Caracterizaría a la feminidad como ser en esencia pasiva y expresiva en las muchas maneras en que el color completo de la feminidad es apreciada? eso es, confiar en la seguridad del hombre como el proveedor dominante, para que ella sea la ama de casa, mientras que ayuda al cuidado de los niños en lo que el hombre anda afuera laborando.

A menudo pensamos en los transexuales como personas que desean borrar las fronteras entre los géneros, pero de hecho tienen un sentido más agudo sobre las diferencias de género que los heterosexuales normales, especialmente en estos días. Son personas que nacen en el cuerpo de un sexo, pero tienen la psicología del otro.

La última semana, recibí un email de una “Cynthia” en Inglaterra con un enlace sobre una chica amonestada en su escuela por vestirse con una falda.

“Cuando yo iba a la escuela en los setentas y ochentas, las chicas vestían de falda… esto es indignante”, escribió Cynthia. “Se está volviendo tan evidente para aquellos quienes tenemos los ojos abiertos de que algo muy serio está pasando y que intenta socavar nuestra sociedad al eliminar los géneros, lo cual es como tú dices, un intento bastante deliberado de lograr un objetivo mayor por las élites como es el de destruir la unidad familiar”.

Seguido de eso, Cynthia reveló “nací como hombre (ahora es mujer después de la operación en el 2003 y está feliz), se unió al ejército a los dieciocho y sirvió por seis años y también seis años como reservista. Sufrí de disforia de género la mayor parte de mi vida hasta la operación a mitad de mis treintas y ahora soy una mujer de apariencia normal, llevando una vida normal con una pareja masculina heterosexual”.

Aquí está parte de la historia de Cynthia y sus ideas sobre las diferencias de género:

“Existe una diferencia entre una condición médica tal como la mía y una donde la fusión de género y la sociedad sobre-sexualizada? están destruyendo lo que son los roles tradicionales masculinos/femeninos.

No me gusta colocarme etiquetas y no me veo como transexual ya que creo que somos lo que vemos que somos. Me considero femenina, pero no como una mujer que tiene vientre? Me gustaría que pudiera sonar más sencillo, pero estas cosas nunca lo son.

Cuando tenía cinco años, supe que algo no estaba del todo bien, así que había mucha confusión en cuanto a cuál era mi lugar en la vida. Sentía miedo a veces, ansiedad, inseguridad, buscaba reafirmación en especial de mi mamá quien se había separado recién de su marido (mi papá) después de una relación turbulenta y a veces violenta.

Los reveses familiares no podían haber contribuido, pues no creo que sean responsables por mi disforia de género. No tenía nada que ver con no tener un padre en mi vida, ya que mi mamá se casó tan solo tres años después. Ese sentimiento respecto a mi género residía en mi nada más, para ser honesta, es solo que necesitaba las circunstancias/sociedad y la gente necesarias para permitir que todo aflorara.

No fue sino hasta el 2003, que comencé la transición de forma apropiada. Estaba viviendo como una mujer 100% desde entonces. A partir de ahí, no he vuelto a ver para atrás. Pero, no es un viaje que recomendaría para los cobardes o aquellos que son travestis buscando satisfacer un fetiche?. Y existen esas clases de personas, pero muy rara vez funcionan como una mujer normal.

FEMINIDAD

Una mujer/fémina sí disfruta con que le abran la puerta (y cualquier mujer/fémina que no le guste o es que no está siendo honesta o es una feminista o marimacha), yo sí que lo disfruto.

La feminidad tiene que ver además con estar relajada de forma natural con tu propia sexualidad en cualquier lugar, sea en el hogar o en público. La sensualidad no tiene connotaciones de sexo escrito en la frente, tampoco se trata de desnudez o de vestir atavíos provocativos ? es la polar oposición de la falta obvia de sensualidad del hombre lo que yo siento es la atracción entre hombres y mujeres, y las ropas y manierismos son en parte una expresión de esto.

MASCULINIDAD

Creo que la masculinidad es la apreciación de ver a las mujeres como el sexo débil, físicamente hablando. Es además el deseo natural de ser el proveedor y protector de la familia. También radica en ser respetuoso hacia las mujeres y en la seguridad para caminar del hombre. En tiempos turbulentos es masculino ser valiente y ayudar a los desafortunados y/o salir adelante por alguien.

¡Esto es algo que hace falta seriamente hoy en día! Un hombre que disfruta andar sus pantalones, pero no es violento ni agresivo y es modesto en su masculinidad? irónicamente esta modestia lo hace más masculino.

Pienso que un hombre sucio con ropas maltrechas es poco atractivo y es en la forma en que camina un hombre, en términos de exceso de confianza como la falta de la misma, lo que lo hace poco atractivo.

Un hombre nada inteligente es poco atractivo ya que es un borrego y tiene mentalidad de tal y es alguien quien le grita a la gente en las calles tratando de obtener la atención de los demás.

Un hombre inteligente que cuida de su presentación y viste una corbata o una camisa limpia de cuello abierto es bastante atractivo. Un hombre que es demasiado molesto es tan desanimante como uno que pretende ser valiente y no lo es.

Una mujer que es poco limpia es nada atractiva. Una mujer que sea egoísta e indiferente es nada atractiva y las mujeres u hombres que están en las drogas son para nada atractivos. Una persona que sea borracha y malhablada es nada atractiva y es violenta”.

Loading...