La mayoría de personas que hace contacto visual tiene éxito usándolo, pero si tu tienes problemas, es porque estás haciendo algo mal. Aquí tienes algunas de las posibles razones que se me ocurren.

1.- Estás siendo intrusivo

Si alguien da la impresion de que quiere pasar a solas, entonces déjala a solas. Si tu invades su espacio personal al estar ahí sin quitar la mirada de ella, mientras ella come o está leyendo, entonces desde luego que ella pensará que eres un psicopata.

2.- Estás mirando, no haciendo contacto visual

Hay una gran diferencia entre mirar y hacer contacto visual. El contacto visual apropiado es amigable y breve. Quiere decir que das una mirada casual y prestas atencion hacia aquello que te interesa por un segundo. En cambiar, quedarte mirando a una mujer por mucho tiempo solo hará que obtengas una actitud de “¿qué estas viendo?” de parte de ella.

3.- Te esfuerzas demasiado por mirar

El contacto visual apropiado es casual y relajado. Si eres demasiado serio y te esfuerzas demasiado por establecer contacto visual, podrás parecer como alguien loco de remate o como un potencial asesino en serie. En ese caso, las mujeres cortarán el contacto visual contigo y te evitarán.

4.- Das la impresión de ser peligroso

Entre más “seguro” te veas, más cómoda se sentirán las mujeres contigo. Por “seguro” no me refiero a que te veas como un “nerdo”. Tu puedes ser un chico malo y aún así verte “seguro”. Pero si tu actúas de una manera “rarosa”, entonces las mujeres evitarán hacer contacto visual contigo a toda costa.

5.- No estás sonriendo

Una vez hayas hecho contacto visual, siempre tienes que sonreír. De este modo, una mujer podrá sonreírte de vuelta. Sin esto, no habrá “paso siguiente”. En ese caso, la situación se sentirá incómoda y las mujeres querrán cortar el contacto visual contigo.

6.- Estás muy tenso

Todo el ejercicio debería ser casual y divertido. Si estás muy tenso, las mujeres reaccionarán a tu contacto visual de una forma negativa porque estás actuando todo tenso. Hazte un favor y RELÁJATE.

Hablando de contacto visual, te daré una técnica para coquetear con las mujeres para cuando ellas te sorprendan viéndolas.

1.- Busca una tienda o restaurante donde las mujeres que trabajen lleven sus nombres escritos en placas en su atuendo.

2.- Abórdalas

3.- Haz contacto visual y sonríe. Cuano te devuelva la sonrisa, dile “Hola”… y haz una pausa.

4.- Corta el contacto visual y dirige tu vista hacia abajo donde se encuentra la plaquita con su nombre en su atuendo.

5.- Haz contacto visual nuevamente y dí su nombre … despacio.

6.- Haz una pausa y luego hazle un cumplido o un chiste sobre su nombre.

Ej. Ese es un nombre muy bonito, cuál es la historia de ese nombre? (En caso de que sea un nombre poco común, ej. Ayahuasca)

Ej. “Ese tu nombre parece como sacado de los Transformers”.

7. Espera a ver su reacción y luego comienza una pequeña conversación

Si haces esta rutina bien, harás que ella quede maravillada de conocerte.

Loading...