El amor es en verdad el amor a la pefección (Dios). La gente no es perfecta. Se nos ha lavado el cerebro para sustituir nuestro amor a Dios con la adoración de personas, ej. romance y sexo. Esto es idolatría.

La Élite Financiera, los Judíos Cabalistas y los Masones están esclavizando a la humanidad con un velado “gobierno mundial” tiránico dedicado a Satán.

A través de la historia han provocado división instigando guerras, depresiones económicas, calamidad y corrupción. También han creado una sociedad disfuncional con la promoción mediática de creencias erróneas y de anti-valores.

Los Protocolos de los Sabios de Sión declara: “Debemos introducir dentro de su educación aquellos principios que de manera brillante quebranten su orden”. (16)

Ya que la Élite Financiera dicta la moda a través de los medios de comunicación que ellos controlan, es solo cuestión de moldear la psicología de las masas para desestabilizar a la sociedad.

Solo tienen que presentar comportamientos tales como el sexo premarital, la promiscuidad, el adulterio, la homosexualidad y la obscenidad como si fueran lo más normal y saludable del mundo. Promueven la disfunción de formas todavía más sutiles. ¿Has notado que en la TV y en las películas, existe una correlación irrealista entre la apariencia física de la persona y su estatus moral?

Los “buenos” son atractivos mientras que los “malos” son feos. Las mujeres bellas rara vez se retratan como malas. De ese modo inconscientemente se adoctrina a la población para que crea que la belleza y la bondad son idénticas.

Como consecuencia, la mayoría de los hombres y las mujeres persiguen la belleza como si fuera una religión.

Esto es deliberado. La Élite Financiera es satanista en esencia; puesto que desea que adoremos falsos dioses: sexo, dinero, fama y poder. Desean que adoremos a mujeres bellas cual si fueran “diosas”. Los hombres están siendo adoctrinados para creer que el amor de una mujer bella (diosa) es el clímax de la existencia humana.

Uno de los pioneros del “humanismo” fue el filósofo masón Augusto Comte (1798-1857). Él aconsejó que se idealizara a las mujeres como un método para “secularizar” a la sociedad:

“Las mujeres deben convertirse en diosas”, escribió en “Sistema de Política Positiva” (1854). “Al sustituir diosas por dioses, sancionamos la preeminencia legítima de las mujeres” (Vol. 4, P. 446).

Al inflar artificialmente la importancia de las mujeres, la Élite Financiera socava y desestabiliza a la sociedad entera.

Los hombres y las mujeres están para adorar (ej. amar) a Dios; las mujeres están para seguir el liderazgo de su esposo. Al poner en un pedestal a jóvenes mujeres bellas, la pirámide es invertida y el orden natural de la sociedad es desestabilizado.

Con “Dios” me refiero a ideales espirituales como la verdad, la belleza, la justicia y el amor.

Más Sobre la Mentalidad del “Amor y Sexo”

Existe un acuerdo universal dentro de la sociedad occidental respecto a que el amor es el camino a la felicidad. Este mensaje es bombardeado en nuestras mentes en casi el 80% de las canciones y las películas.

Tomemos por ejemplo una película como “Serendipity”. El personaje de John Cusack se enamora de Kate Beckinsale, pero luego pierde contacto con ella. La película entera relata su frenética búsqueda de la chica y cuando finalmente la encuentra, es presentada como la Segunda Venida de Cristo.

La mujer se ha convertido en una sustituta de la propia alma del hombre. Él ha perdido su alma por amarla a ella y ahora piensa que ella le va a devolver el alma.

La razón por la que traigo a colación este tema es que por mucho tiempo fui víctima de los medios de comunicación masivos. Sobrevaloraba al amor, al sexo y a las mujeres. La esencia de la masculinidad es el poder. Esto es lo que las mujeres desean en un hombre.

Pero gracias al mal favor que le hacen los medios de comunicación o propaganda masivos a las mujeres, los hombres están tan fascinados con la belleza femenina que no se atraven a abordar las mujeres por temor, tal es el pedestal de idolatría en que las tienen; del mismo modo, las mujeres están demasiado ensimismadas persiguiendo su belleza ideal como para seguir a un hombre. Como resultado, ninguno es capaz de establecer un vínculo mutuo. Ninguno madura como para asumir la responsabilidad de la vida en pareja y en familia. Por lo tanto, el desarrollo normal de los seres humanos se interrumpe y se sustituye por una obsesión con el sexo.

Desde luego que la atracción sexual (lujuria) es a menudo confundida con el amor. La Élite Financiera ha dotado al acto sexual de expectativas religiosas y psicológicas ridículas. Es el sagrado sacramento de la falsa religión. El resultado es que la gente de modo patético finja el amor que tanto ansían teniendo sexo anónimo.

La aceptación del sexo anónimo ha degradado todas las relaciones humanas al nivel de una suerte de excitación barata. Para mi, esta es la mejor prueba de que la humanidad está en la palma de la mano de satanistas.

El sexo no tiene importancia a menos que sea como medio de expresión del amor. Es un apetito físico como el hambre.

Las parejas no deberían sentirse presionadas a mantener el estándar romántico promovido en los medios. Un matrimonio exitoso y duradero está basado en el apoyo mutuo, la compañía, el compromiso, el respeto y la confianza. La atracción sexual es nada más uno de los factores que contribuyen.

Dos personas se prometen devoción a pesar de sus muchas imperfecciones. Aman a la verdadera persona, no a la ideal. Pero la ideal sí reside dentro de cada alma. Ahí todos somos bellos.

No busques la felicidad o la perfección fuera de ti. No busques a alguien que te devuelva la vida, tu alma, tu felicidad. Adora a Dios descubriendo la verdad enterrada en tu alma.

La gente no debería de amarse con ese sentido de adoración. Este amor mal comprendido ha saboteado y destruido incontables vidas.

CONCLUSIÓN

La humanidad ha sido secuestrada por un culto satánico, los Illuminati, que son Cabalistas y Magos Negros. Nuestra civilización está basada en una negación de la existencia y designios de Dios. En efecto, esto es esencial para negar el Diseño Inteligente, (el cual debería ser evidente de por sí) y la existencia de la moralidad y la verdad.

Dios es Conciencia lo cual es la Realidad última: Verdad, Bondad, Amor, Belleza y Justicia. Es por esto que todos queremos y anhelamos estos ideales, porque todos en realidad sentimos necesidad de Dios.

Somos como radios que se sintonizan con esta frecuencia. Obedecer a Dios, la fe y la verdadera religión consiste en ingresar a esta conciencia y comportarse como corresponde. Esta es nuestra verdadera identidad.

La Élite Financiera desea sustituir todo esto por su propia realidad que sirva a sus propósitos. Es por esta razón que nos condicionan a perseguir de forma auto-destructiva a falsos dioses como el romance y el sexo. Su motivación última es oculta, no comercial. Quieren atrofiar nuestro desarrollo biológico y espiritual para así domesticarnos. Si estás en un culto satánico, eso es lo que haces.

Loading...