Con el paso del tiempo las llamas se vuelven polvo. Es solo cuestión de tiempo para que las amistades se desvanezcan al igual que las relaciones de pareja. De hecho todo tiene un límite y es solo cuestión de tiempo para que las mejores cosas de la vida se hundan como piedras en un pozo.

Lo que queda al final son sólo recuerdos agridulces que te acompañarán durante tus días más sombríos. Pero no todas las relaciones están destinadas a un total fracaso…La felicidad eterna también existe.

Hace un tiempo tuve una maravillosa experiencia con una chica de la cual me enamoré. Me atraía la belleza en general que tenía. Sin embargo, la distancia entre nosotros dos le hizo sentir miedo acerca del futuro de nuestra relación. Ella decidió terminar con la relación y eso me rompió el corazón por un largo tiempo. El mundo entero se derrumbaba ante mis pies y yo no sabía qué hacer. Y negarlo todo sólo hizo que las cosas fueran aún más difíciles para mí.

Algo positivo que ocurrió fue que la pude recuperar un tiempo después. Pero el propósito de este artículo es que NO cometas los mismos errores que yo cometí en el pasado.

-Utilizar el teléfono desde el principio

Cuando las cosas comenzaron a ponerse difíciles gastamos mucho tiempo tratando de hablarlo todo por teléfono. La peor parte fue cuando intercambiábamos mensajes de texto. La situación no estaba mejorando para ninguno de los dos pero yo continué utilizando ese medio para comunicarme con ella y arreglar las cosas. Cometí un gran error.

¿Cuál es la lección?

El teléfono es el peor medio para conversar cuando hay tensión en el ambiente. Tampoco envíes mensajes de texto. Hay situaciones en la vida en las que sólo hablando personalmente se pueden arreglar las cosas. Existen momentos en las relaciones en los que el hilo que une a ambos miembros de la pareja es tan fino que una palabra mal dicha o una frase a medias puede ser el fin de todo. NO le envíes mensajes de texto a tu novia si la relación se encuentra en un momento tenso.

-Dejar de hacer ejercicios físicos

No sentía motivación para hacer nada a pesar de que los ejercicios físicos siempre habían sido una parte fundamental de mi vida. Al dejar de hacerlos sucedió algo terrible: mi cuerpo comenzó a ponerse fofo y feo.

¿Cuál es la lección? No dejarse caer nunca y no dejar de hacer ejercicios físicos porque no estés de “humor”. En realidad, el ejercicio es muy bueno porque en un momento de tensión de la pareja te puede ayudar a través de la liberación de endorfina. Esta sustancia tiene el poder de hacerte sentir más feliz, saludable y aliviar el estrés que puedas sentir.

-Demasiado arrepentimiento

Seguí culpándome por lo que había pasado. Mi pensamiento continuaba golpeándome y me sentía culpable por las circunstancias en las que me encontraba. Me tomó un tiempo darme cuenta de que uno no tiene toda la culpa. Una ruptura de pareja siempre es culpa de los dos.

¿Cuál es la lección? Muestra más respeto hacia ti mismo y sigue adelante especialmente cuando estés consciente de que no has hecho nada malo. Todos cometemos errores y tú y tu novia no son una excepción.

Espero que hayas aprendido algo. El amor le da sentido a nuestra existencia, así que por favor no dejes que se te escape.

Loading...