En 1986, el gobierno federal de Canadá pasó el Acta de Equidad Laboral el cual iba enfocado a la contratación de cuatro grupos designados: mujeres, aborígenes, minorías visibles y los minusválidos.

En el tiempo que la ley fue creada, los hombres dominaban el sector público con 58% de los trabajos y más de 95% de los cargos ejecutivos.

Ya no más. Ha habido un tremendo giro en estas cifras, que muestras a las mujeres con un 55% de todos los trabajos en el sector público y cerca de 43% de los puestos ejecutivos.

Aunque las mujeres están todavía enclaustradas en los trabajos clericales y administrativos del sector público, lo que sorprende es que hay más mujeres que hombres en los puestos de “conocimiento”, con números que doblan en los campos ejecutivos, informática, científicos y otras áreas entre 1996 y 2006.

Para crédito suyo, Maria Barrados, presidenta de la Comisión de Servicio Público ha declarado que en vista de estas estadísticas, es tiempo de reconsiderar si a las mujeres se les brinda tratamiento preferencial como se hizo en el pasado.

61% de los profesionales graduados de las universidades son ahora mujeres, y, como resultado, las mujeres están haciendo tremendos avances – no solo en el sector público, pero en otras áreas también.

Por ejemplo, las mujeres están comenzando micro-empresas en una tasa que duplica a la de los hombres. Las mujeres emprendedoras ahora son propietarias de 45% de todas las micro, pequeña y mediana empresas de Canadá y están proveyendo 1.7 millones de empleos así como contribuyendo con más de $18 billones a la economía de ese país.

¿Qué Pasa con los Hombres?

¿Dónde deja esto a los hombres? ¿Por qué no se están graduando de las universidades en al menos igual número como las mujeres? ¿Por qué las mujeres están dominando los campos tradicionalmente masculinos de la medicina y el derecho? ¿Por qué 63.7% de las deserciones escolares entre 2004-2005 fueron de hombres? ¿Qué está pasando con la juventud masculina?

Cuando las cosas comienzan a dar un giro inusitado de este modo, lejos de alegrarnos por los avances de las mujeres, es de comenzar a dudar de esta celebración y ver la mano invisible que se oculta detrás de este cambio social.

Como hemos dicho antes, esto es re-ingeniería social, es decir, planificación de la sociedad por parte de la Élite Financiera.

Razones para la Deserción Masculina

Desafortunadamente, una de las razones principales para este cambio en el comportamiento de los hombres es que la teoría feminista ha tenido un duro y despiadado dominio en la educación. Los chicos ahora se les coloca en segundo lugar respecto a las chicas a quienes se les brinda prioridad, motivación y ventajas.

De hecho, a los hombres ya no se les motiva para que tengan éxito, en lugar de eso, se les obliga a pagar, por negligencia, por la supuesta discriminación que las mujeres sufrieron en tiempos pasados, antes de que hubiera siquiera nacido esta generación de jóvenes estudiantes.

Además, a los chicos ya no se les motiva a que asuman el rol tradicional de esposo, padre y proveedor para la familia. ¿Por qué tendrían que molestarse? ¿Por qué comprometerse con el matrimonio cuando uno puede tener una exquisita vida sexual y tener compañía sin asumir la responsabilidad de una relación de pareja?

Aún peor, a los hombres se les responsabiliza automáticamente por la violencia doméstica, cuando los estudios muestran que las mujeres son igualmente responsables de la situación. ¿Por qué a los hombres se les obliga por la fuerza a abandonar sus casas, basándose en mentiras solamente, cuando no hay evidencia de que el hombre abuse o maltrate? ¿Por qué se les obliga a los padres a pagar por la manutención de los hijos, pero no se le obliga a las madres a que brinden acceso a los padres para que vean a sus hijos por quienes tienen que pagar esa manutención?

Es decir, cuando tu ves como normal todos estos desajustes, es que sinceramente estás mal y te han lavado el cerebro y ganado tu voluntad por completo para tolerar y aceptar esta situación anómala.

Mujeres, presten mucha atención, no crean que están viviendo en un mundo con más ventajas, tengan mucho cuidado y no pierdan la perspectiva, no se engañen, todo esto que está pasando en la sociedad es producto artificial de un diseño bien pensado a lo largo de muchos años por parte de la Élite Financiera para disolver la familia, para homosexualizar a la sociedad, para dividir y controlar en el marco de este Nuevo Orden Mundial con la que estos maniáticos de la re-ingeniería social sueñan.

Siempre que se les permita a las feministas promover esta absurda premisa de que las mujeres son “víctimas” que requieren acción afirmativa y otros privilegios, la situación para los hombres, la familia y la sociedad continuará deteriorándose.

Es por eso que estas organizaciones feministas tienen que ser disueltas. O al menos, crearse organizaciones pro-valores de la familia, pro-educación, pro-derechos de los hombres para que tengan una voz en la mesa de discusión y equilibrar esta decadente situación, mientras la lucha continúa desde otros frentes también para acabar con los planes psicópatas de la Élite Financiera que busca destruir todo lo bueno que tiene la humanidad en su estado natural.

Loading...