Después de la invitación para tener una cita contigo, sí, puedes regocijarte un poco, pero esto no te tiene que llevar mucho tiempo, necesitas entrar de inmediato a los preparativos para la primera cita, el día que has estado esperando que se hiciera realidad. Tu preparación es ahora lo que más importa. Cuando no sabes que hacer exactamente, déja en nuestras manos tu preparación.

Estos son consejos que con toda seguridad te llevarán por el buen camino de la cita que te has imaginado:

* Establece una fecha temprana para la cita

Cuando quedan para una cita semanas después, esto podría hacer que tu paciencia quebrante y tan solo añadiría más estrés para ti. Al inicio podrías sentir ese entusiasmo dentro de ti, pero a medida pasen los días, podrías volverte más impaciente.

* Escoge un lugar menos formal

Para la primera cita, no sería muy cómodo si escoges un lugar donde te sentirías fuera de lugar. Mejor ten en mente un lugar que sea menos formal, pero más divertido. Eso de hacer las cosas muy formales podría detenerte en tu propósito de conocerse mejor.

* A la hora del almuerzo la primera vez

Para todos aquellos que tiene una “cita para conocerse mejor”, es aconsejable que tengan una cita temprano de modo te enredes tratando de hacer las cosas demasiado especiales. Siempre podría haber un toque romántico incluso a plena luz del día. Las citas en la noche pueden seguir después de la primera cita.

* Piensa más en la persona y no en lugar

Sentir presión por el lugar, la comida a ordenar y las ropas para vestir son tan solo cosas secundarias y no deberían imponer demasiada presión sobre ti. Si dejas que esto pase, seguramente te ahogarías entre tanta presión y te olvidarías del propósito real de la cita.

* Informal pero no desaliñado

Como mencionamos arriba, tienes que escoger un lugar que sea menos formal, pero eso no quiere decir que tenga que ser desaliñado y tú tampoco tienes que lucir igual. Vístete presentable, mas no así de formal.

* Tu situación económica no es el tema

Existen muchas cosas divertidas y ligeras sobre las cuales hablar, no presumas de lo que tu o tu familia tienen. Esto no se vería muy bien y tan solo arruinaría el resto de la cita. La humildad seguramente sería tu pase hacia más citas por venir.

Estos son algunos de los muchos consjoes que necesitas tener presente de modo que puedas guardar buenos recuerdos sobre la fantástica cita que tuviste. Desde luego, también tienes tu propia elección sobre como hacer de este día una ocasión especial.

Loading...