Cómo analizar tus sentimientos, aprende de tus relaciones pasadas y continúa con tu vida.

No hay duda alguna sobre esto, las separaciones son dolorosas para ambas partes involucradas. Ya sea que termines como si te quitaras una cinta adhesiva de la piel o plantaras la semilla y lo trataras como un proceso, acabar con una relación no es tarea fácil.

A menudo los desafíos que enfrenta la persona que inicia la separaición gravemente subestimados. Los amigos y la familia son muy probables aliados cuando sus seres queridos “terminan”, mostrando menos empatía y preocupación cuando cortan los lazos.

Si has experimentado esto, con seguridad sentiste mayor soledad que en tu última relación estando en la cama al lado de tu ex quien solo se daba cuenta de tu existencia durante los comerciales. Claro que deseas que alguien reconozca tu dolor.

Cortar con alguien es especialmente difícil cuando no deseas de verdad dejar ir a la otra persona. Tal vez, tu mente te dice que es lo mejor para tu bienestar mental y emocional, pero tu corazón desea seguir creyendo en el potencial de lo que pudo haber sido. Tal vez sientes que deberías cortar con esta persona porque ya te rechazo.

¿Tolerar ese mal comportamiento o llorar tantas lágrimas finalmente llevó a la conclusión de que terminar es la única opción saludable? Sí, tus amigos y tu familia con seguridad vieron eso, pero ¿por qué pareciera como si esperaran que tuvieras una recuperación instantánea feliz el minuto después de que mandaste por un tubo a tu antiguo amor?

Si deseas algún consejo para lamentar las pérdida, primero, perdona a tu círculo social cercano por ser humanos e imperfectos en su naturaleza. Luego, considera los siguientes consejos para lidiar con la separación:

Permítete sentir tus sentimientos: Es crucial que abraces tu realidad, sintiendo todas las emociones que hayas hecho a un lado para hacer que tu relación pasada funcionara por tanto tiempo como se pudo. Va a doler. Incluso si sabías que tu relación no iba hacia ningún lado desde el día de tu primera pelea, tu no tienes de verdad que confrontar la verdad de que tenía que terminar hasta que la terminaste. Ahora es tiempo de vivir el cliché. Escucha las despechadas canciones de Alanis Morissette y come chocolate hasta hartarte.

Aprende de tu relación pasada: Cada relación brinda una multitud de lecciones y oportunidades para crecer. Incluso si llegaste a la conclusión de que todo lo que al final hiciste fue descubrir lo que no deseas en una pareja, estás mucho más cerca de encontrar lo que sí deseas en una relación ideal. Antes que salgas de compras por algo mejor, en serio reflexiona en lo que te gustaría sacar de esta pasada relación y lo que te gustaría dejar atrás.

Pon Manos a la Obra: Ten presente que dedicar largos períodos de tiempo al sufrimiento requerirá dedicarte unos días para laborar en tu salud mental. No es bueno para tu cuerpo mente o alma sufrir tanto. Tienes una vida que vivir, ¡así que sal y vívela! Conoce a nuevas personas, ponderá si te vendría bien iniciar una nueva relación – idealmente después de haber pasado algún tiempo trabajando en tu auto-mejoría – y cultiva los intereses y pasatiepos que te harán sentirte de verdad con vida.

Cuando las cosas se sientan difíciles – y se pondrán difíciles después de iniciar la separación – recuerda, como dice la canción: “Cada nuevo comienzo viene del fin de otro comienzo”.

Loading...