Algunas veces, algunos hombres aterrizan o cierran el día con el siguiente pensamiento: “si no he logrado que ella me enfoque hoy, lo dejo por esas… debe ser simplemente que ella no está interesada

Gran, ¡gran error! ¿Por qué precipitarte a renunciar a ella? ¿Por qué actuar como un perdedor sin antes poner en práctica algunos de esos recursos clave que no fallan nunca? ¿Te gustaría aprender a seducir?

Permite que comience por asegurarte que la mayoría de los hombres tienen una habilidad innata  para evaluar si una mujer está realmente interesada en ellos. Pero… tranquilo: si tú sientes que no la tienes, no hay nada malo en ti: simplemente quizá nunca has puesto en práctica algunos consejos que facilitan esas habilidades que no son otra cosa que una especie de “sensores” para saber si le gustas.

Algunos estudios recientes han demostrado de hecho que la mayoría de los hombres fallan al leer las señales de interés que emite una mujer. Parece contradictorio con lo que afirmaba antes, pero presta atención de qué forma no lo es.

Dijimos “la mayoría de los hombres tienen una habilidad innata para…” esto es lo mismo que decir –un tanto jocosamente – que “vienen equipados con sensores que le permitirían hacer tal cosa…” Ahora bien: que ellos sepan cómo usar esos sensores o –mejor dicho- cómo  interpretar las lecturas que perciben a partir de esos sensores, es otra cosa y precisamente a ese punto dedicaremos este artículo.

Seguramente…, hasta ahora has estado convencido que si una chica estuviera interesada en ti, lo sabrías. ¿Cierto? Pues bien, resulta que  según ese estudio  el cerebro de un hombre está diseñado pero simplemente no entrenado para ver muchas de las señales sutiles e inusuales que envían las mujeres. Para que tengas una referencia clara: el estudio en cuestión reveló que  los hombres confundían las señales de interés romántico con las señales de amistad en el 70% de las situaciones. También sucede a la inversa: muchos hombres confunden las señales de amistad de una mujer, como por ejemplo su forma de sonreír, con signos de interés romántico.

¿Y si pudieras evitar la enorme cantidad de problemas que esto puede traer para ti? ¿Y si tuvieras la respuesta a eso que  siempre te preguntaste: cómo ese chico de la escuela secundaria recibió a todas las chicas y nunca fue rechazado?

Muy simple: porque seguramente él simplemente podía leer sus “señales de interés” y en consecuencia nunca se arriesgó a hablar con las chicas equivocadas, por lo que nunca se puso en una situación para ser rechazado.

Al grano. ¿Cuáles son estas señales?

  • El contacto visual. Si ella sostiene contacto visual contigo por tiempo algo más prolongado que un cruce de miradas casual, ponte en guardia: si te gusta es momento de evaluar mejor esa mirada.
  • Su sonrisa. Este es un punto donde muchos hombres se equivocan como señalamos antes pues es difícil discernir una sonrisa social o de cortesía con una sonrisa que signifique un interés especial en ti. ¿Cómo saberlo? Muy sencillo: mira sus ojos. Si ella sonríe no sólo con los labios sino también con la mirada, puedes estar seguro de que ha enfocado su atención en ti de un modo especial.
  • Un primer contacto físico que no parece ser un roce casual. Si por ejemplo están conversando y ella coloca una mano en tu hombro, o están riendo y sucede lo mismo… ¡atento! Es una buena señal.
  • ¿Ella baila sola en medio de parejas o un grupo de amigos? Enfócala y observa con cuidado: es posible que esté tratando de llamar tu atención y haga un gesto para invitarte a su lado.

Ahora sí. Atento a esas señales, ya estás más informado sobre lo básico para aprender a seducir y no fallar en el intento, por intentarlo una y otra vez con la persona equivocada. A poner en práctica estas habilidades y ¿por qué no? sumar otros aprendizajes desde tu propia experiencia.





Cargando...