos. Cuál se siente mejor? Incluso puedes aprender a contraer tus músculos vaginales solo cuando la penetración es profunda y aflojar cuando retrocede. Crea esto alguna sensación interesante para ti?

Por qué no invitar a tu novio a la diversión? En otra ocasión hablamos de hacer que tu amante te penetrara mientras tu o el también estimulaba tu clítoris. Trata esta vez de que lo haga hasta después de que tu hayas practicado estos ejercicios por una semana o dos y vean juntos la diferencia que se siente, prueba nuevas posiciones – contigo arriba, con él atrás tuyo o los dos por atrás y recostados sobre la cama.

Estrechar tus músculos PC te ayudará además a localizar tu punto G más fácil. Para la mayoría de las mujeres el punto G puede ser casi que un reto de ubicar, si acaso lo encuentran!, pero una vez que lo hacen vale la pena el esfuerzo. De todo lo que he leído tal parece que la ciencia y los doctores están aún debatiéndose sobre qué es el punto G (y algunos si incluso existe o no). Una de las explicaciones más interesantes y lógicas que he escuchado es que se trata de la parte interna del clítoris cercano a la vagina, lo cual explica su especial sensibilidad al estímulo.

En mi experiencia encontrar tu pu nto G no es cuestión de que al primer intento ya está! – Es una exploración y tus dedos tal vez no sean lo suficientemente largos o fuertes para lograr el truco – tal vez tengas que confiar en la ayuda que te pueda dar tu novio. Usualmente se haya a 5 centímetros de la entrada de la vagina en la pared frontal, no se siente para nada diferente al tejido alrededor hasta que estás plenamente excitada. Para mí personalmente, lo encuentro más fácil si estimulo mi clítoris al mismo tiempo – dispara una respuesta placentera inmediata.

Una reacción común a la estimulación del punto G es la urgencia de orinar, pero si uno es paciente esta sensación es pronto remplazada por una de placer. Trata de hacer una mezcla para tu orgasmo primero – esto es estimular tanto tu punto G como tu clítores a la vez. Los orgasmos mixtos son más intensos que aquellos producto solo de la estimulación de solo un punto. También el orgasmo mixto puede proceder de la estimulación vaginal y anal a la vez (pero para que la estimulación anal sea más placentera no necesitas se penetrada, simple y sencillamente se requiere golpear con gentileza la parte exterior del ano).

Si los orgamos que experimentas de la estimulación del punto G no parecen ser nada diferentes de los que ya conoces – date un tiempo. Tu vagina pueda que necesite “despertar” luego de años de haber sido dejada en el olvido. La mayoría de mujeres no tratan a sus vaginas con el respeto y cuidado que merecen. Aprendemos a que es un lugar del cual sentirse avergonzadas así que puede tomar algún tiempo (y cuidado) para comenzar a sentir un verdadero placer ahí. De nuevo, recuerda que puede que necesites la ayuda de tu novio o amante para conectarte con tu punto G, o puedes probar con juguetes sexuales diseñados para la localización del punto G y brindarte placer.

Así con el descubrimiento de cualquier cosa nueva sexual, necesitas apartar algún tiempo para crear una experiencia gratificante. El acto sexual rápido y furioso puede ser placentero más tarde – una vez descubras cómo crear la sensaciones que quieres – pero esto es algo que pueda tomar meses comprender. El sexo fabuloso y placentero es muy importante así que date el tiempo para aprender todo lo que puedas.

Una vez hayas aprendido a despertar tu punto G por ti misma o con un juguete pasa con tu novio o amante a descubrirlo juntos y verás como esos días de relaciones sexuales aburridas o dolorosas se acaban! Al inicio es mejor darte tu misma el placer de descubrir tu punto G o darte un orgasmo mixto sea de forma manual y/o oral para luego pasar al acto sexual. Esto es cuando tu aprendes cuán maravilloso es ser una mujer y nuestra habilidad innata para sostener orgasmos múltiples. Puede que necesitas un poco de estimulación en tu clítoris para que las cosas se calienten así que posiciones como “encima”, “la cuchara” o “perrito” puede que sean tus favoritas.

Ya para cerrar quiero que hagas de tus orgasmos la cosa más importante a la vez de complacer a tu pareja. Sí, las mujeres somos sexualmente misteriosas. Sí, nuestro despertar sexual puede que sea un reto para aprender cómo llegar de la excitación al orgasmo – pero eso no quiere decir que merezcamos tener menos orgamos que nuestros amantes. No darte la atención que te mereces afectará tu vida sexual. Lo que tienes que aprender entonces es cómo conseguir el placer y el deseo que necesitas!

Loading...