Cómo leer entre líneas el “he perdido el interés en ti”. Muchos lo describen de diferentes formas … el punto cuando la luna de miel retrocede y la realidad entra en escena, cuando las cosas que encontraban adorables y encantadoras de ambos pasan a ser las cosas que irritan de ambos, cuando el verdadero trabajo de llevarse bien juntos comienza.

De hecho, muchos consejeros recomiendan esperar dos años antes de tomar cualquier decisión sobre su relación de pareja – especialmente el matrimonio. ¿Por qué tantas relaciones implosionan o simplemente pierden todo encanto después de la marca de los dos años? Una explicación superficial que a menudo se oye es “perdí el interés”.

OK, desde una perspectiva bioquímica hay algo de cierto en esa aseveración. La transición de “sentir enamoramiento” a “estar enamorado” es difícil para muchas personas. Están atascados en los ímpetus químicos del amor ciego o infatuación. Prefieren encontrar a una persona nueva y esperan que esta vez puedan volver a ese estado celestial que dure por siempre.

¿Por Qué Renunciar Ahora Podría Ser la Idea Correcta?

Existe un valor potencial en este impulso. De tres a seis meses dentro de una nueva relación (el punto cuando lo más intenso de estos ímpetus químicos están remitiendo) puede ser el momento exacto para darle fin. Es cuando ves a la otra persona con más claridad y no tienes idea que viste en un principio en tu pareja. Así que, si te has dado cuenta que esta persona no es en definitiva con quien vas a pasar el resto de tu vida, adelante: hazlo ahora. Es mejor abandonar la relación, a esperar a que el hábito se instale.

Por Otro Lado

Sin embargo, si tu deseo de dar fin a la relación tiene que ver más con “ese no se qué ya se acabó” que con una perspectiva más aguda de cómo ustedes dos no se llevan para nada bine, podría ser inteligente detenerte y reconsiderar tus motivos. El deseo de correr puede tener más que ver con ser una persona adicta a las infatuaciones o a “sentir mariposas” las 24 horas del día. Esta clase de personas codician las emociones altas que se sienten con una nueva persona que les interese románticamente. Buscan a la persona “perfecta” más que tener una relación de verdad con otra persona imperfecta. Solo tu puedes darte cuenta si tu relación con tu pareja es lo suficientemente duradera como para seguir adelante. Pero no te olvides de que la química del enamoramiento atraviesa distintas fases y que tienes que tener en cuenta cuando sopeses tus ideas y sentimientos.

El Amor Después de la Lujuria se Pierde: ¿Qué Tal en tu Caso?

Es conocida de distintas maneras, incluyendo el sistema de apego y el amor de compañía. En una relación amorosa comprometida, te mueves dentro de un circuito bioquímico menos frenético, una curva más plana. Como la química de la atracción, esta recorre una miríada de caminos entre tu cerebro y tu cuerpo – de forma diferente, de ningún modo mejor o peor. No es cierto de que siendo amantes de larga data, ya no experimenten lujuria de nuevo. Las encuestas dicen que la gente casada tiene sexo más a menudo y están sexualmente más satisfechos que los solteros. Pero el sexo y el romance no son los motores principales de tu relación. Estás pensando más allá del Sábado por la noche. Eres una persona más práctica.

Hay una nueva química corporal detrás de tus pensamientos, sentimientos y sensaciones físicas respecto a esta persona con la que es decidido quedarte. En lugar de los impulsos de la atracción, existe un flujo más estable de endorfinas navegando en tus sinapsis y en tu torrente sanguíneo. Las endorfinas son químicamente muy similares a la morfina. ¿Necesito explicar más eso?

La Calma que Brinda el Amor a Largo Plazo

Dos amantes en una relación continua disparan la liberación de endorfinas mutuamente. Esta hormona resida en las terminaciones nerviosas del cerebro y viaja entre sinapsis, juntándose en áreas específicas del cerebro para crear el efecto amoroso tranquilizante y reductor de la ansiedad de las endorfinas. Las buenas noticas son que en una relación estable, tus niveles de endorfinan se acumulan con el tiempo, cortesía de todo ese buen amor.

Espera, todavía hay mas. Por encima de las endorfinas tranquilizantes que necesitan tan solo de la sonrisa en el rostro de tu pareja para liberarse en todo tu torrente sanguíneo, ustedes dos cuentan con grandes cantidades de oxitocina – el súperpegamento hormonal que los empuja a ambos a estar juntos – bombeando en todo su organismo producto de tomarse las manos y los cariños que se prodigan a diario.

Además, recibes todos los beneficios bioquímicos principales que se derivan del sexo. La experiencia corporal del sexo coital no cambia de la fase de atracción a la fase de apego en una relación amorosa. En otras palabras, si era bueno al inicio seguirá siendo bueno después. De hecho, muchas parejas dicen que las relaciones sexuales mejoran a medida se profundiza en la intimidad.

Para la mayoría de las personas, mantener la pasión viva en una relación de largo plazo requiere de intención y esfuerzo. Con las distracciones como los niños, el trabajo y el distanciamiento de algunas personas a causa de distracciones que requieren menos intimidad (ej. pornografía en Internet, TV y demás), tienen que hacer tiempo de forma consciente para el romance y buscar nuevas maneras de reavivar la chispa sexual con su pareja. Tienen que comprometerse a no dar por hecho que cuentan con su pareja después de años de estar juntos. El amor a largo plazo no es fácil, pero esta cargado de recompensas.

Loading...